Descubriendo el Pueblo Mágico del Año: nos vamos hasta Pontevedra

Los Premios Pueblos Mágicos de España celebran su quinta edición con galardones para nueve municipios este año. 

Descubre las Rutas Mágicas de España y dónde encontrarlas.

Cambados.
Cambados. / Istock / Ana del Castillo/iStock

Con el inicio del mes más mágico del año, diciembre, la Red de Pueblos Mágicos de España da la bienvenida a nuevas incorporaciones. El fallo de los Premios Pueblos Mágicos de España tiene lugar siempre la noche del 30 de noviembre, que reconocen a los pueblos ejemplares de la red. Y como también viene siendo tradición, los municipios premiados este año tendrán que esperar a la próxima edición de enero de Fitur, del 24 al 28, para recoger sus galardones de bronce, creados por el Taller de Escultura Hermanos Moreno de Granada.

Torre de San Sadurniño, Cambados.

Torre de San Sadurniño, Cambados.

/ Istock / Javier García Blanco/iStock

Los Premios Pueblos Mágicos de España son el aliciente perfecto para visitar una de estas localidades tocadas con la varita de la magia. Una manera de hacerlo es a través de las 17 Rutas Mágicas por nuestro país que han puesto en marcha y que conecta varios pueblos de la red, ya sea por su proximidad geográfica o por una temática que los une. Entre los municipios presentes en dichas rutas mágicas están los galardonados en la quinta edición de los Premios Pueblos Mágicos de España este año:

Pueblo Mágico del Año: Cambados (Pontevedra).

Este año es la villa de Cambados, en Pontevedra, quien se hace con el mágico galardón. Enclavada en plena ría de Arousa, la capital del Albariño saca pecho de este famoso vino de la D. O. Rías Baixas con una ruta que permite conocer todos sus secretos y que recorre bodegas tanto de Cambados como de ayuntamientos vecinos. Además, durante 2024 Cambados ostentará el título de Ciudad Española del Vino. Para los que prefieran pasear por sus calles, tres barrios son imprescindibles: el de Fefiñáns, el de Cambados y el de Santo Tomé. Es en este último donde se encuentra la torre de San Sadurniño, uno de los mayores tesoros de la villa.

Ruinas de Santa Mariña de Dozo.

Ruinas de Santa Mariña de Dozo.

/ Istock / Mercedes Rancaño Otero/iStock

La mejor manera de obtener una vista completa de Cambados es subir al Mirador de A Pastora, desde donde se vislumbra también toda la ría de Arousa y el río Umia. Ya en el agua, se puede practicar kayak y así hacer hambre para luego perderse por algunos de los restaurantes de la villa, donde el marisco fresco es el rey. Son muchas las fiestas vinculadas a su gastronomía: desde la Fiesta del Albariño, declarada de Interés Turístico Nacional, hasta la de la Vieira o la de Santa Margarita. Esta última se celebra el 25 de julio con una Sardiñada Popular.

Premio Turismo Rural: Mora de Rubielos (Teruel).

La hermosa villa turolense, declarada Conjunto Histórico, es una joya medieval, con sus murallas aún en pie y sus antiguos portales de acceso. Pero también el gótico dejó impresionantes edificios en sus calles, como la excolegiata de Santa María la Mayor y el castillo de los Fernández de Heredia, que combinó funciones militares y de residencia señorial. Cada callejón estrecho y cada calle empedrada de Mora de Rubielos cuenta una historia mágica.

Mora de Rubielos.

Mora de Rubielos.

/ Istock / venemama/iStock

Premio Valorización del Patrimonio: Belchite (Zaragoza).

Famoso por las ruinas del Pueblo Viejo, bombardeado y arrasado durante la Guerra Civil, Belchite es testigo silencioso de los vaivenes del tiempo, pero siempre ha intentado mantener su patrimonio como huella de la historia.

Ruinas de la iglesia de San Martín, Casco Antiguo de Belchite.

Ruinas de la iglesia de San Martín, Casco Antiguo de Belchite.

/ Istock / Juan Carlos fotografia/iStock

Reconocimiento a la gestión medioambiental y espacios naturales: Castell de Ferro (Granada).

Son sobre todo la conservación de las playas vírgenes de este pueblo marinero de Castell de Ferro, en el término municipal de Gualchos, las que le han hecho merecedor de uno de los reconocimientos de los Pueblos Mágicos de España este año. Este rincón de la Costa Tropical fue uno de los primeros en acoger turistas, pero eso no ha mermado el cuidado de su paisaje, un ejemplo de que el equilibrio entre el progreso y la preservación es posible.

Castell de Ferro

Castell de Ferro.

/ Istock / Andy_Oxley/iStock

Reconocimiento a la realización de eventos culturales singulares: Borja (Zaragoza).

Es la Recreación de la entrada de los Reyes Católicos en la ciudad en 1492 la que le ha valido el reconocimiento mágico a Borja este año. Visitar la ciudad en los días en que tiene lugar la Recreación Histórica de Borja es todo un viaje al pasado.

Borja.

Borja.

/ Istock

Reconocimiento a los productos locales: Toro (Zamora).

Enclavada en una atalaya natural a 739 metros sobre el nivel del mar, la ciudad de Toro, Premio Pueblo Mágico de España 2022, tiene al río Duero como referente. Famosa por sus joyas románicas, como la Colegiata de Santa María la Mayor, o su antiguo Alcázar, Toro también es la ciudad del vino. Más de 60 bodegas dan forma a la Denominación de Origen Toro, que no es la única con la que cuenta la zona. También el queso zamorano tiene su propia denominación.

Colegiata de Santa María la Mayor, Toro.

Colegiata de Santa María la Mayor, Toro.

/ Istock / Tomás Guardia Bencomo/iStock

El reconocimiento de los Pueblos Mágicos de España a sus productos locales no se olvida de sus dulces tradicionales y conventuales, como los del Monasterio del Sancti Spíritus. Otro de los atractivos que Cambados ofrece al visitante es su gastronomía, basada en los mariscos frescos recogidos en sus rías y en los pescados extraídos de su costa. Vieiras, mejillones, almejas, centollos, nécoras, berberechos, pulpos... Junto a otros platos tradicionales como la empanada o la oreja gallega convierten al municipio en un verdadero paraíso para los amantes de la buena mesa.

Reconocimiento a la gestión y difusión en redes sociales: Zahara de los Atunes (Cádiz).

No le hacen falta redes sociales a Zahara de los Atunes para conquistar corazones. Sin embargo, su buena promoción y gestión digital le han hecho merecedora de un reconocimiento por parte de los Pueblos Mágicos de España.

Zahara de los Atunes.

Zahara de los Atunes.

/ D. R.

Reconocimiento al mantenimiento de las tradiciones: Tijarafe (La Palma).

La danza del diablo, la fiesta del lomo, la fiesta de Aguatavar, las fiestas de las papas asadas... Tijarafe, el bello municipio situado en el noroeste de la isla de La Palma, es tierra de tradiciones, tradiciones que han sabido mantener y preservar sus ciudadanos, comprometidos con mantener vivas las raíces de su localidad.

Porís de Candelaria, uno de los rincones de Tijarafe.

Porís de Candelaria, uno de los rincones de Tijarafe.

/ Istock / JJFarquitectos/iStock

Reconocimiento al turismo activo: Canillas de Aceituno (Málaga).

El Puente de El Saltillo, situado en una de las etapas de La Gran Senda a su paso por la Axarquía, une los términos municipales de Canillas de Aceituno y Sedella.

Puente colgante, Málaga

Puente colgante, Málaga.

/ Diputación de Málaga

Se trata de uno de los tres puentes colgantes más grandes de España en espacios naturales, con sus 50 metros de longitud y sus 50 metros de altura sobre el cauce del río Almanchares. Cada año, cerca de dos millones de senderistas recorren alguna de las etapas de la Gran Senda de Málaga. El compromiso de Canillas de Aceituno con este turismo activo le ha valido el reconocimiento de los Pueblos Mágicos de España. 

Síguele la pista

  • Lo último