El último atardecer de Europa continental está en la Costa da Morte

El cabo Touriñán, el monte Veladoiro (cabo Fisterra) y el Alto da Moa (monte Pindo), en la Costa da Morte gallega, son testigos del ocaso más tardío de la Europa continental durante dos meses

María Escribano
 | 
Foto: arCam / ISTOCK

El cabo Touriñán es el punto más occidental de la España peninsular. Un monolito de piedra marca este hecho en las coordenadas 43º 03’ N - 9º 18’ O, en plena Costa da Morte gallega, a unos 25 minutos al sur de Muxía, concello al que pertenece. Cabo inhóspito, testigo de grandes vientos y grandes temporales, en él se sitúa un faro cuya primera construcción se remonta a finales del siglo XIX. Y en esta punta de tierra que se introduce un kilómetro en el Atlántico también se produce un fenómeno de la física.

Faro Touriñán Costa da Morte
Atardecer desde el cabo Touriñán.  | arCam / ISTOCK

Durante dos meses al año, el cabo Touriñán se convierte en el lugar por donde desaparece el último rayo de sol de la Europa continental, es decir, es donde se produce el último atardecer del continente. Ocurre más o menos del 24 de marzo al 23 de abril y del 18 de agosto al 19 de septiembre y los puntos más representativos donde se puede ver este último atardecer son el citado cabo Touriñán, el monte Veladoiro (cabo Fisterra) y el Alto da Moa (cumbre del monte Pindo).

Monte Pindo
Monte Pindo.  | Eloi_Omella / ISTOCK

En otras etapas del año, este fenómeno se produce en el cabo da Roca o en el cabo San Vicente de Portugal y en otros puntos de la costa noruega.

Cabo Fisterra
Cabo Fisterra.  | unikatdesign / ISTOCK

La inclinación de la Tierra en su viaje alrededor del Sol hace que la incidencia de la luz sobre su superficie varíe a lo largo del año. Los equinoccios son los momentos en los que el Sol ilumina igual el hemisferio norte que el sur y sale por el Este y muerte por el Oeste. En los solsticios se alcanzan los puntos máximos de inclinación relativa de los polos hacia el Sol: al norte en verano y al sur en invierno.

Estaciones de la Tierra
Inclinación del eje de la Tierra y estaciones. | ttsz

Proyectando una línea de sombra sobre las puestas de sol a lo largo del año en Europa (desde los noruegos cabo Nordkinn y cabo Vardetangen pasando por la Costa da Morte gallega hasta los cabos da Roca y San Vicente en Portugal) se ve que la Costa da Morte es el lugar donde observar la última puesta de sol de la Europa continental durante dos periodos al año. Y con suerte, divisar el fenómeno óptico atmosférico conocido como rayo verde, una luz verde intensa que apenas dura unos segundos y que se proyecta sobre el sol en el momento final del atardecer.

Cabo Fisterra
Atardecer desde el cabo Fisterra.  | Eloi_Omella / ISTOCK

Otros lugares de la Costa da Morte vinculados al sol

Otro contacto con el sol que se puede hacer en la Costa da Morte pasa por visitar Fisterra, donde se encuentra la calle y plaza Ara Solis. El nombre rinde homenaje a un legendario altar construido por los fenicios que se dice existió en el cabo Fisterra para realizar rituales de adoración al sol. En dicha plaza Ara Solis se encuentra también la Casa do Cuadrante, un edificio del siglo XIII que pudo haber sido un antiguo hospital de peregrinos. En su fachada luce un reloj cuyo movimiento se rige por la acción del sol.

Finisterre
Fisterra.  | RibeirodosSantos / ISTOCK

En la Costa da Morte se encuentra también el Dolmen de Dombate, donde cada solsticio de invierno los primeros rayos de sol de la mañana inundan de luz su pasillo central formando lo que se conoce como alineación arqueoastronómica.

Dolmen de Dombate
Dolmen de Dombate.  | ABBPhoto / ISTOCK