El archipiélago esconde mucho más que La Valeta, su capital
El archipiélago esconde mucho más que La Valeta, su capital / Istock / Javarman3

Malta, la sorpresa mediterránea más completa

Tres islas encierran infinidad de encantos en uno de los países más pequeños de Europa.

Malta, Comino y Gozo conforman un diminuto país, muchas veces infravalorado, que presume de poseer grandes atractivos entre sus ciudades monumentales, playas de arenas doradas y templos históricos llenos de enigmas. Este archipiélago mediterráneo cuenta con más de 7.000 años de historia que conviene explorar desde La Valeta, la capital más pequeña de Europa declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980.

Vistas de La Valeta, la capital de Malta

Vistas de La Valeta, la capital de Malta

/ Istock / ewg3D

Pasear por las callejuelas de su casco histórico es rodearse de una extraordinaria arquitectura barroca, con destacables monumentos como la Fuente de los Tritones, importante símbolo modernista, o la Puerta de la Ciudad, entrada principal a La Valeta, erigida durante la época romana. Tampoco podemos dejar de visitar la interesantísima concatedral de San Juan, el Fuerte de San Telmo y los Jardines de la Barraka Superior, con impresionantes vistas del Gran Puerto. Frente a ellos, las Tres Ciudades (Vittoriosa, Cospicua y Senglea) muestran la auténtica vida maltesa. Para llegar a este magnífico conjunto, podremos cruzar el Gran Puerto en 'dghajsa', la embarcación tradicional.

Fuente de los Tritones en Malta

Fuente de los Tritones en Malta

/ Istock / Pel_1971

RESERVA TU VIAJE

Tras recargar energía con un sabroso 'pastizzi', será el momento de seguir recorriendo los encantos de la isla principal del país. Presidiendo la cima de una colina encontramos la antigua capital de Malta, Mdina, conocida como la Ciudad del Silencio por la quietud y serenidad que invaden sus sinuosas calles amuralladas. Estas están custodiadas por palacios, conventos, jardines, iglesias y tiendecitas de joyas y vidrio artesanal. El lugar más importante es la catedral de San Pablo, con una gran cúpula ornamentada con frescos que representan la vida del apóstol.

Calle principal de Mdina

Calle principal de Mdina

/ Istock / Lena Maximova

A algo menos de cinco minutos en coche se ubica Rabat, otra de las imponentes ciudades maltesas que destaca por acoger las catacumbas de los primeros cristianos. Unas sobrecogedoras galerías subterráneas de más de cuatro kilómetros de longitud que datan del siglo III y fueron descubiertas en el siglo XIX. Aproximándonos a la costa, podremos disfrutar de uno de los mejores atardeceres de Malta desde los acantilados de Dingli. Este vertiginoso bastión natural está elevado a 250 metros sobre el mar y es el punto más alto de la isla.

Viaja a Malta con Club VIAJAR

Viaja a Malta con Club VIAJAR

/ Istock

PLANIFICA TU VIAJE

Gozo y Comino, las hermanas pequeñas de Malta

Un cómodo ferry cruza, en tan solo media hora, hasta Gozo, la hermana mediana de Malta. Una isla mucho más tranquila, verde y rural con playas secretas, bonitas cuevas e interesantes visitas históricas. Entre estas últimas destacan los misteriosos templos megalíticos de Ggantija, cuya construcción es anterior a las pirámides de Egipto. En la bahía de Ramla, se encuentra una de las playas más espectaculares del archipiélago, de arena rojiza y aguas cristalinas. Junto a ella, la Cueva de Calipso recuerda leyendas de La Odisea.

La isla de Gozo

La isla de Gozo

/ Istock / Fine art and commercial photographer based in Belgrade, Serbia

VIAJA CON NOSOTROS

Subir hasta Victoria, la capital de Gozo localizada en el corazón de esta ínsula, premiará con las encantadoras visitas de una ciudadela medieval entre las que no faltan museos, bastiones, prisiones y la Basílica de Ta´Pinu. Entre Malta y Gozo, el pequeño islote de Comino es uno de los lugares más aventureros para disfrutar de la naturaleza entre grutas acuáticas y la popular Laguna Azul, donde lanzarse a sus magnéticas aguas turquesas.

Síguele la pista