Atención, fans de Pessoa: Lisboa abre la casa-museo del genial escritor

La han remodelado por completo e incluye objetos personales y la valiosa biblioteca que fue creando el autor portugués hasta su prematura muerte. Y su visita es gratis todo septiembre

Redacción Viajar
 | 
Foto: José Frade/Casa Fernando Pessoa

Si eres fan de Pessoa, seguro que quieres estar en el lugar en el que escribió, leyó y vivió. Ese lugar es la Casa Fernando Pessoa, que acaba de reabrir sus puertas tras una completa renovación en la Rua Coelho da Rocha, 16-18 de Lisboa. Además, hasta finales de septiembre la entrada es gratuita (eso sí, hay que reservar en visitas@casafernandopessoa.pt). 

Fachada Casa Fernando Pessoa en Lisboa.  | José Frade/Casa Fernando Pessoa

El genial escritor portugués, que murió prematuramente a los 47 años en 1935, vivió durante 15 años en esta casa que ahora alberga su museo (en total, vivió en 16 direcciones diferentes durante su vida). En ella puedes encontrar los libros que leyó en su vida (su biblioteca está considerada Tesoro Nacional), sus muebles, su máquina de escribir y otros objetos personales, como sus singulares gafas. Además, en algunos de sus libros hay anotaciones hechas por el propio autor que podrás descubrir durante la visita. Por supuesto, también hay lugar para los famosos heterónimos creados Pessoa (más de 70 álter ego tuvo). 

Uno de los libros de su biblioteca.  | José Frade/Casa Fernando Pessoa

La rehabilitación de la casa-museo es obra de José Adrião Arquitetos y los nuevos espacios de dentro (entre ellos, el nuevo auditorio), de GBNT y los diseñadores Nuno Quá y Cláudio Silva, que se han basado en las propuestas de Paulo Pires do Vale. La librería del museo también ha sido renovada y es uno de los lugares más visitados por investigadores y estudiantes de la obra del autor. 

Además de la casa-museo del escritor, encontrarás más huellas de Pessoa por todo Lisboa. Por ejemplo, si te acercas a tomar un café en el famoso A Brasileira, no te olvides de saludar a la estatua del escritor que hay en la entrada. Además, está enterrado en el Monasterio de los Jerónimos de Belém, otro lugar obligado de visita en la capital portuguesa. 

Estatua de Fernando Pessoa en la puerta del Café A Brasileira. | Nol Aders