La peculiar torre de Lucca coronada por siete encinas

Símbolo de esta ciudad italiana de la Toscana y uno de sus monumentos más fotografiados, la torre Guinigi cuenta con un jardín en lo más alto de encinas centenarias, al que se accede subiendo 230 escalones 

María Escribano
 | 
Foto: Jose Pouwels / ISTOCK

En la torre Guinigi se han realizado conciertos de música clásica, se han contemplado increíbles atardeceres e incluso dicen que las encinas plantadas en su terraza predicen las desgracias. Hablamos de uno de los símbolos de la ciudad italiana de Lucca, la preciosa ciudad medieval de la Toscana cuyo casco histórico está en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Dentro de ese casco protegido se encuentra la Torre Guinigi.

Lucca y su torre Guinigi. | Banet12 / ISTOCK

Pero su particularidad no reside en estar incluida en la lista de la Unesco, sino en las siete encinas que la coronan, haciendo que la torre sea una de las más originales del mundo. Elevadas a 45 metros, las encinas conforman un jardín suspendido en el cielo.

El origen de este jardín no está claro, pero la torre data de la segunda mitad del siglo XIV y, según unos dibujos aparecidos en las crónicas de la ciudad escritas por Giovanni Sercambi en el siglo XV, en alguna torre de Lucca ya había plantados árboles.

Detalle de las encinas de la torre.  | Jose Pouwels / ISTOCK

Otra de las maravillas de la torre Guinigi es que, de las cientos de torres medievales que había en la ciudad, es la única que ha permanecido intacta junto a su vecina Torre delle Ore (a unos cinco minutos andando).

Torre delle Ore. | cristianoalessandro / ISTOCK

Los Guinigi fueron una familia de ricos comerciantes que gobernaron la ciudad italiana y que, como era típico en la época, construyeron altas torres y campanarios para demostrar su poder. En el caso de la torre Guinigi, parece que le añadieron árboles en la parte superior para simbolizar el comienzo de una nueva era, un renacimiento.

Uno de los Guinigi, Paolo, Señor de la ciudad en torno al 1400, es el que dio origen a una de las leyendas que circulan sobre ella. Esta cuenta que el árbol más alto de la torre fue plantado por Paolo y que perdió todas sus hojas prediciendo su muerte cuando este fue capturado por Francesco Sforza para entregarlo al duque de Milán, Gian Galeazzo Visconti. Este lo encerró en la cárcel de Pavía, donde Paolo murió dos años después.

Interior de la torre.  | xmocb / ISTOCK

Situada en la Via Sant'Andrea, 41, y construida en piedra y ladrillo, se puede visitar casi todo el año (solo cierra el 25 de diciembre) en horarios que varían, de 9:30 a 16:00 en invierno y hasta las 18:30, 19:30 y hasta las 20:00 cuando llega el verano.

Calle de Lucca con la torre Guinigi al fondo.  | Eloi_Omella / ISTOCK

En total, para llegar a la terraza hay que subir 25 tramos de escaleras y 230 escalones. Las vistas del centro histórico desde lo más alto de la torre no tienen desperdicio; también se pueden ver las colinas de Lucca a lo lejos. Muchos suben a ella a la hora del atardecer, en la última hora de la visita, cuando el sol se pone por detrás de las colinas, entre el Monte Pisano y las colinas que separan la llanura de Lucca de la Versilia.

Lucca, con la torre Guinigi oteando el horizonte. | MartinM303 / ISTOCK