Un volcán con sorpresa en la Garrotxa: tiene una ermita dentro de su cráter

El volcán Santa Margarida se ha ganado ser uno de los lugares más visitados del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa​, en Girona, y no solo por interés geológico, sino también por una curiosa y pequeña ermita situada en su interior que viene con leyenda...

María Escribano
 | 
Foto: Eloi_Omella / ISTOCK

El volcán Santa Margarida viene con sorpresa en su interior y en su exterior. En su exterior, por estar situado en el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, considerado el mejor exponente de paisaje volcánico de la península ibérica (con una cuarentena de conos volcánicos y más de 20 coladas de lava). En su interior, por la singularidad de tener una ermita dentro de su cráter.

Vista de la ermita dentro del cráter.  | Eloi_Omella / ISTOCK

Esta pequeña ermita de Santa Margarida de la Cot es de origen románico, aunque fue reconstruida en el siglo XIX. Los senderistas que toman una de las rutas que lleva a este volcán se encuentran por tanto con la sorpresa de que en el centro de su cráter circular hay una construcción para el culto.

Dentro del cráter.  | Eloi_Omella / ISTOCK

El itinerario 1 del Parque Natural es el que sube a este volcán y continúa hasta la reserva natural de la Fageda d’en Jordà y el volcán Croscat, los otros dos sitios estrella del parque.

El volcán Santa Margarida.  | Òscar Rodbag/Turisme Garrotxa

Las erupciones freatomagmáticas que tuvieron lugar en el volcán Santa Margarida son las responsables de haber creado ese cráter que hoy sirve de lecho para la ermita de Santa Margarida de la Cot. A su alrededor, bosques de encinares y caducifolios mixtos cubren este espiritual volcán.

Kwah Ijen: el único volcán del mundo que desprende lava azul

Se cree que la ermita, de una sola nave y con un ábside semicircular, fue construida en el siglo XII y que fue precisamente en ese lugar porque en el cráter del volcán es donde se halló la imagen de la santa.

Imagen aérea del cráter y la ermita.  | Thomas De Wever / ISTOCK

La leyenda habla de que este cráter era la boca del infierno, de ahí que se apelara a su protección a través de imágenes religiosas. En los terremotos que asolaron la zona en 1427 y 1428, la iglesia fue destruida, pero siglos después, en 1865, fue reconstruida en la forma actual en que puede visitarse actualmente. 

Ermita de Santa Margarida de la Cot.  | Eloi_Omella / ISTOCK

Como otros volcanes del parque natural, el de Santa Margarida cuenta con su propio Espacio Museístico, que se puede visitar para conocer los aspectos más importantes de esta zona protegida. Como informan desde Turisme Garrotxa, estos espacios están preparados para que los visitantes los puedan visitar, disfrutar y conocer a través de carteleras informativas, itinerarios a pie señalizados y materiales interpretativos sobre el lugar.