¿Necesitas cambiar de look? Pues vete de vacaciones

Eso de ir de viaje con cuatro cosas cómodas para patear bien las ciudades ha pasado a la historia.  El l"ook turista" que todos tenemos en la cabeza: camiseta, pantalones cortos, chanclas de montaña, cámara al cuello y sombrero de explorador ha dado paso a escoger con lupa las prendas que metemos en la maleta para nuestras vacaciones. 

Sibila Freijo
 | 
Foto: wundervisuals

Según un estudio realizado por Booking.com la ropa se ha convertido en un elemento clave a la hora de viajar y la elegimos muy cuidadosamente. El dato más sorprendente es que un 47 % de los encuestados afirman cambiar de look tras regresar de las vacaciones.

MmeEmil

Sin duda esta preocupación por el aspecto está ligada a las redes sociales y a las fotos que compartimos cuando vamos de vacaciones, en las que no vale “llevar cualquier cosa”.  De hecho un 43 %  afirma arreglarse por este motivo, para “salir bien en las fotos” y también porque los viajeros afirman sentirse con más confianza y seguridad cuando van bien vestidos.

Normalmente  en nuestra maleta llevamos ropa para el día, otra por si salimos a cenar y un montón de “porsiacasos”. Por si acaso llueve, por si acaso hace más calor, por si acaso salgo por la noche…

En vacaciones llevamos lo que nos da la gana porque “nadie nos conoce”

Además,  parece que en vacaciones nos atrevemos a ponernos cosas que normalmente no llevamos en casa, porque nos sentimos más libres y “nadie nos conoce”, así, es más fácil adoptar un estilo algo distinto al habitual cuando viajamos. Quizás no nos atrevemos a ponernos un sombrero en Madrid, pero sí lo hacemos cuando vamos a Londres o a París..

También es habitual que “copiemos” el look o nos inspiremos en cómo van los habitantes de tal o cual sitio. Por ejemplo, es muy normal que al volver de Nueva York veamos el look depurado de las neoyorkinas y al volver a Madrid nos pasemos dos semanas vistiendo de total black, llevemos coleta y vayamos sin bisutería. O por ejemplo ¿quién no ha ido al norte de Europa y ha querido emular el look natural y desenfadado de las noruegos o las suecos?

wundervisuals

En este sentido, uno de cada tres (un 35%) de los viajeros afirma que los modelitos que llevan en vacaciones son de colores más vivos y brillantes que los de su vestimenta habitual y un cuarto de los viajeros (un 25%) incluso eligen ropa más atrevida durante sus viajes.

 “No hay duda de que lo que vemos a nuestro alrededor cuando estamos de vacaciones puede cambiar nuestra forma de vestir una vez de vuelta. Nos acostumbramos a la forma de vestir de donde somos, pero al viajar nuestra mente se abre y estamos abiertos a nuevas posibilidades, estilos, tejidos y colores. Ver el aspecto de la gente del lugar es la mejor forma de inspirarnos. Experimentar con el estilo del sitio quevisitamos e incluirlo en nuestro look habitual una vez hemos vuelto a casa puede hacer que seamos una persona nueva, ya sea cambiar el estilo de peinado, atreverse a llevar colores más vivos o probar con un pañuelo estampado con motivos locales”.  Afirma el diseñador y embajador de moda de Booking.com, Christian Cowan.