¡Fin del estado de alarma! 5 escapadas fuera de Madrid... a menos de una hora y media

Esta madrugada del sábado al domingo se levantan las restricciones perimetrales en casi todas las Comunidades Autónomas. Castilla-La Mancha y Castilla y León están entre ellas, con pueblos y paisajes increíbles muy cerca de la capital. 

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: Syldavia / ISTOCK

Llevábamos mucho tiempo esperándolo: por fin abren fronteras y podemos movernos entre regiones. Llega la hora de hacer esa escapada con la que llevabas meses soñando. Eso sí: siempre con prudencia, evitando aglomeraciones y, por supuesto, cumpliendo con las normativas y restricciones vigentes en cada Comunidad. Aquí cinco propuestas a menos de una hora y media de la capital, para que puedas ir y volver el primer domingo del fin del estado de alarma.

Sepúlveda

Esta bella localidad de menos de 1.000 habitantes, en Castilla y León, fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1951 y forma parte de la asociación Los pueblos Más Bonitos de España. Está ubicada en uno de los entornos naturales más espectaculares de nuestra geografía: el Parque de las Hoces del Río Duratón. Y si tienes tiempo, no dejes de ir a este meandro espectacular y serpentante dentro de un profundo cañón, como el que ves en la foto que abre este reportaje. Pocos paisajes son tan abrumadores como este en nuestra geografía.

enriqueayuso / ISTOCK

Hay dos maneras de disfrutar de Sepúlveda: hacia afuera, y hacia dentro. Para la primera, lo mejor es recorrerse sus numerosos miradores, y disfrutar de las diferentes panorámicas del propio pueblo, pero sobre todo los increíbles paisajes que lo rodean y, con suerte, disfrutar de uno de los más bellos atardeceres de la España interior. 

Para recorrer Sepúlveda hacia dentro, simplemente te recomendamos que los subas y bajes varias veces por sus callejas empinada y empedradas, sin rumbo ni horario fijo, y te dejes embelesar por cada placita, cada fachada que te traslada a muchos siglos atrás. ¡Un consejo? Hazlo de noche: la cuidada iluminación de Sepúlveda es otro de sus puntos fuertes. 


Pedraza

Con apenas 300 habitantes, esta villa medieval amurallada es sin duda uno de los pueblos más bellos de la provincia de Segovia. Por eso pasearla, sin más, ya es un buen plan. 

Rolandocb_efectodron / ISTOCK

Un buen recorrido es tomar la Calle Real, espina dorsal del pueblo, llegar a la Plaza Mayor y seguir hasta el castillo. En esta ruta están los edificios más destacados del pueblo, como la iglesia de Juan Bautista (que mantiene una pila bautismal románica del siglo XIII9 o la Casa de Pilatos, un caserón del siglo XVI. También merece la pena visitar la Cárcel de la Villa, un edificio medieval del siglo XIII y reconstruido en el XVI.


El Toboso 

Sus edificios de mampostería y tapial y sus muros encalados, las viviendas  con corredores de madera y columnas que circundan fabulosos patios le dan a este municipio de la provincia de Toledo un aire único (aparte de ser patria de Dulcinea, amor de Don Quijote de la Mancha) y un motivo inapelable para visitarlo.

JackF / ISTOCK


La Adrada

La mejor manera de recorrer este pequeño pueblo abulense es a pie: no te dejes engañar por su extensa población (más de 2.500 habitantes), ya que la mayoría está dispersa en los chalés y urbanizaciones de los alrededores. El meollo urbano tiene unas dimensiones contenidas que lo vuelven muy paseable. 

En su Plaza de la Villa encontrarás el Ayuntamiento, con una fachada de piedra de finales del siglo XVIII en la que destaca la torre del reloj y el gran balcón de piedra. En el lado opuesto de la plaza está la casa más noble de la villa, del siglo XVI, que perteneció a los frailes Jerónimos del Escorial.

M.Peinado

Desde allí toma Las Escalerillas, una calzada empedrada ascendente que te lleva hasta el castillo: una de las fortalezas mejor conservadas de nuestro país, algo que tiene mucho mérito si tenemos en cuenta que data del siglo XIV. Desde allí, además, podrás disfrutar del hermoso paisaje que ofrece los primeros compases del Valle del Tiétar. 

Sigüenza

Esta localidad de la provincia de Guadalajara tiene sabor a pueblo, aunque con sus casi 4.500 habitantes ostenta el título de ciudad. Desde su ubicación se controla el paso del alto Henares y los valles de los ríos Dulce y Salado. 

jon chica parada / ISTOCK

Visitarla es visitar muchos momentos de nuestra historia: por allí pasaron  es visitar la celtíberos, romanos, visigodos y árabes, si bien su mayor esencia se asentó en la época medieval. 

El castillo que domina la ciudad, , la Casa del Doncel, la iglesia de San Vicente o de Santiago, o  los restos de murallas repartidos por la ciudad son de visita obligada, así como dejarse impregnar por el barroco y el renacentismo que desprenden las fachadas de los numerosos palacios y casas nobles en sus calles y plazas.