Las ciudades más saludables del mundo

El ranking de las ciudades donde la salud de sus habitantes es una prioridad.

Estela Pérez
 | 
Foto: serts / ISTOCK

La preocupación por llevar una vida saludable es cada vez mayor. El estilo de vida ‘healthy’ se ha extendido a gran escala y son muchos los que se han concienciado con la legendaria cita ‘Mens sana in corpore sano’. La alimentación sana y equilibrada, el descanso adecuado y la realización de ejercicio físico son los tres pilares que sostienen una buena salud. La proliferación de productos bio y eco así como los espacios para hacer deporte, ayudan a todo aquel que decide orientar sus hábitos hacia una vida mucho más saludable. Aunque, no en pocas ocasiones, se obvia la ciudad en la que se vive, un factor clave que condiciona profundamente el bienestar personal. En los lugares con aire limpio, con comercios que ofrecen alimentos frescos e instalaciones deportivas de calidad es mucho más fácil desarrollar hábitos sociales saludables. Sin embargo, resulta considerablemente más complicado llevar una vida sana en ciudades con altos niveles de polución, plagados de restaurantes de comida rápida y sin suficientes zonas verdes. 

Desde Spotahome han elaborado un Índice de las Ciudades más Saludables, que puntúa 89 localidades todo el mundo en función de su rendimiento en factores relacionados con la salud. Para ello, han analizado la calificación media de los gimnasios, las horas de sol, la esperanza de vida al nacer, los restaurantes de comida rápida, la obesidad en adultos, los días de vacaciones pagadas, la conciliación de vida familiar y laboral, la calidad del aire y el agua, las zonas verdes y los puntos de recarga de coches eléctricos.

Damien VERRIER / ISTOCK

Livin’ la vida sana

La ganadora de este ranking ha sido Ámsterdam. La ciudad de los canales holandeses se ha proclamado como vencedora en lo que a cuestiones de salud se refiere, gracias a la conciliación de vida familiar con el trabajo (la segunda del ranking, coronado por su vecina Róterdam) y por la proporción de días de vacaciones pagadas (la quinta). Los puntos de recarga de coches eléctricos también han sido determinantes en su posición (tan sólo superada por Londres). Los factores que han jugado en su contra han sido las horas de sol al día, el elevado número de restaurantes de comida rápida y la gran cantidad de adultos obesos. Ámsterdam obtiene el oro en lo saludable con un total de 6,97 puntos. 

Justo detrás de Ámsterdam, se ha clasificado Oslo. El segundo puesto se lo ha llevado la capital noruega, destacando en la esperanza de vida al nacer, la conciliación familiar y laboral y la calidad de las zonas verdes y parques. De nuevo, las horas de sol resultan escasas, bajando levemente su puntuación. A pesar de esto, Oslo se cuelga la plata con un 6,61. 

Múnich cierra el pódium con un merecido bronce. Las pocas horas de sol y del índice de obesidad de la población, se contrarrestan con la esperanza de vida conjugada con los establecimientos de comida sana, la calidad del agua y del aire y con la conciliación de la vida familiar y laboral. La ciudad alemana se establece en el top 3 con 6,60 puntos en total. 

aprott / ISTOCK

En contraposición a estas ciudades tan ‘healthys’, Casablanca cierra la lista como la ciudad menos saludable de todas las analizadas. A pesar de su buena puntuación en cuanto a restaurantes y horas de sol, suspende en el resto de factores y se anota tan sólo 3,25 puntos. 

Las grandes ciudades españolas también han sido analizadas en este ranking. Madrid se sitúa en el puesto 44, con 5,51 puntos. La capital española se anota un tanto en horas de sol, esperanza de vida y conciliación de vida laboral, pero debe mejorar su porcentaje de obesidad y sus puntos de recarga de coches eléctricos. Barcelona destaca por los mismos motivos que Madrid, a los que suma los días de vacaciones pagadas, aunque suspende en lo referente a gimnasios, obesidad en adultos y calidad del aire y el agua. Teniendo en cuenta todos estos factores, Barcelona se adjudica el puesto 51 con 5,25 puntos.