La alcazaba más grande de Europa está en Badajoz

Descubrimos esta maravilla que alberga nuestro país y que quizá no conocías. 

Lucía Martín García
 | 
Foto: jgaunion / ISTOCK

El carácter fronterizo de la ciudad de Badajoz desde su fundación en 875 le ha conferido un marcado carácter militar. Al menos dos murallas distintas han defendido el perímetro completo de la ciudad, una medieval y otra de tipo moderno o abaluartado, construida a finales del siglo XVII, con un completo conjunto de baluartes, fosos, camino cubiertos, revellines y fuertes exteriores. En constante oposición a la fortaleza portuguesa de Elvas, a la que vigilaban y desde la que eran vigiladas, las murallas de Badajoz han sido fruto de los proyectos de numerosos ingenieros militares. Sucesivas ampliaciones y reformas crearon en la ciudad una moderna fortificación que permaneció intacta hasta comienzos del siglo XX.

jgaunion / ISTOCK

La fortificación de Badajoz se componía históricamente de ocho baluartes: San Pedro, Trinidad, Santa María, San Roque, San Juan, Santiago, San José y San Vicente; y dos semibaluartes: Palmas y San Antonio. Este último conectaba la fortificación abaluartada con la muralla medieval de la alcazaba musulmana. Hoy día solo ha desaparecido el baluarte de San Juan, manteniéndose el resto de sus elementos principales.

El cinturón que forman los restos conservados de la fortificación, considerada como una de las grandes señas de identidad histórica de la ciudad, se está aprovechando como un gran espacio público ciudadano, un parque urbano que rodea el casco histórico de la ciudad.

Rudolf Ernst / ISTOCK

La ciudad de Badajoz fue fundada en el año 875 por el muladí emeritense Ibn Marwan al-Chilliqui. En esta época tiene su origen la Alcazaba árabe que se levanta sobre el Cerro de la Muela. Esta elevación natural se encuentra al norte, exactamente por donde pasa el Guadiana y al este por el arroyo Rivillas. La fortaleza, entonces, controlaba el paso natural desde la meseta castellana hacia los territorios de Andalucía y Portugal. La Alcazaba cuenta con un recinto amurallado que procede en su mayor parte de la época almohade. Es el principal motivo por el cual la construcción se caracteriza por ser sencilla y austera. 

Ha sido declarada Monumento Histórico-Artístico por decreto de 3 de enero de 1931, y la fortaleza se compone de un recinto ovalado de 400 metros de norte a sur y de 200 de este a oeste. Para su construcción se utilizó mampostería, cajones de tapia de argamasa dura, el ladrillo y la sillería. Uno de los aspectos más curiosos del edificio es que la parte superior de la muralla y las torres se comunican por un paseo de ronda o adarve al que se accede por escaleras interiores.

En el interior del recinto podemos encontrar el Palacio de los Condes de la Roca, del siglo XVI, que en la actualidad acoge el Museo Arqueológico Provincial, con importantes piezas de las épocas prehistórica, visigoda, árabe y medieval cristina.

Rudolf Ernst / ISTOCK

Se puede constatar que la Alcazaba de Badajoz, no solo es la más grande de España, sino que además es la mayor de Europa y de las más grandes del mundo en lo que a su perímetro y superficie se refiere.