Las 10 estaciones de tren más impresionantes del mundo

Un viaje es mucho más que ir del punto A al punto B. Y en ocasiones, la estación de la que se parte o a la que se llega son un espectáculo incluso mayor que el resto del trayecto.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Paul prescott/Shutterstock

Nadie sabe qué tiene el tren, pero casi todos los amantes de los viajes aseguran que es su medio de transporte favorito. Quizá sea el traqueteo, el suave vaivén del vagón o la calidez del sol en la ventana mientras el viajero disfruta del paisaje o de un libro. O puede que sea el placer de disfrutar la espera en esas estaciones espectaculares que hay por el mundo.

Pensando en estas últimas, Civitatis ha realizado una lista con las estaciones más bonitas del mundo. Diez destinos que te harán disfrutar de tu viaje mucho antes de llegar al destino. 

1. World Trade Center Transportation Hub, Nueva York

El proyecto del arquitecto español Santiago Calatrava es, sin lugar a dudas, uno de los más impresionantes de esta lista. 

D.R.

La estación de trenes y el intercambiador, ubicados en el Distrito Financiero de Manhattan, lucen un exterior cubierto de mármol blanco. Parte del vestíbulo se sitúa bajo el 9/11 Memorial y conecta con la sección exterior, el Oculus, la cual presenta una abertura en la zona superior. Por ella, penetran los rayos del sol cada 11 de septiembre a las 10:28 de la mañana para iluminar todo el interior a la misma hora en la que cayeron las Torres Gemelas durante los ataques de 2001. 

2. Estación Komsomolskaya, Moscú

Ha pasado mucho tiempo desde que Iósif Stalin, líder de la Unión Soviética, le pidiese a los encargados de diseñar el suburbano que este fuera “el mejor metro del mundo” con la intención de destacar la superioridad del sistema socialista. Para ello, mandó a varios miembros del equipo a estudiar las estaciones de Londres, París o Berlín. A su vuelta, decidieron que no harían sólo el mejor metro del mundo, sino que lo convertirían en una auténtica joya moderna.

Popova Valeriya/Shutterstock

Dentro de ese entramado artístico que encierra el subsuelo de Moscú, destaca la estación de Komsomolskaya. El espacio, diseñado por Alexéi Súshev (autor del mausoleo de Lenin), presenta un techo con 8 mosaicos de esmaltes y piedras preciosas en torno a la lucha del pueblo ruso por su independencia. Una obra impresionante que se puede disfrutar con tan solo pagar un billete de ida entre Leningrado, Yaroslavl y Kazán.

3. Estación de Atocha, Madrid

Construida en hierro forjado al más puro estilo continental, la actual estación de Atocha fue inaugurada con el nombre estación de Mediodía (los fans del Monopoly seguro que ya lo sabían) y desde ese momento no ha dejado de crecer. Además de su elegante aspecto exterior, dentro de la principal puerta de entrada ferroviaria de Madrid es posible pasear por un jardín tropical, repleto de plantas de lo más variadas y pequeños estanques en los que incluso es posible atisbar tortugas.  

Yulia Grigoryeva/Shutterstock

4. Estación de Kuala Lumpur

La estación de Kuala Lumpur es, desde hace tiempo, una de sus mayores atracciones turísticas incluso para los viajeros que no hacen uso del tren. Y es que su arquitectura morisca, favorecida por los británicos durante la época colonial de Malasia, atrae todas las miradas por cuestiones evidentes.

Leonid Andronov/Shutterstock

5. CFM Railway Station, Maputo

Cuando el viajero se encuentra frente a la estación de Maputo, lo primero que mira es la cúpula de bronce que destaca en la zona alta, generando un gran contraste con el cielo de Mozambique.

Sopotnicki/Shutterstock

Alfredo Lisboa, Mário Veiga, y Ferreira da Costa levantaron en 1916 este edificio de estilo colonial portugués con vistas a la Plaza de los trabajadores, en cuyo interior puede admirarse una gran colección de antiguas locomotoras de vapor.

6. Estación de Liège-Guillemins, Liège

Otro diseño de Santiago Calatrava se cuela en la lista de las estaciones más impresionantes del mundo, esta vez con su proyecto belga en acero, cristal y cemento blanco. 

Allard One/Shutterstock

El edificio del artista español, inaugurado en 2009, fue un giro de 180º en el que buscó unificar las dos estaciones que aparecían prácticamente juntas desde 1958 y en el que destaca la limpieza de sus líneas o la exploración de la plasticidad a través de los materiales. Una joya de la arquitectura por la que circulan cada día más de dos mil personas.   

7. Estación de Chhatrapati Shivaji Terminus, Bombay

Cerca de 23 millones de personas utilizan cada día las estaciones de tren de la India. El volumen de desplazamientos es increíble, como también lo es la arquitectura de algunas de estas paradas. Entre ellas, destaca la estación Chhatrapati Shivaji, de estilo indo-sarraceno y declarada Patrimonio de la Humanidad en 2008.

Paul prescott/Shutterstock

Bautizada en 1887 como ‘Estación Victoria’ y renombrada en 1996, perseguía convertirse en un referente de la arquitectura india reformulando el gótico victoriano con un diseño revolucionario del artista inglés Frederick Williams Stevens. El resultado fue uno de  los edificios más imponentes de toda la lista. 

8. Estación de Hungerburg, Innsbruck (con Funicular)

La estación de Innsbruck es todo un ejemplo de arquitectura moderna, funcionalidad y belleza en el corazón de Austria. 

ELEPHOTOS/Shutterstock

Los responsables son Zaha Hadid Architects, quienes se encargaron de realizar los diseños para cuatro de las principales estaciones del país. Aunque presentan algunos puntos en común, la más destacada es la estación de Hungerburg, donde la línea de metro se une al funicular en un paisaje único con vistas a los Alpes.

9. Terminal Haydarpasa, Estambul

Construida en 1909 por los Chemins de Fer Ottomans d’Anatolie (CFOA) como estación de término del Expreso de Anatolia, no tardó en convertirse en un símbolo de Estambul, conocido en todo Oriente Medio.  

BalkansCat/Shutterstock

Presidiendo la costa asiática de Kadiköy, la estación traslada al viajero hasta otra época gracias a su imponente arquitectura y a los miles de objetos clásicos  que alberga en su interior. Aunque se iba a convertir en un centro comercial, parece que finalmente se va a mantener como está, por lo que será posible visitar esta maravilla durante mucho tiempo.

10. Estación de Kanazawa, Ishikawa

La tradición japonesa y sus formas clásicas se mezclan con el diseño más contemporáneo en la principal estación del país. 

Cowardlion/Shutterstock

El edificio original se construyó en 1898, pero con la gran remodelación de 2005 todo cambió, incorporando elementos futuristas como la cúpula de cristal y acero o la puerta de madera estilo torii que recuerda a un santuario japonés. Esta última acapara la mayoría de los flases que se disparan frente a la imponente estación cada día.