10 años y 10 curiosidades del Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

El emblemático rascacielos de Dubai, también conocido como "La Ciudad Vertical", fue inaugurado el 4 de enero de 2010. Una década después recordamos algunos de sus datos y anécdotas más curiosas. 

Lucía Martín García
 | 
Foto: FevreDream / ISTOCK

1. Batiendo récords

La Torre Taipei (508 metros), en Taiwan, ocupaba el puesto al edificio más alto del mundo hasta que en el año 2010 se abrieron las puertas del Burj Khalifa, un rascacielos con más de 820 metros de altura en pleno Dubai. La torre cuenta con oficinas, lujosas residencias, instalaciones de ocio y bienestar y un par de miradores. At the Top, Burj Khalifa SKY, se encuentra en la planta 148, a ni más ni menos que 555 metros sobre el suelo y ofrece una vista 360 grados de la ciudad.

Está considerada como la plataforma de observación más alta con terraza exterior del planeta. Pero los méritos no acaban aquí. También se encuentra en su interior la discoteca más alta del mundo y en el piso 122 se está ubicado el restaurante de alta cocina At.Mosphere, también es el más alto del mundo, y desde una de sus mesas se pueden degustar exquisitos platos mientras se contempla la inmensidad de la ciudad. 

El edificio cuenta con 2957 plazas de aparcamiento, 304 hoteles y 900 apartamentos. 

RobertHoetink / ISTOCK

2. Su altura equivale a...

828 metros es lo que mide, el hasta ahora, edifico más alto del mundo. Esto equivale a tres veces la Torre Eiffel, 15 veces la caída de las cataratas del Niagara y es dos veces el Empire State. Si el día está despejado, este inmenso rascacielos se puede ver a 100 kilómetros de distancia. En un día de niebla, desde el interior puedes tener la sensación de estar parado en medio de las nubes. El Burj Khalifa es uno de los edificios más fotografiados del mundo. 

3. Un icono global

La flor del desierto Hymenocallis sirvió de inspiración para la construcción de la super estructura que honra a la ciudad con su extraordinaria unión de arte, ingeniería y meticulosa artesanía. Council On Tall Buildings and Urban Habitat, una organización internacional en el campo de los edificios y el diseño urbano, la ha descrito como un “icono global”, un reconocimiento que se otorga solo una vez cada 10 o 15 años.

Hymenocallis | SanerG / ISTOCK

4. La construcción

La edificación de los más de 200 pisos duró tan sólo 1.325 días. Los trabajos de excavación se iniciaron en enero de 2004 y en total se utilizaron 330.000 metros cúbicos de hormigón, 39.000 toneladas de armadura de acero, 103.000 metros cuadrados de vidrio y 15.500 metros cuadrados de acero inoxidable gofrado para levantarlo. En su construcción se utilizaron tres de las grúas más grandes del mundo capaces de levantar 25 toneladas. 

5. Un ascensor ultrarápido 

El Burj Khalifa dispone de un ascensor ultrarápido, que tiene capacidad para 14 personas y que recorre medio kilómetro en menos de un minuto. En términos más específicos, podemos decir que va a una velocidad de 10m/s, o lo que es lo mimo, 36km/h.

courtneyk / ISTOCK

El 8 de febrero del 2010, apenas un mes de la inauguración de la torre, un grupo de turistas se quedó en el ascensor atrapados entre dos plantas durante unos 45 minutos. La causa del incidente fue un problema con el suministro de electricidad en el edificio. Todo quedó volvió a la normalidad un par de meses después y esto quedó en una anécdota.

6. Espacios presurizados

No te asustes, los que construyeron este inmenso rascacielos pensaron en todo. Sabemos que en caso de emergencia no se puede coger el ascensor pero tampoco tendríamos tiempo de bajar 2909 escalones, que son más de 100 plantas. Por eso, los diseñadores crearon un espacio presurizado de refugio con aire acondicionado cada 25 plantas.

Y por si esto fuera poco, el Burj Khalifa tiene los primeros ascensores exclusivos para el uso de bomberos, con una capacidad que soporta 5500 kilos. 

Dubái

7. El cristal que recubre al Burj Khalifa

26.000 paneles de cristal recubren el edificio y cada uno de ellos está cortado individualmente. El material que se utilizó para llevar a cabo la construcción no es un cristal cualquiera, lo diseñaron expertos en revestimiento de una empresa china y se fabricó especialmente para aguantar el calor del verano de Dubai. 

¿Cómo se limpia la fachada? es, sin lugar a dudas, la pregunta del millón. El edifico tiene 24.000 ventanas y para poder acceder a ellas los limpiadores se desplazan por unas vías exteriores. En este video se puede ver con más detalle...

8. Un edificio de alto consumo

Un edificio de esta magnitud, está claro que consume una grandísima cantidad de recursos energéticos. A diario, gasta casi un millón de litros de agua y en cuanto a la luz... Su consumo equivale a unas 350.000 bombillas encendidas al mismo tiempo. 

9. 100.000 elefantes

El peso de este rascacielos equivale a 100.000 elefantes y el peso total del aluminio que se ha utilizado para construir el Burj Khalifa es equivalente al de cinco aviones A380. 

FevreDream / ISTOCK

10. Dubai, ciudad de récords

Dubái es sin duda una ciudad de récords. A los mismos pies del Burj Khalifa, se encuentra el Dubai Mall, el destino de compras, entretenimiento y ocio más grande del planeta y las Fuentes de Dubái, el mayor sistema de fuentes coreografiadas del mundo. Otros logros son el Dubai Frame, el marco de fotos más grande del mundo, y destaca la última incorporación de la ciudad a las listas de récords: la gigantesca noria Ain Dubai.

Medvedkov / ISTOCK