El tren que te lleva a los molinos del ‘Quijote’

Por primera vez hay un tren directo que une la capital con la Sierra de los Molinos criptanense, escenario de uno de los episodios más conocidos del ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha

María Escribano
 | 
Foto: aluxum / ISTOCK

"-Mire vuestra merced -le dice Sancho a Quijote- que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino". Los gigantes más famosos de la novela de Cervantes están ahora a golpe de tren desde Madrid. Renfe, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad manchega de Campo de Criptana, ha puesto en marcha el llamado Tren de los Molinos, uno de los trenes de turismo temático de la compañía ferroviaria que hará ocho viajes a lo largo de este 2022 entre la capital y la famosa villa de los molinos.

Vista de la molinos de Campo de Criptana.  | JackF / ISTOCK

El primero partirá el 14 de mayo y se realizarán otros siete sábados más (28 de mayo, 11 y 18 de junio, 10 y 24 de septiembre y 8 y 22 de octubre). El precio es de 45 euros para adultos y 20 euros para menores de 14 años (los menores de cuatro años que no ocupen asiento viajan gratis).

VISITA A LA TIERRA DE GIGANTES

El Tren de los Molinos arranca este 2022.  | Boarding1Now / ISTOCK

El recorrido comienza a las 9:25 de la mañana en la estación Madrid Chamartín-Clara Campoamor (a las 9:38 desde Madrid Atocha Cercanías). Una vez dentro del tren, empieza el espectáculo, ya que durante el trayecto los visitantes disfrutarán de una teatralización de algunos pasajes del Quijote.

Don Quijote en Criptana.  | JULIAN74 / ISTOCK

A las 11.08 se llega a Campo de Criptana, donde se visitará uno de sus rincones más famosos, el Pozo de Nieve, situado junto al santuario del Cristo de Villajos. Documentado desde mediados del siglo XVIII, su construcción podría datar de varias décadas antes. El Pozo, restaurado para recibir las visitas del Tren de los Molinos, era una construcción de arquitectura popular dedicada a almacenar y conservar hielo para distribución y venta, cuyos fines principales iban destinados a conservar y refrigerar alimentos, bebidas y medicinas.

A continuación, los visitantes podrán disfrutar de una cata en una de las bodegas de la localidad, la bodega Castilblanque.

A mediodía habrá tiempo libre para comer en uno de los restaurantes de Campo de Criptana, que podrán consultarse en un folleto realizado para la ocasión. No perderse las gachas, las migas de pastor, el coldero a la caldereta, el pisto manchego, las sopas de ajo o queso con D. O. de la zona.

Y por la tarde, llega el plato fuerte: la visita a la Sierra de los Molinos, con la posibilidad de entrar en algunos de los 10 molinos de viento que coronan este paisaje, tres de ellos, los únicos de la península ibérica que conservan la estructura y maquinaria original del siglo XVI.

Cerro de la Paz.  | JackF / ISTOCK

Uno de estos, el molino Burleta, será el escenario para asistir a una molienda tradicional, la mejor manera de entender cómo funciona un molino, enseñanza que se completa con la visita al recién estrenado Centro de Interpretación del Molino. Dos años de trabajo ha llevado la puesta en marcha de este centro, que habla de la importancia histórica y económica de los molinos, pero también de su funcionamiento.

Por cierto, el primer domingo de cada mes se puede acceder a una molienda tradicional en los molinos de Campo de Criptana. 

Maquinaria en el interior del molino.  | Carlos Dominique / ISTOCK

La visita se completa con la visita al molino Culebro, el molino de Sara Montiel, ya que la actriz nació en Campo de Criptana y en su molino se atesoran muchos de sus recuerdos cinematográficos y personales.

El Albaicín criptanense.  | JULIAN74 / ISTOCK

El regreso se hace a las 19:05 de la tarde, con llegada sobre las 20:30 a Madrid. Pero para aquellos que tengan la oportunidad de quedarse una noche en la localidad, un último consejo: no perderse el atardecer desde la Sierra de los Molinos, un espectáculo casi tan impresionante como la visita a estos gigantes quijotescos.

La ruta definitiva de 'Don Quijote de la Mancha'