Menorca no es solo playas: así es la isla talayótica

Hay una Menorca de raíces prehistóricas, la de los talayots, de gran valor para los interesados en los orígenes de esta isla singular

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: IVANVIEITO / ISTOCK

Menorca es bien conocida por impresionantes calas llenas de tranquilidad y un clima que invita a estar en remojo todo el día, aunque, eso no es lo único que posee. Es la isla perfecta para descansar y disfrutar en familia, pero esconde secretos con más de 3.000 años de antigüedad. ¿Te atreves a descubrirlos?

La Cultura talayótica es la base de esta expedición con raíces prehistóricas. Esta arquitectura es candidata a Patrimonio Mundial por la UNESCO. De este modo se podrá conservar los imponentes yacimientos, que han aguantado más de 3 milenios, en el mejor de los estados para todos los turistas que lleguen a la isla.

Parte de la impresionante ciudad talayótica de Torre d
Parte de la impresionante ciudad talayótica de Torre d'en Galmés | Simona Balconi / ISTOCK

Los amantes de la historia disfrutarán como verdaderos niños descubriendo las maravillas de la Cultura talayótica. Una sociedad que vivió en las islas de Mallorca y de Menorca alrededor del 1.400 a.C. La isla menorquina se convertiría en el lugar preferido para vivir y dejar constancia de su paso por la historia.

Restos de un pasillo de la cultura talayótica, construida sin cemento ni materiales adicionales
Restos de un pasillo de la cultura talayótica, construida sin cemento ni materiales adicionales | Ugo Burlini / ISTOCK

Esta sociedad basó su existencia en los talayots o torres de vigilancia, se extienden por una zona que abarca unos 700 kilómetros cuadrados. Tendrás mucho territorio para caminar y descubrir estas maravillas que han aguantado el paso del tiempo. Además, hay más de 1.500 yacimientos de taulas, navetas y necrópolis esperando contar la historia de la Menorca talayótica.

Estas construcciones se basaban en enormes piedras apiladas, unas encima de otras, sin ningún tipo de cemento. A lo largo de las rutas que recorren el origen prehistórico de la isla, se pueden ver todo tipo de talayots. Hay algunos lugares imprescindibles que debes visitar:

1. Naveta de Tudoms

La construcción talayónica más visitada merece una parada obligatoria. Las navetas eran monumentos funerarios y tenían una forma ovalada perfecta (si te fijas bien parece un barco del revés). En esta naveta se conservan los restos de más de 100 personas y todas sus pertenencias, pero el acceso a esta parte de la construcción está prohibida.

La Naveta des Tudons es esta imponente construcción funeraria utilizadas a lo largo de 5 siglos
La Naveta des Tudons es esta imponente construcción funeraria utilizadas a lo largo de 5 siglos | LUNAMARINA / ISTOCK

2. Torre d´en Galmés

Situado muy cerca de Alaior, una preciosa ciudad blanca, y con unas vistas impresionantes a la costa sur. Como curiosidad, durante las excavaciones se encontró una estatua de bronce procedente de Egipto que indica un activo comercio en la zona.

Torre d
Torre d'en Galmés, parte de la ciudad en la que se pueden apreciar las imponentes rocas utilizadas en la construcción de la misma | IHervas / ISTOCK

3. Talatí de Dalt

Aquí se encuentra una de las imágenes más icónicas de la isla. Una T en un ángulo imposible, sostiene una enorme piedra. Su estado de conservación es impecable y todos los visitantes salen asombrados de esta impresionante obra de la gravedad.

Talatí de Dalt, dos rocas enormes sostenidas a lo largo de los siglos por otra gran roca
Talatí de Dalt, dos rocas enormes sostenidas a lo largo de los siglos por otra gran roca | Paul Stephenson

4. Poblado de Trepucó

Uno de los epicentros del poder de la isla. Un poblado protegido por unas murallas con torres de vigilancia y un talayot que mide más de 8 metros. Además, se conserva la taula, el lugar sagrado, en buenas condiciones y con su característica forma de T.

5. Necrópolis de Cala Morell

Una impresionante necrópolis excavada en la roca. Con hasta 14 tumbas de todos los tamaños, cuantos más años pasan más grandes son. El interior es sorprendente y el silencio que envuelve la necrópolis es casi místico.

La necrópolis de Cala Morell, el lugar donde han reposado los restos de los menorquines originales
La necrópolis de Cala Morell, el lugar donde han reposado los restos de los menorquines originales | grantuco / ISTOCK