Zugarramurdi, un rincón navarro de brujas y leyendas

En el enclave del Valle del Xereta, colindando con los Pirineos Navarros, se esconde Zugarramurdi, conocido como el pueblo de las brujas. Numerosas leyendas y misterios bañan este tesoro navarro, rodeado por montañas, riachuelos y comarcas que parecen sacadas de un cuento.

Marina Pérez
 | 
Foto: rmanzanosgarcia / ISTOCK

Toca perderse por uno de los paisajes más bonitos de España, esta vez en Navarra, concretamente en Zugarramurdi, la tierra de las brujas por excelencia. Con un cierto toque de sentimentalismo gótico y bucólico se esculpen las cuevas dónde, según cuentan las leyendas, vivieron las brujas y celebraron sus reuniones más paganas. Perdido entre un halo de pastos, hayedos, robledales, castaños y pinares mezclados en una paleta de verdes que colorean el entorno del Valle del Baztán, se esconde este mágico complejo cárstico situado a menos de 1 kilómetro de distancia del casco histórico del pueblo de Zugarramurdi.

interior de las cuevas de las brujas en Zugarramurdi
Interior de las cavidades de las cuevas de Zugarramurdi, en el enclave pirenaico de Navarra. | Ana del Castillo / ISTOCK

La cueva de las brujas

Este conjunto prehistórico tallado por el paso del río Olabidea en su interior, es protagonista de las historias de brujas más impresionantes de la zona, las cueles consistían en puros cultos a la naturaleza. Resulta conmovedor, casi inquietante todas las leyendas y mitos que albergan estos túneles conocidos originariamente con el nombre de Sorginen Leizea, lo que significa "La cueva de las brujas". Cabe destacar la tardanza con la que el cristianismo llega a las tierras navarras, más concretamente a la zona pirenaica, y hace que permanezcan estas creencias animistas en los entornos más rurales de la zona y dando lugar a la existencia de estas cuevas únicas en España.

vistas de las cuevas de Zugarramurdi
Exteriores de las mágicas cuevas de Zugarramurdi, conocidas como las cuevas de las brujas. | Frank Buchter / ISTOCK

La fantasía y la realidad se mezclan para dar paso a la imaginación en estos 120 metros de longitud y 3 metros de altura repartidos en tres niveles, una trama de túneles, subidas y bajadas son los protagonistas de este monumento natural. El paso del tiempo ha hecho mella en los interiores de estas cavidades, en la que a principios del siglo XVII se reunían los sorgin, los cuales eran las personas que realizaban ritos y ceremonias en torno a la Madre Tierra y fueron tachados por la inquisición de satanismo y brujería.

Perderse por los senderos que circunvalan las grutas de estas cuevas, resulta un paseo mágico y de lo más aventurero. No veremos estalactitas ni pinturas rupestres, pero seremos cómplices de una de las travesías que esconden unos antiguos escenarios de akelarres que no escapan al paso del tiempo ni de la historia. 

Qué más ver en Zugarramurdi

Visitar El museo de las brujas

Este antiguo hospital rehabilitado resulta un imprescindible en toda ruta para conocer los entramados de la provincia de Navarra. Para adentrarse en la mitología vasca en torno a las historias de las brujas, este museo ofrece la posibilidad de conocer estos mágicos mundos a través de diferentes exposiciones.

Perderse por el pueblo de Elizondo

Asentado en el corazón del Pirineo Navarro, este pequeño pueblo atravesado por el cauce del río Bidasoa y capital del Valle del Baztán, es uno de los enclaves más admirados y fotografiados de España. La arquitectura de sus casas, que protagonizan el reflejo en las aguas de su río, nos revela la coqueta y cuidada arquitectura con la que se conoce a las comarcas navarras más auténticas.

Vistas del pueblo navarro de Elizondo
Vistas panorámicas del pueblo navarro de Elizondo. | Manel Vinuesa / ISTOCK

Descubrir el Castillo de Amaiur

En este pueblo-calle, construido a lo largo del Camino de Santiago que transcurre por el Valle del Baztán, se encuentra este monolito en lo más alto del monte de Gaztelu. Su nombre, hace alusión a la antigua fortaleza que se encontraba en el lugar. Este último foco de resistencia frente a la conquista de Navarra y su incorporación a la corona de Castilla (S.XVI), Amaiur, es una parada imprescindible para los viajeros más historiadores.