Xcaret, la fantasía mexicana de Riviera Maya

Cuando esta tierra nos sorprende por primera vez, todavía estamos a unos cuantos pies. Desde el avión, una interminable alfombra verde lo cubre todo. La Madre Tierra se sigue sintiendo en este paraíso del Caribe. Aterrizamos en Cancún con la certeza de que nos esperan muchas horas de hamaca. Nada más lejos de la realidad. Nadar con delfines, hacer rappel, nadar en cenotes subterráneos, disfrutar de un chef con estrella Michelín. Experiencias para los que siempre queremos más. El Parque Xcaret nos espera. ¿Por qué visitarlo? Ahí van unas cuantas razones.

Yolanda Guirado
 | 
Foto: Hotel Xcaret México

Por su hotel ecológico

Hotel Xcaret México

El lujo está en eso. En los polos de frutas exóticas con los que nos dan la bienvenida. En las limonadas artesanas que hay en cada rincón del hotel. ¿Y por qué no? En que te acompañen con una sonrisa cada vez que no sabes llegar al spa o al Mercado.

Hotel Xcaret México

Y es que perderse por el Hotel Xcaret México es parte de la experiencia. Con 900 suites, este resort de diseño nos recibe con los brazos abiertos. (Que se note que es mexicano). El hall está instalado en una enorme palapa muy chic.

Hotel Xcaret México

El hotel vive integrado en la naturaleza. Un espacio sostenible donde bañarte en ríos o contemplar el océano desde la piscina. La hospitalidad mexicana se siente desde el primer momento en este 5 estrellas que siempre se hace corto.

 

Porque sube la adrenalina

Hotel Xcaret México

Porque gritar es muy saludable, aquí está más que permitido. Para los espíritus mas aventureros son las tirolinas o los paseos sobre las copas de los árboles. Los hay que prefieren ponerse al volante de un todo terreno o descender entre rápidos y cañones.

Hotel Xcaret México

Los más valientes se atreven a adentrarse en la selva por la noche y a nadar en ríos subterráneos. Para terminar, ¿Qué tal un paseo en surcar las aguas de Riviera Maya en una embarcación a 90 kilómetros por hora? Los parques Xplor, Xavage o Xplor Fuego nos despiertan nuestro lado más salvaje. (Sí, todos lo tenemos).

 

Porque nadarás entre delfines

www.claudiopellettieri.com

Hay experiencias que no se olvidan nunca. Y encontrarte con ellos cara a cara es una de ellas. Considerados unos de los animales más inteligentes del planeta, cuando estamos en el agua y se acercan a nosotros solo nos queda interactuar con ellos, observarlos mientras saltan y bailan a nuestro alrededor, acariciarlos y dejarnos querer. Dicen los expertos que resulta terapéutico. No podemos estar más de acuerdo.  

 

Porque su gastronomía es de Estrella

www.claudiopellettieri.com

Y entre sopa de tortilla, tacos, guacamole y jugos, el Chef Carlos Gaytán da un paso más. Es el primer mexicano en obtener una estrella Michelin y ahora podemos disfrutar de su cocina en Riviera Maya. Há es su proyecto en Xcaret. Una fusión entre los platillos más tradicionales y las técnicas más vanguardistas.

Hotel Xcaret México

Un espacio para descubrir un menú de degustación a 7 tiempos, maridado con los mejores vinos mexicanos. Por razones como esta, la gastronomía mexicana es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

 

Por su belleza natural

Hotel Xcaret México

Los guacamayos, las iguanas, los jaguares o los caimanes se pasean por el parque como si fuera su casa. Porque el parque es su casa. Y entre tanta belleza, nos cuentan que un enorme meteorito cayó sobre la tierra y se formaron los cenotes. Piscinas naturales grandes, medianas, muy profundas.

Hotel Xcaret México

Nuestros favoritos son los abiertos. El tiempo se detiene mientras nadamos con el sol de cara. (Siempre hay que llevar protección). Hay para todos los gustos. Algunos prefieren los subterráneos. Para sumergirnos en sus aguas hay que llevar una linterna o un guía. De lo contrario nos perderemos. ¿Una experiencia para recordar? El rappel en los cenotes. 

Hotel Xcaret México

Cerramos la maleta con más pena que gloria. Deseando volver. Tal vez en el próximo viaje haya un hueco para la tumbona en Riviera Maya. O tal vez no. (Es así como se desmontan los tópicos. Viviendo.)