Vitoria, la ciudad verde de la «almendra medieval»

Celebra el Día Mundial del Medio Ambiente en la ciudad verde española por excelencia y descubre sus secretos. 

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Salima Senyavskaya / ISTOCK

Nombrada Capital Verde Europea en 2012 y con el lema de la sostenibilidad por bandera desde hace numerosos años, Vitoria es una ciudad que se ha adaptado a los tiempos que corren y ha sabido hacer de ello una nueva oportunidad de crecer hacia el futuro, al mismo tiempo que ha puesto en valor su formidable pasado.

Salima Senyavskaya / ISTOCK

Oficialmente Vitoria-Gasteiz, la unión de los originarios nombres de las distintas partes de la ciudad, es la sede tanto del Parlamento como del Gobierno del País Vasco, por lo que se ha venido considerando la capital de la región.

SalvadorGCubells / ISTOCK

Situada en el centro de la provincia de Álava, en una llanura estratégica desde la que se parte de manera radial hacia Burgos, Logroño, Bilbao, San Sebastián o Santander, Vitoria es una ciudad que cada año se hace más conocida en Europa gracias a su buen hacer y a la puesta en valor de su rico patrimonio.

Una ciudad «verde» volcada con el medio ambiente

Desde finales del siglo pasado, Vitoria hizo una apuesta arriesgada pero firme enfocada hacia la transformación de la población en favor del medio ambiente, para lo que puso en marcha una serie de estrategias que la han conducido, con el tiempo, a convertirse en un ejemplo para toda Europa de urbe sostenible, logrando además el ser una de las ciudades españolas con mayor superficie de zonas verdes por habitante.

Salima Senyavskaya / ISTOCK

Gran parte de este mérito lo tiene la creación de un gran Anillo Verde interior, reformando varias arterias principales y dándoles un nuevo aspecto como bulevares, y remodelando diversas áreas en favor de un paisaje más acorde con esta visión cercana a la naturaleza y la sostenibilidad.

AlbertoLoyo / ISTOCK

Junto a esa medida, se creó todo un perímetro periurbano de alto valor ecológico, constituyendo un Anillo Verde exterior, en el que se unieran una serie de parques que dieran un nuevo valor ambiental a todo este espacio. El bosque natural de Armentia, que se enlaza con el emblemático Parque de La Florida, Salburua – un magnífico humedal de gran valor -, Olarizu – el cerro desde el que se otea toda Vitoria, convertido en jardín botánico - , Salburua, Zabalgana, Zadorra y Errekaleor, conforman este contorno verde que rodea la ciudad.

Sima_ha / ISTOCK

Todo ello, unido a unas nuevas construcciones eficientes, la adaptación del transporte en la población hacia un modelo más ecológico y la difusión y mejora de todas estas actuaciones en el exterior, le han valido el premio de Capital Verde Europea.

La famosa «almendra» que forma su casco histórico

Bien es cierto que la estrategia ambiental de Vitoria ha dado fama internacional a la ciudad, pero también es verdad que representa mucho más. Quizás no sea muy conocido, pero Vitoria cuenta con un casco histórico excepcional, bien conservado y de especial relevancia turística. Gran parte de este interés lo despierta la villa medieval, que forma una característica forma de almendra que se extiende a lo largo de una colina que domina la ciudad.

ARUIZHU / ISTOCK

Con más de un milenio a sus espaldas, esta parte corresponde a la urbe originaria conocida como Nueva Victoria, y en ella se da un ordenado entramado de calles entre las que se levantan edificios y construcciones que conforman la base del rico patrimonio histórico de la capital alavesa. 

PurpleImages / ISTOCK

El principal de esos edificios es la Catedral de Santa María, declarada Patrimonio de la Humanidad, que a pesar de encontrarse en un largo proceso de rehabilitación, debido a graves fallos de planteamiento en su origen, se puede visitar gracias a una original propuesta llamada «Abierto por obras», mediante la que se disfruta de un magnífico recorrido por todo este templo de 800 años de antigüedad que impresiona a quien lo ve por primera vez, tal y como hizo con Ken Follet, el famoso autor de Los pilares de la Tierra, quien se basó en ella para la continuación de este libro, Un mundo sin fin.

Catedral de Santa María | venemama / ISTOCK

Junto a la catedral, donde nos toparemos con la estatua de Ken Follet, no hay que dejar de visitar el famoso Portalón, una antigua casa de postas del siglo XV reconvertida en restaurante tras largos años de cierre, así como tampoco debemos dejar pasar la ocasión para recorrer la muralla del siglo XI que fortificó la ciudad, de la que aún se conserva una buena parte.

anderock82 / ISTOCK

Dentro de este recinto en forma de almendra conviene recorrer las calles en busca de alguno de los numerosos y preciosos murales pintados sobre los edificios, que convierten a toda esta zona en un museo gigante al aire libre; museo como el que se encuentra en una parte de la colina, el Bibat, el Museo de Arqueología y Museo Furnier de Naipes de Álava, toda una atracción que no hay que dejar pasar por alto; paralelo a él, ni mucho menos conviene olvidarnos tampoco de hacer alguna pasada por la calle Cuchillería, centro neurálgico de los bares de pinchos por el día y locales de fiesta por la noche.

Fuera de la almendra, más Vitoria

JMarabel / ISTOCK

Dando entrada a la almendra y como lugar más popular de toda la ciudad, nos espera la Plaza de la Virgen Blanca, con su emblemático símbolo de Vitoria que, a buen seguro es el punto más fotografiado de toda la población.

XabiTovar / ISTOCK

Saliendo de ella, en toda una zona peatonal que hace agradable el paseo, alcanzamos la formidable Plaza España, una perfecta construcción cuadrada del siglo XVIII donde se ubica el Ayuntamiento; y más allá, la Plaza de los Fueros, un reciente y peculiar foro en mitad de la ciudad que dispone de frontón y juego de bolos. Tomando la dirección opuesta a nuestro punto de partida desde la Plaza de la Virgen Blanca, a no mucha distancia, se alza impresionante la Catedral de María Inmaculada que, habiéndose comenzado a construir a principios del siglo XX, es de estilo neogótico.

JackF / ISTOCK

Cerca de allí, el Palacio de Congresos Europa es una de las mejores referencias de la ciudad sostenible, llamando la atención por su peculiar fachada recubierta de infinidad de plantas. Ya en la parte este de la ciudad, merece la pena visitar dos buenos ejemplos de la nueva Vitoria, el Bulevar de Salburua, con sus emblemáticos y modernos edificios, y el museo ARTIUM, la referencia vasca del arte contemporáneo emplazada en una sorprendente construcción vanguardista.

Museo ARTIUM | saiko3p / ISTOCK