El misterio de las piedras "vivas" que crecen en Rumanía

Declaradas Monumento de la Humanidad por la UNESCO, las piedras Trovants de Rumanía se han convertido en un enorme atractivo para turistas y científicos que las han apodado como “las piedras vivas”.

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: Nicubunu

Nos trasladamos hasta Costesti, en Rumanía, donde un extraño fenómeno natural se está consolidando como uno de los grandes atractivos de la zona. Y es que, ¿Has visto alguna vez a una piedra viviente? Sabemos que es difícil de entender… pero existen.

Estas piedras con vida propia se llaman ‘Trovants’, y su nombre significa literalmente “piedras que crecen” en rumano. Y aunque parezca mentira, estas piedras no difieren mucho visualmente de las piedras que puedes ver diariamente.

CalinStan / ISTOCK

No pasa lo mismo si analizamos su anatomía, y su antigüedad. Según los especialistas estas rocas tienen, aproximadamente, unos 6 millones de años de vida. Una vida que empezó como pequeños guijarros que, con el paso del tiempo, se han llegado a convertir en grandes moles de piedra de hasta 10 metros de altitud.

Genudoc

Eso si, no hay que confundirse con los Trovants ya que a pesar de que son piedras que crecen, lo hacen de una forma muy lenta. Se estima que estas misteriosas piedras tardan mil años en crecer entre 4 y 5 centímetros.

achiartistul / ISTOCK

¿Cómo crecen los Trovants?

Para ello diversos estudios se han encargado de verlas bajo la lupa tratando de encontrar cómo es posible que una piedra crezca. Bien, pues al diseccionarlas encontraron que estas piedras tenían una estructura similar a la que puede tener el tronco de un árbol.

Y todos sabemos que el tronco del árbol está formado por capas que, además, muestran su edad. Estas piedras funcionan exactamente igual, de ahí que se haya podido hacer una estimación de cuál es su antigüedad.

achiartistul / ISTOCK

Tal a sido la fascinación por estas piedras que han sido declaradas Monumento de la Humanidad por la UNESCO. Unas piedras, además, que hoy en día están protegidas por el Museo Trovant.

Pero sabemos que quieres saber más sobre cómo se forman estas piedras. Desde el Museo afirman que estas mágicas piedras se forman gracias a la acumulación de carbonatos en su interior, que hacen que cuando se precipita el agua sobre ellas presionen a las capas exteriores y vayan creando protuberancias que las hagan “crecer”.

bereta / ISTOCK

No es la única peculiaridad de estas piedras. Según los estudios sobre ellas estas piedras también contarían con “movimiento”, ya que se trasladan de promedio 2,5 milímetros cada dos semanas.

No sin especulación

A pesar de que se conozca científicamente cómo crecen estas piedras y que los científicos las hayan catalogado como formas inorgánicas de vida el misterio siempre atrae a la conspiración.

achiartistul / ISTOCK

Y no iba a ser menos con estas piedras. Algunos científicos han llegado a pensar que “son formas de vida con una conciencia propia”. Otros, algunos fanáticos de los paranormal se han aventurado a decir que son literalmente formas de vida extraterrestre que han llegado a nuestro planeta a través de una lluvia de meteoritos.

Nosotros lo único que sabemos es que el planeta es sabio, y que en nuestro pequeño lugar en el universo podemos encontrar cosas tan increíbles como estas que, aunque tengan una explicación científica no dejarán de sorprendernos.