Las termas de Saturnia, un placer de dioses en plena Toscana

Aguas medicinales y un espectáculo natural al alcance de todos

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: SimonSkafar / ISTOCK

Cuando hablamos de la Toscana nos vienen a la cabeza imágenes bucólicas de extensos campos y pueblos llenos de encanto, pero no podemos olvidar la naturaleza volcánica de parte de esta región.

Shaiith / ISTOCK

La provincia de Grosseto y su franja perteneciente a la Maremma acogen uno de los puntos de aguas termales más famosos tanto de esta región como de toda Italia. Las termas de Saturnia son el nombre popular de una zona rica en aguas medicinales que cuenta con un espacio de pozas de libre acceso cuya belleza y espectacularidad es digna de los dioses.

El rayo de Júpiter

La pequeña población de Saturnia, en la comuna de Manciano, tiene el privilegio de albergar en sus proximidades una serie de surgencias de aguas sulfurosas muy apreciadas por sus múltiples propiedades medicinales.

SimonSkafar / ISTOCK

Poblada desde la Antigüedad, nos podemos hacer una idea de lo que supuso en aquella época la existencia de este recurso tan apreciado en la vida de civilizaciones como la romana. A pesar de haber sido abandonadas durante mucho tiempo, en el siglo XIX fueron recuperadas hasta el punto de poner en funcionamiento un balneario que es el germen del gran centro que en la actualidad ha llegado a considerarse como uno de los mejores del mundo.

Tratándose de uno de los puntos turísticos más importantes del sur de la Toscana no es de extrañar que las leyendas del lugar hayan traspasado fronteras.

siete_vidas / ISTOCK

Según una de ellas, el origen de estas aguas procede de una lucha entre Júpiter y Saturno, en la que el primero lanzó un rayo que perforó la tierra permitiendo al agua brotar hacia el exterior. Otra, más recurrente, atribuye este mismo rayo al enfado de Saturno con la Humanidad, quien lo enviaría ante sus constantes desmanes guerreros.

Okeedokeewanders / ISTOCK

Al margen de estas historias - en realidad viajan a través de un riachuelo desde el Monte Amiata -, hoy contamos con la suerte de disfrutar de unos manantiales que emanan a una temperatura superior a los 37 grados centígrados, con un caudal en algunos puntos superior a los ochocientos litros por segundo. Tal es el caso del punto más admirado de toda la zona por su enorme belleza, conocido como las Cascadas del Molino de Saturno, un conjunto de pozas naturales con forma de bañeras y de color blanquecino que se han ido formando con el paso de los siglos gracias a la acumulación calcárea tras la evaporación del agua caliente.

SimonSkafar / ISTOCK

Conocidas así por situarse junto a un viejo molino de piedra, crean un escenario maravilloso al que es posible acceder de manera gratuita durante todo el año. Al contrario de lo ocurre con el cercano parque termal de Las Termas de Saturnia, aquí no existe ninguna restricción para utilizar este recurso natural y admirar su hipnotizante ambiente humeante causado por la temperatura de unas aguas ricas en minerales cuyas propiedades terapéuticas han sido ampliamente constatadas.

Una zona más celestial que infernal

Se cuenta en la zona que en la Edad Media los baños sulfurosos, debido al fuerte olor y el humo que desprenden, eran considerados obra del mismísimo diablo y una puerta hacia el infierno. Sin embargo, en la actualidad nos ofrecen un espectáculo mágico que nos hace pensar más en un regalo celestial.

Philippe Paternolli / ISTOCK

El interior de la provincia de Grosseto oculta este precioso espacio bajo la influencia de un volcán extinto que nos da una visión de la Toscana fuera de lo que estamos acostumbrados.

No obstante, las termas de Saturnia no son las únicas existentes en la región y son varios los ejemplos que podemos encontrar que, como estas, son de libre acceso y pueden ser disfrutadas por el público en general. Tal es el caso de las de San Filippo o San Casciano, por citar algunos de los ejemplos más conocidos.