Siete pueblos con encanto a menos de 50 kilómetros de Barcelona

¿Tienes ganas de una escapada? No hay que irse muy lejos para sentir que estás de vacaciones

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: kornyeyeva / ISTOCK

Circundamos Barcelona para descubrir diversos lugares con encanto que nos hagan volver a sentir la sensación de estar descubriendo sitios increíbles. Y qué mejor forma que hacerlo que con estos pueblos perfectos para una escapada a tan solo 50 kilómetros de Barcelona. Los hay históricos, playeros, con grandes tradiciones o con aguas termales de infarto.

1. Terrassa

Con una población de alrededor de 216.000 habitantes, Terrassa es uno de los pueblos con encanto que posee un rico patrimonio cultural y artístico en medio de un paisaje dominado por el Parc Natural de Sant Llorenç.

En la ciudad encontramos atractivos como la Seu d’Egara, situada al lado del parque de Vallparadís, que es un conjunto monumental excepcional por sus características. Aquí podemos viajar en el tiempo hasta la época final del Imperio Romano y los primeros siglos del cristianismo.

La Masia Freixa, en Terrassa. | Cavan Images / ISTOCK

Otro de los atractivos que configura su patrimonio medieval es, sin duda, el Castillo Cartoixa de Vallparadís, un edificio originario del siglo XII que se convirtió en cartuja en los siglos XIV-XV.

Castillo Cartoixa de Vallparadís | santirf / ISTOCK

Eso si, si vas en busca de inspiración gaudiana no debes perderte la Masía Freixa, un edificio construido por el arquitecto Lluís Muncunill i Parellada que tiene una clara inspiración en las obras de Gaudí. Este edificio es, sin duda, una de las joyas modernistas de Terrassa.

2. Cervelló

Está situado al oeste de la ciudad de Barcelona, cerca del área metropolitana y por encima de los contrafuertes orientales de la sierra de Ordal, muy cerca de la orilla derecha del río Llobregat.

Castillo de Cervelló, en Cataluña | PCB75

Esta población nació y se origino con el castillo que se construyó en el siglo X, alrededor del año 904. Aunque no tuvo mucha suerte, porque finalmente el castillo fue destruido en 1714 por el rey Felipe V. Hoy en día aún quedan notables restos de los muros de una torre y de la capilla que podemos ver con nuestros propios ojos.

Iglesia de Sant Ponç de Corbera en Cervelló | Ainhoa

Pero lo que es de una indudable visita en este municipio es la Iglesia de Sant Ponç de Corbera, uno de los legados románicos de esta villa y que se ubica en pleno Macizo de Ordal. Fue construida en el siglo XI, igual que la Iglesia de Santa Maria de Cervelló y son, a día de hoy, uno de los tesoros más importantes de la zona.

3. Sitges

Sitges está situado en la comarca del Garraf, en Barcelona y es una de las ciudades de sol y playa mas conocidas en general. No es de extrañar porque Sitges dispone de un clima cálido gracias a su posición geográfica en la costa mediterránea.

imv / ISTOCK

Como bien sabemos, Sitges dispone de una extensa playa, concretamente más de 4 kilómetros a los que acompañan un hermoso paseo marítimo con los palacetes indianos a un lado y el mar al otro.

Calles de Sitges | Jchambers / ISTOCK

Además, Sitges es un lugar con muchos eventos culturales a lo largo del año… para que no todo sea sol y playa. Encontramos el Festival Internacional de Cine, numerosas exposiciones de arte, los Carnavales de Sitges o conciertos de música clásica y contemporánea.

En definitiva, Sitges es uno de esos sitios donde aburrirse es más bien complicado.

4. Sant Pere de Ribes

Es otra de las localidades ubicadas en la comarca del Garraf, y limita con Sitges y Vilanova i la Geltrú. El paisaje está configurado por hermosas colinas y elevaciones en las que podemos deleitarnos con el Macizo de Garraf.

Viñedos de Sant Pere de Ribes | kornyeyeva / ISTOCK

Aquí nos encontramos con diversos sitios de interés que configuran su encanto. Su núcleo primitivo es uno de ellos, que surgió alrededor del antiguo castillo de Ribes, de origen islámico o mozárabe.

Otros puntos de interés también son la Iglesia Vieja, con su fascinante portalada, la Casa del Terme, que acogió el primer ayuntamiento de la localidad, o el puente de la Palanca, que como su nombre indica es donde podremos encontrar el monumental Pino de la Palanca.

Iglesia de Sant Pere de Ribes | JordiDelgado / ISTOCK

Pero si algo destaca aquí son sus masías diseminadas por todo el término. Las encontramos principalmente en el núcleo antiguo, que integra los barrios de las Parellades y Palou, y podemos ver hasta 50 de estas masías tradicionales. Son, en definitiva, un espectáculo visual.

5. Colonia Güell

Declarada Bien de Interés Cultural, esta colonia es un magnifico ejemplo de la innovación que experimentó la industria textil catalana en el siglo XIX y es aquí donde encontramos varios lugares donde Gaudí también dejó su firma.

La Cripta Gaudi en la Colonia Guell | Rudimencial / ISTOCK

El mas importante de ellos es la Cripta Gaudí, que como no podía ser de otra forma está edificada con columnas torcidas. También encontramos el laboratorio de la Sagrada Familia, el lugar donde Antonio Gaudí experimento y trabajo en el famoso monumento de la capital catalana.

Exterior de la Cripta Gaudi, en la Colonia Guell | JordiRamisa / ISTOCK

Tal es lo maravilloso de este lugar que la cripta fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en julio de 2005, lo que hace que sea una visita obligada si quieres empaparte un poco más en la vida de Gaudí.

6.  Caldes de Montbui

Este municipio se encuentra en la comarca del Vallès Oriental y se extiende entre un llano y los pies del Farrell, muy cerca del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt y la Serra de l’Obac.

Caldes de Montbui, Cataluña | amadalvarez

Como su propio nombre indica, esta romanizada población está repleta de termas declaradas Bien Cultural de Interés Nacional. Algunas han llegado a ser un símbolo del pueblo, como la fuente del Lleó. Sus aguas van a parar, aun hoy en día, a los lavaderos públicos que todavía siguen usando.

Fuente del Lleó, Caldes del Montbui | atosf / ISTOCK

No solo son sus termas, hay otros bienes de interés cultural como la torre de la Presó, del siglo XV. Una torre de defensa del antiguo recinto amurallado del pueblo que en el siglo XIX fue rehabilitada como cárcel. Los restos de la muralla medieval todavía se puede contemplar desde el puente románico, que data del 1226.

7.   Esparreguera

Esta localidad se encuentra al oeste de Barcelona, y gran parte de su territorio se encuentra a la derecha del río Llobregat. Este pueblo tiene muchísimo que ofrecernos y un encanto que deslumbra.

Vista general de la localidad de Esparraguera | Jerónimo Contreras Flore / ISTOCK

Empezando su encanto en su casco antiguo, donde podemos encontrar numerosas casas señoriales, la Iglesia románica de Santa Maria del Puig y el antiguo balneario de La Puda, que hace del casco antiguo de Esparreguera un lugar para descubrir la belleza de una población de origen prehistórico.

Iglesia de Esparraguera | Monica Grau

Cabe destacar que en este pueblo podemos encontrar el segundo campanario más alto de Cataluña, con sus imponentes 63 metros de altura en un estilo gótico con decoración renacentista.