Claves para entender la polémica de las nuevas puertas de la Catedral de Burgos

Las está diseñando Antonio López y mientras el Cabildo de la Catedral las defiende, las firmas en su contra se multiplican. Se espera que se inauguren el próximo mes de julio, si finalmente la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León da su visto bueno

María Escribano
 | 
Foto: Archidiócesis de Burgos

En julio de 2020, la Archidiócesis de Burgos anunciaba en un comunicado que la Catedral de Burgos tendría un regalo excepcional para su 800 cumpleaños (que se celebra el próximo 20 de julio de 2021): unas nuevas puertas de bronce realizadas por el artista manchego Antonio López.

Estado actual de las tres puertas de la fachada de Santa María.  | Ingenui / ISTOCK

La idea era “embellecer la fachada principal de la Catedral” con unas puertas que cuenten “desde fuera, desde la calle, la grandeza del misterio que se narra y ofrece desde dentro de la Catedral”, señaló el arzobispo don Fidel Herráez Vegas en una rueda de prensa. ¿Su ubicación? La fachada principal, la de Santa María, en la que está la Puerta Real o del Perdón, el acceso de entrada de fieles y peregrinos, “un lugar degradado y olvidado a lo largo de la historia”, según apuntaba el vicepresidente del Cabildo y delegado diocesano de Patrimonio Juan Álvarez Quevedo.

Boceto de las nuevas puertas.  | Archidiócesis de Burgos

Según informaban desde la Archidiócesis, las puertas de la fachada principal están deterioradas. Esto, unido a la mutilación y empobrecimiento que sufrió la primitiva portada gótica de la Encarnación tras las últimas intervenciones en el inmueble en 1790 (que la sustituyeron por una clasicista de “escaso valor artístico”), han motivado que se opte por embellecer esta fachada con un nuevo diseño de puertas.

Boceto de una de las puertas de bronce.  | Archidiócesis de Burgos

TRES PUERTAS AL CIELO

Antonio López se ponía entonces en marcha, construyendo tres puertas labradas en bronce que representan en la principal a Dios Padre; en la lateral izquierda, el misterio de la Anunciación, y en la puerta lateral derecha, una escena de la infancia de Jesús encarnado “sobre un jardín del Edén como hábitat original del proyecto salvador de Dios”, señalaba René Jesús Payo, presidente del consejo asesor de la Fundación VIII Centenario de la Catedral.

Diseño de una de las puertas.  | Archidiócesis de Burgos

Además, las nuevas puertas reflejarán la vida de la ciudad, incorporando arte contemporáneo a un templo gótico. “Las nuevas puertas tendrán la capacidad de integrarse en el conjunto del edificio, embelleciendo su fachada pero subordinándose a ella”, insistían desde el arzobispado. Es decir, no se dañaría la estructura del edificio y, al tratarse de unas puertas, podrían quitarse en cualquier momento.

POLÉMICA

Pero hace unos días saltaba la polémica. Icomos, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, una organización internacional no gubernamental asociada con la Unesco que se dedica a la conservación, protección y puesta en valor del patrimonio cultural, emitía un dictamen técnico no favorable, según informaba el arzobispado, a las puertas de Antonio López. Ahora bien, dado que este dictamen no es vinculante, corresponde a la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León la autorización de la colocación de las nuevas puertas.

Boceto de la tercera puerta.  | Archidiócesis de Burgos

La Archidiócesis de Burgos considera que las puertas tienen un valor cultural, espiritual y evangelizador excepcional, algo que también comparten reconocidas personalidades del mundo de la cultura. Sin embargo, otros no piensan así. A la evaluación técnica desfavorable se unía una iniciativa de firmas en el portal web Change.org pidiendo que no se coloquen estas puertas. Iniciada por el pintor burgalés Juan Vallejo de Lope, en la petición se califica a las nuevas puertas como “horror vacui”, “atropello artístico” y “esperpento”. Mientras se terminaba este artículo, ya habían firmado más de 29.000 personas en contra del cambio de puertas.

FINANCIACIÓN

“El proyecto, presupuestado en 995.000 euros, a los que habría que añadirse otros 200.000 para la fabricación de unas cancelas interiores que aíslen el edificio del frío, está financiado exclusivamente por aportaciones privadas de quienes, habiendo comprendido la trascendencia y belleza del proyecto, desean apadrinar la obra a través del mecenazgo”, explica el arzobispado. En mayo de 2020 ya estaba realizado el 40% del proyecto, pero la pandemia de coronavirus lo cambió todo y la crisis económica generada por esta ha reducido las aportaciones económicas, por lo que actualmente se siguen buscando nuevos patrocinadores entre los empresarios burgaleses en una campaña impulsada por FAE (Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos), que, al parecer, está dando sus frutos.

Proyección de dos de las puertas.  | Archidiócesis de Burgos

Para el Cabildo de la Catedral, estas nuevas puertas suponen una "inversión cultural, social y evangelizadora"... y económica, atrayendo a turistas a la ciudad.

REFORMAS SIMILARES

Acciones similares se han realizado en otras catedrales. Una de ellas es la de Reims, que en 2011 renovó algunas de sus vidrieras, también para celebrar su 800 aniversario, con la obra del artista alemán Imi Knoebel. Marc Chagall también creó unas vidrieras en esta catedral.

Vidrieras diseñadas por Imi Knoebel en la Catedral de Reims.  | Arnaud Abadie / ISTOCK

Por su parte, el artista Giacomo Manzù creó, también en bronce, la famosa Puerta de la Muerte en la basílica de San Pedro del Vaticano. Fue un encargo del Papa Juan XXIII a principios de los años 60 del siglo pasado.

Puerta de la Muerte en la basílica de San Pedro del Vaticano. | Mondadori Portfolio / GETTY