¿Y pasar la Semana Santa paseando por la costa? Así son los Senderos Azules

Hay más de 70 repartidos por nuestra geografía, y recorren Parques Naturales, calas y extensos y bellos arenales. La brisa del mar y el rumor de las olas acompañan cada trayecto, perfectamente señalizados e integrados en el entorno

Silvia Roba
 | 
Foto: TONO BALAGUER / ISTOCK

CALAS Y PEÑAS

Sendero ecológico

Benissa (Alicante)

La primera imagen que viene a la memoria al recordar Benissa es la de su blanca iglesia, conocida como la Catedral de la Marina Alta. Aunque no es la localidad más famosa de la comarca, presume de un precioso litoral, salpicado de acantilados y pequeñas calas. Es fácil recorrerlo. Solo hay que elegir entre los dos tramos en que se divide el sendero ecológico que bordea la costa. El primero une la playa de la Fustera con la cala de la Llobella. El segundo, la platgeta de l’Advocat, con su característico espigón, y la cala del Baladrar. En el horizonte, el Penyal d’Ifac, que también se contempla desde el Xiringuito L’Erico. Es un todo en uno: arroz, cócteles y música en directo. 

amoklv / ISTOCK

LA LUZ DEL CANTÁBRICO

Ruta de la costa

Noja (Cantabria)

Noja es un municipio enclavado entre las Marismas de Joyel y Victoria, el humedal más importante del norte de España. Para disfrutar de las maravillas que ofrece su costa lo mejor es seguir esta ruta de seis kilómetros que une, entre calas y pinares, la playa de Ris con la de Trengandín. Entre medias, el espectáculo de las dunas colgadas, consecuencia de la acción del viento sobre los acantilados. Desde el saliente de roca de Punta de la Mesa se disfruta de las mejores vistas al mar. Y casi al final, la playa de Pombera, con una casuca de baños próxima a ella. Para reponer fuerzas, una hamburguesa gourmet en el restaurante Bitácora.

Luis Revilla / ISTOCK

DE ISLAS Y MAREAS

Ribadeo (Lugo)

Son varios los tramos en que se divide este sendero, que comienza junto al faro de Illa Pancha, el más oriental de Galicia. La isla, muy escarpada y recortada, unida a tierra firme por un estrecho puente, es famosa precisamente por esta construcción del siglo XIX, que hoy acoge un hotel con encanto. La siguiente parada es el Forte de San Damián, el mejor ejemplo de arquitectura militar de Ribadeo, erigido en 1624 para proteger la entrada de la ría. La siguiente etapa lleva al puerto deportivo y la praia dos Bloques, con magníficas vistas de la costa asturiana, y la última, a la Casa das Algas, antigua fábrica hoy restaurada, y al Muiño das Aceas, un viejo molino de mareas. 

OlivierGuiberteau / ISTOCK

ENTRE PINOS Y NECRÓPOLIS

Sa Marina de Son Real

Santa Margalida (Mallorca)

Arte e historia confluyen en este camino por la costa noroeste de la isla. El itinerario comienza en la playa de Son Bauló y discurre a través de zonas rocosas y playas vírgenes que albergan sistemas dunares y extensos pinares. Primera parada: la necrópolis de Son Real, con más de cien sepulcros. El camino continúa, entre pinos y sabinas, rumbo a las casas medievales del predio de Son Real, conjunto que comprende casas señoriales, torres de defensa… y un Centro de Interpretación sobre el mundo rural en Mallorca. En sus inmediaciones aguarda el poblado pretalayótico de Es Figueral. 

JohanSjolander / ISTOCK

PAISAJES DE LA COSTA BRAVA

S’agaró (Girona)

El abrupto paisaje de la Costa Brava aparece surcado por caminos de ronda tallados entre los acantilados. Uno de los mejor conservados une la playa de Sant Pol, en Sant Feliu de Guíxols, con la de Sa Conca, en S’Agaró, lujosa urbanización de la que forma parte el Hostal La Gavina, con ilustres huéspedes como Elizabeth Taylor y Salvador Dalí. En apenas kilómetro y medio, el paseo avanza entre residencias nobiliarias y calas (Pedrosa, Les Vaques…) a través de escalinatas novecentistas y miradores como el de los Esculls de la Font, un templete con ocho columnas sobre el mar. Al final, dos opciones: tomar algo en el Xiringuito Xa Conca o continuar hasta la cala de S’Oriçar. 

tacstef / ISTOCK

LITORAL DE EMOCIONES

Senda Costera de Muros de Nalón (Asturias)

Comienza esta ruta en San Esteban de Pravia. El camino avanza en paralelo a la ría hasta alcanzar, próximos a la desembocadura del Nalón, los espigones y muros del muelle. En la playa del Garruncho iniciaremos el ascenso hasta el Mirador del Espíritu Santo. Ante nosotros, los cabos de Peñas y Vidio, la playa de los Quebrantos, el playón de Bayas y la isla de La Deva. El Cantábrico en todo su esplendor, del que también podremos disfrutar desde el Mirador de la Atalaya y desde el de los Glayos. Entre bosques de pinos y acantilados aguarda el final: Muros de Nalón y las playas de Xilo y Aguilar, con imponentes rocas que parecen emerger de la misma arena. Quizás haya quien encuentre aquí una xana encantada. 

StockPhotoAstur / ISTOCK

MARISMAS Y CASTILLOS

Punta del Boquerón

San Fernando (Cádiz)

El recorrido discurre por la línea de transición entre las marismas del Caño de Sancti Petri, brazo de mar que separa Cádiz de la Península, y las dunas, con alguna sorpresa. Entre ellas, la Batería de Urrutia, fortificación decisiva para la entrada, en 1823, de los Cien Mil Hijos de San Luis. Son lecciones de historia que acompañan el paseo por un sendero que ofrece una panorámica excepcional del castillo de Sancti-Petri, levantado en el mismo lugar que tiempo atrás ocupara el Templo de Hércules. La meta aquí tiene nombre propio: la flecha litoral de la Punta del Boquerón.

donstock / ISTOCK

MEMORIA DE PESCADORES

Camí de Ronda de L'Ametlla de Mar (Tarragona)

Los caminos utilizados por los pescadores para transportar sus capturas inundan el litoral de Tarragona. Este que comienza en la playa del Alguer, en L’Ametlla de Mar, coincide en su trazado con el GR92. Muy cerca del Club Náutico unas escaleras llevan hasta Cala Pepo y Cala Bon Caponet, separada esta de la playa del Bon Capó. El camino de ronda que transcurre por el antiguo astillero conduce hasta la playa del Estany d’en Gras. La playa del Port Oliver, el Cap de Santes Creus y las calas de la Llenya y del Estany Podrit preceden a la Punta del Àliga, construcción de vigilancia de 1598 hoy transformada en mirador. El recorrido acaba en la playa de l’Àliga.

Eloi_Omella / ISTOCK

HORIZONTES DEL OESTE

Senda entre faros

Islas Cíes (Pontevedra)

Hay varios caminos señalizados en el archipiélago gallego, pero este aprovecha el trazado de dos de ellos, el del Faro do Peito y el del Faro de Cíes, punto final de esta ruta. En poco más de siete kilómetros (ida y vuelta) podremos ver, a la izquierda del muelle al que llegan los barcos, la playa Figueiras, de blancas arenas, antes de alcanzar la de Rodas, con su forma de media luna, soñada por todos. El Lago dos Nenos y el Centro de Información del Parque, construido sobre el monasterio de San Esteban, del siglo XI, son otros hitos del sendero. De regreso espera el restaurante Serafín y una generosa ración de pimientos de Padrón.

Karen Goncalves / ISTOCK