Un paseo por la Viena de Beethoven

Viena será Capital de la Música en 2020 y no es para menos. La capital de Austria celebra este año el 250° aniversario de Ludwig van Beethoven. que se vivirá por toda la ciudad conmemorando a este genio compositor que encontró en Viena un lugar de inspiración donde estrenó la mayoría de sus obras.

Redacción Viajar
 | 
Foto: © Haus der Musik / Inge Prader

Ludwig van Beethoven llegó a Viena a la edad de 22 años. Este genio de la música, del cual en el año 2020 se celebra el 250 aniversario de su nacimiento, encontró en Viena el lugar en el que pudo desarrollar su creatividad y estrenar la mayoría de sus obras: el Museo Beethoven, lugares conmemorativos ubicados en antiguos domicilios, su tumba en el Cementerio Central y otros lugares más recuerdan al famoso compositor. Hacemos un recorrido por los más importantes:

LA ESTATUA DE BEETHOVEN EN VIENA

Monumento a Beethoven (Beethovenpark, Beethovenplatz, 1030 Viena)   | © Schaub-Walzer / PID

Este monumento inaugurado en 1880 fue promovido en parte por otro de los músicos famosos de su época. Franz Liszt, gran admirador de Beethoven, quiso que los ingresos de su último concierto público (realizado el 16 de marzo de 1877 con motivo del cincuentenario de la muerte de Beethoven) sirvieran para finalizar el monumento. El gran maestro dirige su mirada hacia la Konzerthaus (Casa de los Conciertos), donde sus obras se encuentran a menudo en el programa y donde hay también un modelo de la misma estatua que recibe al público en el vestíbulo.

 

MUSEO DE BEETHOVEN

Museo Beethoven Probusgasse 6, 1190 Viena, | © Wien Museum / Birgit und Peter Kainz

En la época de Beethoven, Heiligenstadt era un pueblecito situado fuera de las murallas de la ciudad y una popular estación termal. Hoy en día es un barrio que forma parte del distrito 19 (Döbling). Los largos paseos y las vivencias en plena naturaleza eran una fuente de energía para el compositor, lo distraían y le daban la esperanza de que sus dolencias corporales y emocionales pudieran mejorar o incluso curarse. En la calle de uno de sus antiguos domicilios, la Probusgasse, se inauguró en 2017 el Museo Beethoven. El recorrido de la exposición conduce al visitante por 14 habitaciones. Los temas tratados son, entre otros, la historia del edificio, el traslado de Beethoven de Bonn a Viena, sus estancias en Heiligenstadt, la composición, los ingresos del compositor, la interpretación musical en su época y su legado.

 

CASA PASCUALATI

La casa Pascualati, en Mölker Bastei 8, 1010 Viena | © Wien Museum / Lisa Rastl

El barón de Pasqualati había puesto un piso asequible a disposición de su amigo Beethoven, y aquí residió el compositor varias veces entre los años 1804 y 1814. La Casa Pasqualati se encuentra situada en el casco antiguo, sobre los restos de un antiguo baluarte (Mölker Bastei). Las vistas de las que podía gozar Beethoven desde allí permitían divisar las poblaciones que rodeaban la ciudad e incluso las colinas de los Bosques de Viena. Unas vistas que muy probablemente le sirvieron de inspiración en muchas de sus principales obras. Entre otras, trabajó aquí en su “Fidelio”, varias sinfonías, el concierto para violín y piezas de piano como por ejemplo su “Para Elisa”, que parece ser que dedicó a Therese von Malfatti, su amor desgraciado. El piso conmemorativo de Beethoven se halla en la cuarta planta. Aquí están expuestos muchos objetos personales del maestro y sus composiciones pueden ser escuchadas mediante auriculares.

 

LA CASA DE LA MÚSICA

Casa de la Música, Seilerstätte 30, 1010 Vien | © Haus der Musik / Inge Prader

La Casa de la Música del casco antiguo permite gozar de fascinantes experiencias de sonido en cuatro plantas. La tercera está dedicada a los grandes compositores que vivieron y trabajaron en Viena. Un gran plano de la ciudad muestra la gran cantidad de veces que Beethoven se mudó de casa (más de 60 durante los 35 años que residió en Viena). Aquí pueden admirarse sus composiciones, una mascarilla hecha en vida y su mascarilla funeraria, documentos autógrafos, esbozos para los decorados de su ópera “Fidelio” y también puede experimentarse de manera sobrecogedora lo que significó para él la pérdida paulatina del oído. En junio y julio de 2020, la instalación acústica “Inside Beethoven! – El conjunto accesible” invita a “recorrer” (en el sentido literal de la palabra) las obras de Beethoven mezclándose entre los músicos sobre un escenario. A ello se añaden en 2020 dos exposiciones temporales en el patio interior y una fiesta para celebrar el vigésimo aniversario de la Casa de la Música el día 15 de junio, que incluye conciertos y un “Sendero de Beethoven”

 

TEATRO DE VIENA

Theater an der Wien Linke Wienzeile 6, 1060 Viena, | © WienTourismus / Paul Bauer

Este teatro ya era otrora uno de los lugares importantes para interpretar óperas, operetas, óperas de carácter popular (las llamadas “Singspiele”), obras de teatro y conciertos de todo tipo. Varias obras de Beethoven fueron estrenadas aquí, por ejemplo su concierto para violín y la ópera “Fidelio”. En los años 1803-04, mientras trabajaba en la composición de su ópera, vivió aquí durante varias temporadas. Con motivo del año conmemorativo de Beethoven 2020, el Theater an der Wien presenta algunos actos especiales en memoria del compositor: por ejemplo un estreno mundial (“Egmont” de Christian Jost y Christoph Klimke, a partir del 17 de febrero de 2020) y una nueva producción del “Fidelio” (a partir del 16 de marzo de 2020) puesta en escena por Christoph Waltz.

 

RESTAURANTE LUDWING VAN

Restaurante “Ludwig van” Laimgrubengasse 22, 1060 Viena | HARALD ARTNER

En esta casa (declarada monumento) Beethoven tuvo un piso con vistas al patio interior desde octubre de 1822 hasta marzo de 1823. Aquí trabajó (entre otras obras) en la composición de su “Missa solemnis”, la Novena Sinfonía y la sonata para piano en do mayor op. 111. El elegante mesón “Ludwig van” sirve platos clásicos de la cocina vienesa y austríaca reinterpretados de manera moderna.

 

SECESIÓN

Secesión Friedrichstrasse 12, 1010 Viena | © WienTourismus / Paul Bauer

Este edificio, construido por el arquitecto Joseph Maria Olbrich en 1897/98, se reconoce ya desde lejos gracias a su impresionante cúpula de hojas doradas. No solo en el Belvedere (donde se halla su mundialmente famoso cuadro de “El beso”) sino también aquí puede contemplarse una importante obra de Gustav Klimt. En el sótano puede admirarse el “Friso de Beethoven” (de 34 metros de longitud y 2 metros de altura), un homenaje a Beethoven y su Novena Sinfonía creado con motivo de una exposición dedicada al maestro en el año 1902.

 

TUMBA DE BEETHOVEN

Cementerio Central, Simmeringer Hauptstrasse 234, 1110 Viena | © Schaub-Walzer / PID

Ludwig van Beethoven está enterrado en una tumba honorífica del Cementerio central (Grupo 32 A, n° 29). Su tumba original se hallaba en el cementerio del pueblo de Währing, donde fue sepultado el 29 de marzo de 1827. En 1888 sus restos mortales fueron trasladados a la tumba honorífica del Cementerio Central. Junto a Beethoven está enterrado también Franz Schubert. Entre ambas tumbas fue erigido un monumento a Wolfgang Amadeus Mozart, cuyos restos reposan en el Cementerio de San Marcos (St. Marxer Friedhof).

MAYER AM PFARPLAT

Heuriger “Mayer am Pfarrplatz” Pfarrplatz 2, 1190 Viena, | © Pfarrplatz Gastronomiebetriebs Gmbh

El edificio que alberga la taberna de vinos “Mayer am Pfarrplatz” fue uno de los numerosos domicilios de Beethoven. Aquí, cerca del actual Museo Beethoven, vivió y trabajó en 1817. La taberna, que dispone de una acogedora terraza, sirve un variado buffet de platos calientes y fríos, así como vinos de cosecha propia de sus bodegas, fundadas en 1683.