Oliva. Todo lo que necesitas para pasar el verano está en esta localidad de la Comunidad Valenciana

La hemos encontrado. Y es que la localidad valenciana de Oliva, tiene todo lo necesario para pasar un verano inolvidable. ¿La conocemos?

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Redacción Viajar

Seguro que conoces las playas de Valencia, Gandía, las calas de Jávea o la localidad de Dénia. Pero, ¿te has parado a pensar que el Mediterráneo valenciano tiene mucho más? Hay otras pequeñas ciudades que nada tienen que envidiar a las anteriores. Ponemos rumbo a Oliva, un municipio en el límite de la provincia de Valencia, colindante con la de Alicante. Esta ciudad histórica de La Safor, se encuentra en un marco incomparable: rodeada de montañas, parajes naturales y a orillas del Mediterráneo. Pasear por su centro histórico, es hacerlo por la historia de las civilizaciones que han pasado por aquí y siempre es una delicia hacerlo por esta zona, conservada en perfecto estado, del periodo medieval. Allí te esperan iglesias, casas señoriales, museos y un barrio morisco, que no tienen desperdicio.

@ Rano_Raraku_photo

Pero sin duda, uno de los grandes alicientes de Oliva son sus playas. Se extienden a lo largo de 8,5 kms. Y son conocidas en toda Europa por su calidad y naturalidad. De hecho, en muchos tramos se han conservado las dunas naturales milenarias y la fauna y flora que habitan en ellas. Esto hace que estos parajes, sean de indudable valor ecológico y paisajístico y que como ello, haya que cuidarlo. Estas playas son el paraje perfecto para relajarse y practicar deportes acuáticos como el surf, kite-surf o paddle surf, entre otros.

Y precisamente, junto a estas playas de dunas inigualables, se encuentra un lugar donde descansar, relajarse y pasar unos días inolvidables junto a la familia. Se llama Oliva Nova Beach & Golf Resort y es el mejor hotel de la zona y uno de los mejores complejos turísticos de la Comunidad Valenciana, por varias razones.

Redacción Viajar

Se le conoce como 'el resort de las experiencias' y es que aquí hay de todo y para todos. Para empezar, cuenta con 205 habitaciones espaciosas, con terraza y equipadas con toda clase de comodidades. Además, cuentan con un paquete premium con ventajas como minibar gratuito, parking incluido, servicio de cobertura... Otra opción es alojarse en el Residencial Las Dunas, a 150 metros de la playa, que cuenta con 176 apartamentos y 39 adosados.

Redacción Viajar

Una vez elegido el lugar donde quedarse, solo habrá que preocuparse por cosas como ¿dónde cenamos hoy? ¿a qué hora vamos al spa? ¿cuándo podrán los peques jugar con Oli? Y es que como avanzábamos, en Oliva Nova hay actividades para todos. Si viajas en familia, el resort cuenta con un Kids Club con actividades para todas las edades (también un Baby Club para pequeños de 1 a 3 años), combinando deporte y ocio con talleres, música y actividades de lo más divertido. Acabarán encadilados con Oli, su simpática mascota que les acompañará en muchos de estos momentos.

Redacción Viajar

Para los mayores, después de pasar un día de playa con las dunas protegidas como telón de fondo, lo mejor es relajarse un rato en su spa, con una zona de hidroterapia, baño turco, sauna finlandesa, pediluvio y ducha ciclónica, entre otros. Además, cuentan con una extensa carta de tratamientos realizados con aparatología y cosmética a la última y masajes del mundo. No podemos olvidarnos de aquellos que practican deporte en vacaciones y para ello Oliva Nova cuenta con un campo de golf de 18 hoyos, diseñado por el golfista español Severiano Ballesteros, pistas de pádel y tenis, un centro ecuestre y gimnasio.

Redacción Viajar

Una vez reunidos todos de nuevo, el plan será elegir dónde acercarse a cenar, porque la oferta en Oliva Nova es de lo más completa. Una Trattoria con auténtica cocina italiana, el restaurante El Olivo de cocina mediterránea y arroces, la Pérgola, donde se sirven cenas buffet con showcooking o la joya de la corona, el restaurante Aura, el más sofisticado, que ofrece alta cocina mediterránea con lo mejor del mar y las huertas levantinas.

Hotel Oliva Nova

Otras referencias para comer en Oliva son restaurantes como Oasis, donde ofrecen cocina tradicional y de mercado, elaborada con productos de temporada. Además, son especialistas en cocas de dacsa, una elaboración típica de la comarca de La Safor, que sirven con preparaciones tradicionales como la gamba amb bleda o cebolla. Para degustar lo mejor del mar, reserva en Soqueta, toda una referencia en la zona que ofrece en su carta entrantes típicos de esta comarca, como lo figatells, croquetas caseras de bacalao, pescados y mariscos de la lonja y arroces, tanto secos como melosos, con diferentes recetas.

Hotel Oliva Nova

Si viajas en familia, además de apuntarte a los planes que ofrece Oliva Nova, existe otro plan para que los peques lo sigan pasando de cine, llevarles a Nino Park, un mundo ideal para los amantes de los dinosaurios. A través de réplicas a tamaño real, este parque propone un recorrido de una hora a través del Mesozoico, vegetación salvaje y la fauna propia de La Marjal de Oliva. Además, cuentan con tirolinas, pista infantil de karts, un mini cancha de baloncesto y una terraza con chiringuito. ¡Abren todos los días del verano!

Oliva Park

Cuando cae la tarde, lo mejor es poner rumbo a uno de los chiringuitos más longevos de la zona, el Oli Ba Ba. Lo reconocerás por las dos estatuas de Moái, pero no, no nos hemos trasladado por arte de magia a la Isla de Pascua, estamos en Oli Ba Ba, uno de los chiringuitos más divertidos de la playa de Oliva. Aunque han cambiado su ubicación respecto a otros años y ahora apuestan más por los planes de día, sigue siendo uno de los enclaves más idílicos de la costa valenciana. Paellas -por encargo- para comer, agua de Valencia y mojitos de frutas al atardecer y la posibilidad de despedir el día mojándote los pies en el Mediterráneo al son de la música.

Redacción Viajar