Ljubljana con buen tiempo

Foto: ISTOCK

Conocida como la ciudad de los dragones, Ljubljana guarda entre sus calles una historia que se remonta al siglo I, cuando nació como campamento militar de la legión romana. De esta época no queda apenas nada, excepto la ubicación de su castillo, construido sobre una antigua fortaleza romana pero las construcciones de la ciudad sí que narran el paso de otro tiempo, el de la Edad Media.

Habitada, tras los romanos, por francos y magiares, en el siglo XV es conquistada por los Habsburgo quienes la construyen en estilo renacentista tras un importante terremoto que devastó la ciudad. A este estilo se le unen el gótico, el barroco y el art nouveau que conviven de una forma maravillosa.