Lalibela, el misterio de las iglesias excavadas “construidas por ángeles”

Estas iglesias excavadas en roca sólida por debajo del nivel de la tierra son uno de esos lugares que hay que pisar una vez en la vida.

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: narvikk / ISTOCK

Puede que hayas escuchado alguna vez sobre las misteriosas iglesias excavadas de Lalibela, o puede que no. Si es la primera vez que lees algo sobre este lugar déjame decirte que aquí encontraras historia y misterio congelados en piedra. Y es que Lalibela no solo es un lugar más del Patrimonio Mundial de la UNESCO, sino realmente una de las maravillas del mundo que aún queda por reconocer.

Vista superior de una de las iglesias de Lalibela, en Etiopía | Joel Carillet / ISTOCK

La encontramos en una región montañosa en el corazón de Etiopía, a unos 645 kilómetros de Addis Abeba, la capital de Etiopia. Se construyó hace 800 años, cuando un rey etíope ordenó una nueva capital para los cristianos, y con ella nacieron las excavaciones en roca de estas iglesias monolíticas medievales.

Exterior de una de las iglesias de Lalibela | Lingbeek / ISTOCK

Su construcción se atribuye al rey Lalibela, que se propuso construir en el siglo XII una ‘Nueva Jerusalén’ después de que las conquistas musulmanas detuvieran las peregrinaciones cristianas a Tierra Santa. Pero cuando realmente floreció fue después del Imperio Aksum.

Iglesias excavadas por ángeles

Realmente no se sabe quién ni cómo se construyeron las iglesias, a pesar de que se le atribuya su construcción al rey Lalibela. Para los fieles de la Iglesia Ortodoxa etíope no tienen ningún misterio su creación, para ellos las iglesias fueron construidas por ángeles.

Iglesia de Bet Giyorgis, en Lalibela | christophe_cerisier / ISTOCK

Pero la realidad podemos entender que es diferente. Estas iglesias Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO fueron excavadas en roca sólida completamente por debajo del nivel del suelo y con una variedad de estilos.

Frescos en el interior de una de las iglesias de Lalibela | zanskar / ISTOCK

Se sabe, según los estudios, que para conseguir crear estas iglesias su construcción se hacía de arriba abajo. Primero se excavaba un rectángulo que aislara a un bloque sólido de granito, para después ir tallando tanto externa como internamente las iglesias.

Exterior de la Iglesia de San Jorge, en Lalibela | Dmitry_Chulov / ISTOCK

Es así como fueron cincelando las puertas, ventanas, columnas, techos y los varios pisos que tienen algunas de estas iglesias. Por si fuera poco la gigantesca obra se completó con un extenso sistema de zanjas de drenaje, trincheras y pasajes ceremoniales. Algunos, incluso, cuentan con cuevas ermitañas y catacumbas.

Estas iglesias están organizadas en dos grupos principales que se conectan por pasillos subterráneos también tallados en la piedra. El primer grupo se encuentra al norte del río Jordán, y el otro al sur del mismo río.

Iglesia de Bete Abba, en Lalibela | HomoCosmicos / ISTOCK

De las 11 iglesias hay una que destaca sobre las demás, la más grande de todas. Es la llamada Casa de Medhane Alem (o la Casa del Salvador del Mundo) que mide 33 metros de largo, 23 metros de ancho y tiene 10 metros de profundidad. ¿Puedes imaginarte lo que es tallar con todo detalle una iglesia de estas dimensiones?

Otra de las iglesias que destaca es la Casa de Giyorgis, que tiene forma cuneiforme y que está tallada en una terraza de roca inclinada. No podemos olvidarnos de la Casa de Gólota, que contiene la tumba del rey Lalibela o la Casa de Mariam, donde se encuentran unos preciosos frescos.

Iglesia de San Jorge en Lalibela, excavada en piedra sólida | narvikk / ISTOCK

De las 11 iglesias talladas hay una que está aislada de las demás. Concretamente la Iglesia de Biete Ghiorgis o Casa de San Jorge. A pesar de estar aislada está conectada a las demás por un extenso sistema de trincheras… cosa que la hace todavía más espectacular.

Lalibela, un lugar de culto

Todo aquel viajero que ha pisado una de estas iglesias se ha fascinado con ellas. Su espectacularidad sobrepasa todos los límites imaginarios sobre lo que el ser humano ha sido capaz de hacer.

Fieles en Lalibela, Etiopía | OscarEspinosa / ISTOCK

Pero eso sí, todos coinciden que si quieres ver Lalibela en su máximo esplendor tienes que pasar una vigilia nocturna en ellas durante una de las grandes fiestas religiosas. En estas fiestas cientos de peregrinos vestidos de blanco abarrotan los patios de las iglesias, y es donde realmente podemos presencial el cristianismo ortodoxo en su forma más cruda y poderosa.

Así es Lalibela...  ¿No estáis fascinados?