Lake District, el paisaje más evocador de Inglaterra

Esta región desconocida es, sin embargo, el destino más visitado del país después de Londres

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: BriBar / ISTOCK

Lo encontramos en el condado de Cumbria, al norte de Inglaterra, entre montañas brumosas y valles escondidos. Es un paisaje dibujado con suaves colinas, lagos plagados de nenúfares y bosques de tilos y secuoyas. Un rincón tocado por el eco de los poetas victorianos y la magia de los cuentos infantiles. Un territorio agreste que está salpicado de encantadoras aldeas repletas de cottages y pubs de madera. 

Michael_Conrad / ISTOCK

Auténtico sabor inglés, en otras palabras. Así es el Lake District, uno de los lugares más evocadores de Gran Bretaña, una región desconocida que constituye sin embargo el destino más visitado del país más allá de Londres.

Tranquillian1 / ISTOCK

El Distrito de los Lagos es el mayor parque nacional del Reino Unido. Aquí descansa lo más extremo de su naturaleza: Wastwater, el lago más profundo y Scafell Pike, la cumbre más alta. Pero también los pueblos más auténticos, aquellos que aún exhiben pintorescas casas de piedra, mercadillos de hortelanos y silenciosos artesanos locales congelados en un tiempo pasado. Y todo ello, curiosamente, con un toque de los más exclusivo, puesto que se trata de la zona de moda de la jet set desde finales del siglo XIX.

BriBar / ISTOCK

Activarse o descansar

En el Lake District cabe toda actividad: el deporte y el reposo; el aire libre y el patrimonio cultural, las atracciones para los niños y las visitas para los adultos. Uno puede lanzarse a la aventura de la escalada o los deportes náuticos. O simplemente empaparse de la belleza de sus 16 lagos, recorriendo los bucólicos senderos que bordean sus costas o, mejor aún, aventurándose en una de las múltiples travesías en barco que pueden realizarse durante todo el año. El más frecuentado es Windermere, donde se puede abordar un paseo hasta Wray Catle, un castillo gótico como sacado de un cuento. 

jikgoe / ISTOCK

También es una delicia descubrir su pueblos encantadores, todos con la arquitectura típica de la región: calles estrechas y casas de piedra y pizarra. Destaca entre ellos el idílico Hawkshead, que inspiró al poeta William Wordsworth muchos de sus pasajes más famosos. También Ambleside, una parada obligatoria no tanto por su aire de postal a los pies del lago como por la Bridge House, una icónica casita asentada sobre un riachuelo. Y otros muchos como Grasmere y Bowness-on-Windermere, sólo por poner un par de ejemplos.

acceleratorhams / ISTOCK

Perico el Conejo y la Oca Carlota

El Lake District es asimismo el lugar donde seguir la huella del fantástico elenco animal ideado por Beatrix Potter, una de las autoras infantiles con mayor éxito de la historia. De su pluma y sus delicadas acuarelas nacieron personajes tan simpáticos como Peter Rabbit, Jemina Puddle-Duck o Squirrel Nutkin, que a España llegaron como Perico el Conejo, la Oca Carlota o la Ardilla Nogalina. Hoy, más de un siglo después, siguen siendo un imán para los más pequeños.

The World of Beatrix Potter Attraction

Alumbrados precisamente en estos parajes (de hecho sus historias tienen siempre como fondo el Distrito de los Lagos), hay una serie de puntos que trazan la ruta tras los pasos de la ilustradora: la granja de Hill Top, que conserva sus pertenencias, la Beatrix Potter Gallery, donde admirar sus pinturas o The World of Beatrix Potter Attraction, una suerte de parque temático que permite conocer, en logradas reproducciones tridimensionales, a sus famosos personajes.

The World of Beatrix Potter Attraction

Con todo estas visitas, solo queda entregarse a los placeres del paladar en una región que destaca, especialmente, por sus múltiples tiendas artesanales, donde degustar productos locales elaborados con recetas centenarias. Una ocasión de descubrir, por ejemplo, la mermelada de mojito, el chutney de bloodymary  o un reputado pan de genjibre, que se viene haciendo con la misma fórmula secreta desde 1860.