7 paradas imprescindibles para hacer turismo en Calabria... sin ser un turista más

Esta región de Italia es una de las menos frecuentadas, y por eso aún quedan muchos lugares extremadamente bellos por explorar, al margen de las masificaciones

Petit Futé/Alhenamedia/Varios autores
 | 
Foto: Freeartist / ISTOCK

Este es un extracto de la guía Apulia / Calabria-Basilicata, que acaba de publicar la prestigiosa colección Petit Futé, de la editorial Alhenamedia.

Calabria es, sin duda, la parte más "intensa" del sur de Italia. Limitada por unos 800 kilómetros de costa, la región está formada en gran parte por macizos montañosos, un relieve que ha obstaculizado durante mucho tiempo su desarrollo económico. Durante mucho tiempo sin salida al mar, esta región ha sido la más pobre de Italia y ha servido de caldo de cultivo para la mafia. Pero no te preocupes, Calabria no es peligrosa para el viajero, ya que ofrece uno de los entornos naturales protegidos más bellos de Italia. 

1. Cosenza

Primera parada importante en Calabria cuando se viene del norte, Cosenza es un centro cultural y económico que a veces se atraviesa sin detenerse. Ningún Jardín del Edén oculto, es cierto, ni siquiera monumentos excepcionales, pero una ciudad que parece sin embargo injustamente olvidada por los turistas.

Cosenza | bwzenith / ISTOCK

Cosenza, rodeada por sus siete colinas, bañada por las aguas del Crati y del Busento, no carece de encanto. En el monte Pancracio se encuentra el antiguo centro urbano, vigilado por el castillo normando-suabo. Aquí predomina la decadencia, pero no impide que el ojo perciba la antigüedad y la belleza de algunas fachadas. Cosenza tiene la atmósfera de una ciudad donde la decadencia y la riqueza hacen una extraña mezcla.


2. Lago Cecita 

Este hermoso lago artificial rodeado de abetos, a 1133 metros de altitud, es un destino popular para pasear. Está bien equipado con muchos puntos de pícnic alrededor del lago. También h una granja de ciervos y gamos en las inmediaciones. Aquí se encuentra la puerta de entrada al Parque Nacional de la Sila, y el Centro Visita Cupone.

Lago Cecita | clodio / ISTOCK

En la oficina de información del parque le darán toda la información que necesite sobre el lugar. Continuando por la SS-177 se llega a la reserva de Gallopane, uno de los bosques más extensos de la Sila.

3. Parque Nacional de La Sila 

Se puede llegar desde Camigliatello Silano (a la izquierda al salir del pueblo) por la carretera SS177 que lleva directamente al parque por la orilla sur del lago de Cecità (unos 12,5 km hasta la entrada del parque). La entrada es gratuita. La zona del Parque Nacional de Sila Grande es un lugar que hay que descubrir por sus hermosos paisajes, ya sea paseando o haciendo senderismo.

clodio / ISTOCK

Es el hogar del lobo de los Apeninos y del endémico pino laricio. La página web del parque detalla las rutas de senderismo que permiten descubrirlo (parcosila.it). Hay oficinas de información cerca del lago Cecita (Centro Visita Cupone) y en Taverna (Centro Visita Garcea).

4. Rossano 

Rossano es uno de los tesoros arquitectónicos y artísticos de la región y es un gran desconocido en las guías. Se compone de tres partes, separadas por unos pocos kilómetros, y tiene algo para cada uno: por un lado, una hermosa y bien conservada costa; por otro, Rossano Scalo, una práctica ciudad moderna; y, por último, el centro histórico, situado a 270 metros de altitud en una colina cubierta de olivos, en el extremo sur de la Sila Greca. Sede de San Nilo, capital del monacato griego en Occidente, Rossano está considerado como uno de los centros religiosos bizantinos más interesantes de Calabria.

Rossano  | Rudolf Ernst / ISTOCK

En esta maraña de calles estrechas, en este cúmulo de plazuelas bordeadas de antiguos palacios aristocráticos, en estas antiguas iglesias bizantinas, hay un encanto singular que te transporta a otra época. No se pierda el Museo Diocesano y su famoso Codex Purpureus. Hasta hoy han sobrevivido siete Codex Purpureus (manuscritos de los Evangelios), escritos entre los siglos VI y XVIII.

Dos de ellos están en Italia, incluido el de Rossano. Estos manuscritos son muy importantes para la comprensión de la Biblia y la liturgia. A pocos kilómetros de Rossano, el monasterio de Patire merece una visita. Se llega por una hermosa carretera sinuosa que asciende entre bosques y olivares, con algunas aperturas al mar. Por último, en el centro histórico, no olvide tomar un granita di mandorle (sorbete de almendra) en la terraza Tagliaferri de la plaza Santi Anargiri.

5. Corigliano Calabro

Su nombre griego deriva de Corion Elaion, que significa "el jardín del aceite". Corigliano Calabro es la segunda ciudad más grande de la provincia y está dividida en una parte terrestre, el centro histórico construido alrededor del castillo, y una parte marítima, la Marina di Schiavonea. Esta última es a la vez una estación balnearia y un activo puerto pesquero. Destaca su extraño mercado cubierto neoclásico.

Corigiano Calabro | Dionisio Iemma / ISTOCK

El casco antiguo, situado en las alturas, es uno de los lugares de interés de esta región por su castillo. De hecho, no verá otro igual en la región. Completamente restaurado (con una relativa pesadez), es uno de los raros castillos todavía habitables en Calabria.

6. Castrovillari 

Esta ciudad, una de las más importantes y pobladas de Calabria, es un buen punto de partida para visitar el Parque Nacional del Pollino Calabrés. La reciente expansión de la ciudad ha dado lugar a calles rectas y dispuestas ortogonalmente, mientras que el centro más antiguo, con sus monumentos parcialmente abandonados, sus pequeñas plazas ocultas y su basílica aislada en una colina, se encuentra relativamente en lo alto.

Castrovillari | Laz@Photo / ISTOCK

Toda la zona no carece de interés y, sobre todo, de animación. Castrovillari es un lugar estratégico, lo suficientemente grande para no sentirse aislado, lo suficientemente completo para encontrar cosas interesantes que hacer y bien equipado para comer antes de visitar el parque.

7. Trebisacce 

Situada en la parte norte de la llanura de Sibari, Trebisacce extiende sus pequeñas terrazas en colinas frente al mar. Como la mayoría de las ciudades de la costa jónica, se compone de dos partes: por un lado, la parte superior, un barrio compacto y apretado que conserva los restos de las antiguas murallas de la ciudad, y, por otro, la parte inferior, un vasto complejo moderno que se extiende a lo largo de la costa y se asoma a la playa.

Trebisacce | Daniel Kloe / ISTOCK

En el centro histórico, hay hermosas vistas al mar y monumentos de gran tamaño. La playa es bastante agradable. Podrá degustar la vida local entre los numerosos bares y las pescaderías, aún más numerosas.