Colmar: la ciudad más bonita para vivir la Navidad

La ciudad alsaciana de Colmar es como un cuento perfecto de Navidad. Situada cerca de Estrasburgo, al pie de la cordillera de los Vosgos y en la frontera entre Francia y Alemania, es una de las localidades más visitadas de la región, sobre todo en Navidad cuando despliega toda su belleza gracias a los miles de luces que la adornan. Un destino ideal para este puente de Diciembre.

Redacción Viajar
 | 
Foto: KavalenkavaVolha / ISTOCK
KavalenkavaVolha / ISTOCK

Colmar es también denominada "La Petite Venise" debido a los canales que surcan buena parte de la ciudad y por los que también se puede ir en barca. Otro de los motivos por los cuales es célebre es por ser el pueblo donde se localiza el famoso cuento de  "La Bella y la Bestia". La arquitectura de esta pequeña localidad alsaciana es también de una riqueza inusitada, ya que posee muchos edificios de estilo gótico alemán, otros renacentistas y otros barrocos. Por eso es una delicia perderse por sus calles, sus iglesias y sus museos.

Pel_1971 / ISTOCK
Pel_1971 / ISTOCK

Las luces de Colmar

Si en Navidad es cuando la ciudad despliega toda su luminaria, Colmar ya es famosa todo el año por su iluminación nocturna. 1.100 puntos luminosos controlados por ordenador se distribuyen por la ciudad permitiendo una iluminación nocturna espectacular que cambia en intensidad y color. Las iluminaciones tienen lugar a la caída de la noche: durante todo el año, los viernes y sábados, así como todas las noches durante los acontecimientos importantes de la ciudad como son el Festival Internacional de Música Clásica, la Feria Regional de los Vinos de Alsacia, y la época navideña

emicristea / ISTOCK
KavalenkavaVolha / ISTOCK

Región de buen comer y beber

Pero es que además Colmar es una de las regiones del  célebre vino de Alsacia, con lo que después de visitar la ciudad puedes hacerte los 170 km de viñedos de la DO de Alsacia, admirando sus valles y visitando bodegas y catando sus famosísimos vinos.

Pixel-68
annie_zhak / ISTOCK

Otra de las razones para visitar esta zona es su gastronomía que está fuertemente influenciada por la comida alemana. Entre todas las especialidades culinarias, algunos clásicos como el foie gras (inventado en Estrasburgo en 1780), el bæckeofe (plato compuesto de tres carnes marinadas y patatas con vino blanco), la  choucroute, el gallo al vino Riesling, la torta alsaciana (en la foto) el pain d'épices y el Kougelhopf (brioche azucarado con uvas maceradas en kirsch).

KavalenkavaVolha / ISTOCK