El Camino Olvidado de Santiago: un descubrimiento para 2021

Nos convertimos en peregrinos de hace mil años para el año Santo Jacobeo

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: sollafune / ISTOCK

El Camino Francés es en la actualidad, sin lugar a dudas, el recorrido más utilizado por los peregrinos de entre los principales que conducen a Santiago de Compostela. Sin embargo, no siempre fue así. Hubo otra época, hace muchos siglos, en la que otra vía era la más comúnmente frecuentada. Una vía que está siendo recuperada por su historia y su atractivo paisajístico incuestionable y que representa una alternativa perfecta a los caminos más abarrotados, especialmente en 2021, cuando coincide con el año Santo Jacobeo. Acompáñanos en el descubrimiento del Camino Olvidado de Santiago.

D.R

La historia del Camino Olvidado de Santiago

También conocido como Camino Viejo o Camino de la Montaña, el Camino Olvidado de Santiago es una de las rutas jacobeas más antiguas de las que se tiene constancia documental. Aprovechando en muchas ocasiones el trazado de antiguas calzadas romanas, esta ancestral ruta parte de Bilbao – hoy en día una vía alternativa comienza en Pamplona – para llegar hasta el Bierzo donde acaba uniéndose con el Camino Francés en dirección a Galicia. Un recorrido de casi quinientos kilómetros atravesando la Cordillera Cantábrica por sus cotas medias.

OlivierGuiberteau / ISTOCK

Tras el descubrimiento de la supuesta tumba de Santiago en el siglo IX, bajo el reinado de Alfonso II de Asturias, el peregrinaje a este punto comenzó a realizarse a través del conocido como «Camino Primitivo», que partía de Oviedo. Más tarde, cuando el reclamo de la tumba se popularizó en Europa, el difícil recorrido por el norte a través de las montañas hizo buscar una alternativa razonable y más cómoda que salvase asimismo la amenaza musulmana, cuya presencia en la península y las continuas refriegas y batallas de la Reconquista impedían un tránsito seguro a través de los caminos ya existentes en la meseta. Es aquí cuando toma protagonismo el ahora conocido Camino Viejo o Camino Olvidado, que ofrecía una senda asequible para los peregrinos provenientes de Francia, discurriendo por zonas de baja montaña. Más tarde, una vez que la Reconquista avanzó hacia el sur consolidando la frontera del río Duero, el Camino Francés, promovido por la Orden de Cluny, se retomó como vía más accesible para los peregrinos, dejando en el olvido el Camino de la Montaña.

Una ruta desconocida con mucho que ofrecer

Solovyova / ISTOCK

El Camino Olvidado de Santiago es una excelente oportunidad de peregrinar hacia Galicia recorriendo paisajes bellísimos por tierras vascas, cántabras y castellanas. Espacios de montaña, valles recónditos, bosques y un nutrido patrimonio marcado por el románico son las esencias de esta ruta alternativa al Camino Francés que ha permanecido apartado de nuestra atención durante mil años. Afortunadamente, varias asociaciones han venido realizando un encomiable trabajo de recuperación de este trayecto hacia Santiago de Compostela, volviendo a poner en escena una parte importante de la historia del peregrinaje.

Aún desconocida en comparación con las rutas predominantes, el Camino Olvidado es una oportunidad de oro para disfrutar de la experiencia del Jacobeo 2021 sin las grandes aglomeraciones típicas de los años santos. A pesar de que la logística y los servicios enfocados a los peregrinos aún escasean, lo cierto es que ya se puede disfrutar de un camino perfectamente señalizado con las habituales señas de identidad de Santiago, por lo que no hay ningún problema para realizarlo, incluso en bicicleta.

TanjalaGica / ISTOCK

Las provincias de Vizcaya, Burgos, Cantabria, Palencia y León se abren ante nosotros con este recorrido, ofreciéndonos tanto un entorno natural único como las bondades de municipios como Espinosa de los Monteros, Aguilar de Campoo, Cervera de Pisuerga, Guardo o Cistierna, por citar algunos de los más conocidos del trazado de veintiuna etapas que nos espera. Tras bifurcar el Camino del Norte o de La Costa, el Camino Olvidado avanza hasta Cacabelos para unirse en Villafranca del Bierzo con la etapa número veintiséis del Camino Francés, o bien enlazar con la primera etapa del Camino de Invierno a la altura de Ponferrada.

Tampoco podemos pasar por alto la variante que parte desde Pamplona en lugar de Bilbao como origen, que atraviesa localidades tan atractivas para el peregrino como pueden ser Alsasua, Salvatierra, Vitoria, Frías, Oña o Sedano.