Siete lugares para soñar en Huesca

Déjate atrapar por la provincia de moda...

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: marisa Arregui / ISTOCK

Aragón se deja querer ofreciéndonos un sinfín de rincones formidables a lo largo y ancho de su extenso territorio, en el que podemos encontrar una gran diversidad de lugares gracias a la enorme variedad de paisajes que atesora

Dentro de esta nutrida variedad - que no sólo alcanza los entornos naturales, sino que también reluce mediante una enorme oferta patrimonial y cultural – nos encontramos con la provincia de Huesca, la más septentrional de las tres que configuran la región, guardiana de Los Pirineos aragoneses y sus estribaciones y joya de esta histórica comunidad autónoma.

marisa Arregui / ISTOCK

Son muchos los espacios y lugares que nos dejan boquiabiertos de la provincia de Huesca, y algunos de los más famosos y reconocidos, como Jaca, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido o el Geoparque de Sobrarbe - con sitios tan célebres como el Ibón de Plan -, son ejemplos destacados de esa riqueza; añadimos aquí otros magníficos puntos del territorio oscense que, sin duda, nos harán soñar.    

La Muralla de Finestres

En la misma frontera que marca el límite entre Aragón y Cataluña y partiendo de la población de Estopiñán del Castillo, llegamos hasta un idílico pueblo tristemente abandonado como consecuencia de la despoblación: Finestres. 

santirf / ISTOCK

Una vez alcanzamos Finestres, varios caminos surcan el entorno de sus alrededores, mostrándonos algunos de ellos la dirección hacia el Embalse de Canelles. Antes de alcanzarlo, desde varios puntos podemos contemplar la impresionante barrera de crestas de piedra caliza conocida como la Muralla de Finestres, una de las maravillas naturales de Aragón.

Mallos de Riglos

Con este curioso nombre – término aragonés – se presentan otras de las formaciones geológicas más espectaculares de toda la región

Los más conocidos, los situados junto a la población de Riglos, a menos de cincuenta kilómetros de la ciudad de Huesca, constituyen un precioso monumento natural que se alza junto al río Gállego.

LianeM / ISTOCK

Estas elevaciones, fruto de plegamientos y erosiones, que alcanzan en este punto los 275 metros de altura, son uno de los lugares más representativos del mundo de la escalada del norte de la península ibérica.

Castillo de Loarre

Uno de los castillos más genuinos y mejor conservados de entre los más antiguos que se levantan en la península ibérica. 

El castillo de Loarre se ha convertido, por derecho propio, en uno de los más atrayentes de cuantos ostenta el patrimonio nacional, tanto por su situación en lo alto de una elevación como por representar un magnífico ejemplo de construcción de su época.

aluxum / ISTOCK

Considerada la fortaleza románica mejor conservada de Europa, es una de las visitas obligadas en nuestro recorrido por la provincia de Huesca.

Alquézar

Siendo una de las puertas de entrada al Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, no es de extrañar que este encantador pueblo medieval sea uno de los más visitados de todo Aragón. 

Esta villa cuenta con un casco urbano de calles y casas que, en su conjunto, conforman uno de los pueblos más bonitos de España, habiendo sido reconocido como tal.

hipokrat / ISTOCK

Su silueta mimetizada con el entorno está marcada por la estampa de la impresionante Colegiata de Santa María la Mayor, declarada Monumento Nacional de esta localidad que es Conjunto Histórico-Artístico desde 1982.

San Juan de la Peña

El Real Monasterio de San Juan de la Peña es, sin lugar a dudas, uno de los enclaves con mayor valor histórico y simbólico de esta comunidad autónoma.

Marta Ortiz / ISTOCK

Situado al suroeste de Jaca, junto a la localidad de Botaya, constituye el monasterio más importante de toda la región debido a que fue en este lugar donde fueron enterrados gran parte de los reyes de Aragón. El conocido como «Panteón Real» - la sala donde se dan los enterramientos – es el gran reclamo de este singular monasterio que no sólo destaca por su historia sino también por la grandiosidad del entorno en el que se encaja, erigido bajo la roca hace más de mil años.

Paraje de Jubierre

El desierto de Los Monegros oculta paisajes inusitados e impresionantes que son dignos de admirar.

Este espacio marcado por la aridez y la erosión, único en Europa, situado entre las provincias de Huesca y Zaragoza, alberga el denominado como «Paraje de Jubierre», una extensión de terreno que presenta curiosas formaciones rocosas que parecieran esculpidas por la mano del ser humano.

clodio / ISTOCK

Las formaciones más representativas de esta área, los tozales, como los espléndidos ejemplos de La Cobeta y el Colasico, son algunos de los puntos que dan una profunda personalidad a todo este entorno.

Aínsa

Situado en la comarca de Sobrarbe, en la confluencia de los ríos Cinca y Ara, se levanta en una zona elevada el emblemático pueblo de Aínsa, considerado uno de los pueblos más bonitos de España y lugar privilegiado por su situación entre varios de los parques naturales más importantes de Aragón.

Marta Ortiz / ISTOCK

Famoso por el recinto de su castillo y, sobre todo, por su bellísima Plaza Mayor, el pequeño entramado de casas y calles del casco antiguo fue declarado en 1965 Conjunto Histórico-Artístico

Su emplazamiento, su patrimonio, armonía y su maravilloso entorno, hacen de él uno de los lugares que no pueden faltar en nuestra lista de puntos a visitar de la provincia de Huesca.