10 secretos de Malta

Desde la única obra firmada por Caravaggio hasta relojes que ahuyentan al diablo, Malta esconde mucho más de lo que crees. 

VIAJAR
 | 
Foto: Newlink

Malta es el punto de encuentro entre Europa y África, con una identidad cultural propia y un patrimonio inimitable. Para mucha gente, Malta es sinónimo de playa y fiesta, pero rascando un poco más allá de este estereotipo, se descubre como un lugar plagado de sorprendentes secretos

1. Una pequeña capital en Europa

La Valeta, capital de Malta, mide menos de un kilómetro cuadrado. Fue la primera en aplicar un plan de urbanismo, con calles cuadrangulares y una red de distribución de agua potable, un hecho sin precedentes en la arquitectura europea del siglo XVI. Volviendo al siglo XXI, La Valeta ha sido nombrada Capital Cultural Europea 2018

2. Dos relojes contra el Diablo

Newlink

Es algo que suele pasar desapercibido, pero cada iglesia de Malta tiene dos relojes. Esta curiosidad tiene una explicación ligada en el que el mundo de las creencias se confunde con las supersticiones. El primer reloj de las iglesias marca correctamente la hora, mientras que las agujas del segundo reloj están marcadas de forma diferente. Así, el diablo se confundía y no interfería en las liturgias. 

3. Los pescadores de la buena suerte

Los luzzu son las tradicionales embarcaciones pesqueras de Malta, reconocibles por sus colores vivos y llamativos. A cada lado de las proas, se dibujan los ojos de Osiris, los cuales, según los fenicios, sirven para ahuyentar los malos espíritus y asegurar la buena faena de los pescadores.

4. Una lengua muy especial

Los malteses se sienten muy orgullosos de ser un pueblo diferente al resto, con una cultura muy peculiar. Esta personalidad tan marcada es fruto del cruce de civilizaciones durante miles de años, algo que ha condicionado su idioma local. El malti es, junto al inglés, el idioma oficial de las islas. Esta lengua tiene raíces fenicias, árabes, españoles, italianas, francesas e ingleses. El malti es la única lengua de toda la Unión Europea que procede del árabe y la única lengua semítica en todo el mundo que emplea el alfabeto latino.

5. La bomba que nunca explotó

Newlink

La primavera y el verano de 1942 fueron la etapa más crítica de Malta, momento en que los bombardeos aéreos de la II Guerra Mundial se cebaron con el archipiélago. El 9 de abril de ese año, unos 300 feligreses recibían misa en la Rotunda de Mosta cuando un proyectil cayó directamente dentro de la iglesia. Por un azar casi milagroso, la bomba no llegó a detonar, salvando a los allí presentes de una muerte segura. En honor a este episodio, en la sacristía de la iglesia se conserva una réplica de esa bomba. 

6. La firma de Caravaggio

La Concatedral de San Juan, en La Valeta, alberga una rica colección de arte. Una de sus joyas pictóricas es La decapitación de San Juan, de 1607, considerada la obra maestra de Caravaggio. Además de ser la pintura de mayor tamaño del artista, es la única en la que se ha encontrado la firma de Caravaggio. El pintor italiano plasmó su firma en el charco de sangre que brota de San Juan Bautista.  

7. Pasteles salados

La gastronomía de Malta es una de las más apetitosas de todo el Mediterráneo. Uno de sus platos estrella es el pastizzi, un pastel de hojaldre relleno de carne, espinacas, queso ricota o puré de guisantes. Las tradicionales pastizzerijas venden estos deliciosos bocados que se alejan del típico sabor dulce en la repostería. 

8. La Hollywood del Mediterráneo

Newlink

El fantástico patrimonio y la privilegiada geografía de Malta no han pasado desapercibidos ante los ojos de los directores de cine. En las islas se han rodado películas tan icónicas como El Conde de Montecristo, Gladiator, Troya, Ágora o Guerra Mundial Z. También ha sido escenario de épicas escenas de Juego de Tronos

9. Retazos británicos

El archipiélago fue colonia británica hasta 1964, por lo que la cultura anglosajona sigue muy presente en Malta. Todavía se conduce por el lado derecho y las típicas cabinas telefónicas londinenses pintadas de rojo vivo contrastan con el suaves colores mediterráneos. 

10. Templos más antiguos que las pirámides de Egipto

Newlink

Los templos megalíticos de Malta, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, son un legado prehistórico único. Considerados como los templos más antiguos del mundo, se estima que fueron construidos entre los años 5.000 y el 2.500 a.C, superando en antigüedad a las pirámides egipcias. Destacan por su magnitud los templos de Ggantija, en la isla de Gozo, con muros de hasta seis metros de altura.