Transporte low cost a golpe de clic

¿Transporte convencional y colaborativo? ¿Agencia tradicional o buscador de internet? A la hora de viajar las dudas nos acechan.

VIAJAR
 | 
Foto: ISTOCK

Cuando preparamos un viaje en lo segundo que pensamos -lo primero siempre es el destino- es en el cómo vamos a llegar hasta el lugar elegido. Hay veces que por su lejanía no tenemos mucha opción a parte del avión pero cuando la escapada es cercana las posibilidades de transporte se multiplican y, por lo tanto, los precios. Para ayudar en esta decisión nació gopili, una plataforma creada de forma colaborativa por los viajeros que incluye transporte convencional -tren, autobús y avión- y transporte colaborativo.

La novedad de gopili es precisamente esta, que se ha convertido en el primer y único buscador integral de viajes que permite al usuario comparar todos los tipos de transporte: trenes, autobuses, vuelos y coches compartidos. Para ello colabora con más de 500 empresas de transporte a las que dirige a los usuarios. Es decir, gopili no vende los billetes ni cierra los acuerdos sino que los usuarios, una vez han encontrado la mejor opción de viaje, son redirigidos a la página web del operador y es ahí donde se finaliza la transacción. Esto permite que el usuario no pague comisiones ni extras.

Optimizada para ser visitada a través de un ordenador, un smartphone o una tablet y con una app disponible en iOS y Android, otra de las características de este buscador es que fue creado de forma colaborativa por los propios usuarios, gracias a un trabajo que duró cinco años y en el que estuvieron involucrados más de 100 viajeros voluntarios.

Pero además, gopili quiere ofrecer un valor añadido a sus usuarios. Para ello ha creado un Travelboard en el que poder ver qué sucede detrás de cada viaje. Esta herramienta ofrece datos a tiempo real sobre la evolución de los viajeros: cuantos viajes se realizan cada minuto, el número de ellos que se hacen en autobús, cuántas personas están visitando el Museo del Prado, el número de maleta perdidas o cuántos turistas extranjeros están llegando a España... ¡Cada segundo cuenta!