Sí, ya puedes ir a comprar al Badulaque de Apu

El Kwik-E-Mart abrió en Myrtle Beach (Carolina del Sur) la semana pasada.

Ignacio Romo
 | 
Foto: SimEx-Iwerks Entertainment

¿Nunca habías fantaseado con cómo sería entrar en el Badulaque de Apu y comprar uno de esos fresisuis que tanto le gustan a Bart o uno de esos donuts rosas con trocitos de colores que chiflan a Homer? Pues si es así, entonces estás de suerte.

La semana pasada abrió en Myrtle Beach (Carolina del Sur) una tienda que recrea a la perfección el mini-súper de Apu, ese lugar abierto 24 horas al día que sólo vende comida grasienta y azucarada y que normalmente se encuentra caducada y en estado de descomposición.

Los seguidores de Los Simpsons podrán sentirse como si fueran verdaderos habitantes de Springfield, y es que en el local se ofertan los productos típicos de la serie. Por ejemplo: es posible hacerse con una buzz cola, un fresisuis, un perrito caliente, unas rosquillas o unos cereales del siempre controvertido Krusty el payaso.

Este es el primer Kwik-E-Mart a escala real que se abre al público de forma permanente. Mark Cornell, el vicepresidente de la empresa que está detrás de la creación del proyecto, cuenta que “cada centímetro de la tienda está calcado a cómo aparece en la serie. Los productos que aparecen en ella pueden ser probados de primera mano. Es algo así como vivir el espectáculo”, recalca.

Además de todo esto, y como no podía ser de otra forma, el local también posee una gran parte de su espacio dedicado al merchandasing. Camisetas, gorras, tazas, figuras y otros productos de Los Simpons pueblan las estanterías del Badulaque.

Y eso no es todo: la compañía que ha recreado la tienda de Apu se encuentra trabajando en la construcción del Teatro Azteca, la sala de cines más famosa y cutre de Springfield, justo al lado del Kwik-E-Mart. La inauguración está prevista para antes de que finalice el año.