Esta es la primera piscina flotante del mundo (no apta para personas con vértigo)

Está colocada en una nueva zona residencial que se está construyendo en Nine Elms, Londres, y permite nadar entre un edificio y otro a 35 metros del suelo

María Escribano
 | 
Foto: Embassy Gardens

¿Una piscina flotando en el vacío para unir dos edificios? ¿Es posible arquitectónicamente hablando? Pues lo es.

Los responsables de la nueva zona residencial de Embassy Gardens, en Nine Elms, Londres, junto al río Támesis, han decidido unir dos de sus edificios con una piscina flotante, la primera de este tipo del mundo. Tiene 25 metros y, como se puede ver en las imágenes, parecerá que flota en el vacío, a 35 metros del suelo.

Vista de la piscina flotante, en la décima planta.  | Embassy Gardens

La idea surgió en 2013 entre el equipo Ballymore, responsables del proyecto, que discutían dónde colocar la piscina exterior de su proyecto Embassy Gardens. Primero pensaron en colocarla en el ático de uno de sus edificios, pero no había espacio en él para una piscina de 25 metros. El único lugar donde había ese espacio era entre dos de los edificios, así que se lanzaron a colocarla ahí.

La piscina es de 25 metros.  | Embassy Gardens

Tenían dos cosas en mente: que la gente pudiera ver el suelo mientras se bañaba y que la gente que estaba en la calle pudiera ver el cielo, que la piscina no les estropeara las vistas. Para ello, la piscina tenía que ser transparente y aunque en un principio pensaron cercarla con cristales, finalmente utilizaron otro material: vidrio estructural. 

Embassy Gardens.  | Embassy Gardens

La piscina tiene 3,2 metros de profundidad y dispone de un sistema de luces para añadirle espectacularidad. Está colocada en la décima planta y permitirá a sus usuarios nadar de un edificio a otro. El pasado mes de noviembre se finalizó su construcción y colocación y se espera que pueda inaugurarse en primavera de 2021. 

Se puede nadar de un edificio a otro.  | Embassy Gardens

Sí que se puede encontrar algún otro ejemplo de piscina construida conectando dos edificios, como Marina Bay Sands en Singapur, pero no es transparente. 

Marina Bay Sands, en Singapur.  | Starcevic / ISTOCK