Del Perito Moreno al fuego de Zaratustra, por Mariano López

"El aplazamiento obligado del viaje a Patagonia ha permitido que nazca una nueva expedición, tras las huellas de la antigua Persia"

Mariano López
 | 
Foto: D. R.

Francisco Pascasio Moreno, el perito Moreno, recorrió, exploró, investigó hasta el último rincón de la Patagonia. Soñaba con que algún día la Patagonia sería surcada por ferrocarriles que convertirían el árido, inhóspito y salvaje extremo sur de Argentina en una nueva California. Destacó como explorador, geógrafo y naturalista. También por su generosidad. Impulsó con su propio patrimonio la creación del primer parque natural argentino, tercero en el mundo, el Nahuel Huapi.

Se acabó de arruinar con el último proyecto de su vida: la creación de una red de escuelas rurales. Su talento y su excepcional capacidad como geógrafo le permitieron recorrer, antes que nadie, las cumbres que separan Argentina de Chile y trasladar a la comisión arbitral que fijó las fronteras andinas cuáles deberían ser los límites precisos.

El aplazamiento obligado del viaje a Patagonia ha permitido que nazca una nueva expedición, tras las huellas de la antigua Persia

Su actuación fue decisiva para que Argentina obtuviera 42.000 kilómetros cuadrados más de territorio. Fue recompensado con abrazos y aplausos, por su amor a la patria, pero nada más. “Yo, que he dado miles de leguas a mi suelo patrio —escribió poco antes de morir— y un parque nacional, no dejo a mis hijos ni un metro de tierra donde sepultar mis cenizas”. Su legado permanece en el Museo Nacional de La Plata, del que fue fundador y director vitalicio, y en el conocimiento y la memoria de todos los viajeros, gracias al nombre con el que se bautizó el glaciar más bello del mundo: el glaciar Perito Moreno. VIAJAR tenía y tiene una cita con la huella del perito Moreno y, por supuesto, con el glaciar.

Una cita aplazada porque las restricciones de frontera de Chile se han prolongado hasta enero. Un aplazamiento que ha permitido que nazca una nueva Expedición en las fechas del puente de diciembre, la IX Expedición, que tiene un destino también excepcional: las huellas del imperio persa en Irán, los jardines y el fuego de Zaratustra, la tumba de Ciro y los templos de Persépolis. Soñamos de nuevo mirando a un mapa que conforme se aleja la pandemia vuelve a crecer: de Este a Oeste, de Irán a la Patagonia.