La montaña de 'Encuentros en la 3ª fase' bate el récord de visitas en plena pandemia

El pasado septiembre fue el mes que más gente se acercó a Devils Tower, el momumento natural de Wisconsin

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: Terryfic3D / ISTOCK

Ya nos ha quedado claro que en Estados Unidos no están haciendo las cosas de manera muy ortodoxa respecto a la pandemia de covid. Pero ir en masa a Devils Tower (o La Torre del Diablo), la montaña de lava petrificada donde se rodó Encuentros en la tercera fase, la película que dio el espaldarazo a Steven Spielberg a finales de los años setenta, es algo que no esperábamos: ¿querrán encontrarse con extraterrestres, como sucedía en el filme, para que los lleven a otro planeta libre de pandemias?

Obviamente ese no es el motivo, pero el caso es que el pasado septiembre fue el mes que batió todos los récords de visitas (73.135 personas) desde que la formación ígnea fuera declarada Monumento Nacional en 1906 (fue el primero, de hecho). El motivo está en la covid, pero es muy diferente al que planteamos en el primer párrafo: por primera vez, el monumento ha estado cerrado dos meses por la crisis sanitaria, y eso ha debido alimentar las ganas de ir a visitarlo. 

En comparación con septiembre de 2019 las visitas han aumentado casi un 20%.

Cuando la naturaleza se pone a esculpir

El Monumento Nacional Devils Tower (en lakota: Mato Tipila, que significa «Aposento del Oso») es una intrusión ígnea monolítica o cuello volcánico situado en Colinas Negras, cerca de Hulett y Sundance, en el condado de Crook, al noreste de Wyoming, sobre el río Belle Fourche. Se eleva de manera espectacular 386 m por encima del terreno circundante y su cumbre se encuentra a 1.558 m por encima del nivel del mar. 

LL28 / ISTOCK

Durante la época del Paleoceno, hace unos 60 millones de años, las Montañas Rocosas y las Colinas Negras se elevaron. El magma ascendió a través de la corteza e intruyó las capas de rocas sedimentarias existentes.

El primero de todos​

Devils Tower fue el primer monumento nacional declarado en los Estados Unidos, establecido el 24 de septiembre de 1906, por el Presidente Theodore Roosevelt. Los límites del monumento abarcan un área de 5,45 kilómetros cuadrados.

La leyenda, mucho antes que la película

De acuerdo con las tribus americanas nativas de los kiowa y los sioux lakhota, algunas chicas salieron a jugar y fueron vistas por varios osos gigantes, que comenzaron a perseguirlas. En un esfuerzo por escapar de los osos, las chicas se subieron encima de una roca, se pusieron de rodillas y oraron al Gran Espíritu para que las salvase. 

Paola Giannoni / ISTOCK

Al escuchar sus oraciones, el Gran Espíritu hizo subir la roca de la tierra hacia el cielo para que los osos no pudieran alcanzar a las chicas. Los osos, en su intento de escalar la roca, que se había vuelto demasiado empinada para subir, dejaron profundas marcas de garras en los laterales. Cuando las niñas llegaron al cielo, se convirtieron en la constelación de las Pléyades.

En la película Encuentros en la tercera fase (Close Encounters of the Third Kind), de 1977, Steven Spielberg convirtió esta montaña en a protagonista indiscutible. En ella tiene lugar el encuentro con los extraterrestres, pero va apareciendo desde el principio… y no contamos más para no destripártela, por si acaso todavía no las visto.