Al estilo Berlín: 10 fábricas de España reconvertidas en espacios culturales

La Tabacalera de Madrid o la Lonja de los Barrancos de Sevilla son algunos ejemplos de la huella fabril del país, hoy convertidos en símbolos de modernidad

Beatriz Pérez
 | 
Foto: JJFarquitectos / ISTOCK

Numerosas fábricas a lo largo de la geografía española han sobrevivido al pasar de los años gracias a proyectos de restauración. Las huellas fabriles de las ciudades se reconvierten a día de hoy en centros culturales, espacios de eventos o incluso mercados gastronómicos. Eso sí, conservando su esencia original. Así, descubre 10 edificios españoles que han pasado del frenesí de una fábrica a la tranquilidad de un espacio cultural:

1. Tabakalera (San Sebastián)

Después de 90 años siendo una fábrica de tabacos, en 2015 la Tabakalera reabrió sus puertas reconvertida en un Centro Internacional de Cultura Contemporánea que acoge distintos proyectos e instituciones culturales. El objetivo es contribuir al desarrollo de la capacidad creadora y crítica de la sociedad vasca, con un programa de ocio, exposiciones, cine, gastronomía, música, diseño…

La Tabakalera | Tabakalera

2. Tabacalera (Madrid)

La Antigua Fábrica de Tabacos de Madrid se construyó entre 1780 y 1792, y fue utilizada como tal hasta finales del siglo XX. En la actualidad, ha sido reconvertida como el Centro Nacional de las Artes Visuales. Tabacalera Promoción del Arte desarrolla un programa permanente de exposiciones temporales y de actividades en torno a la fotografía, el arte contemporáneo y las artes visuales.

La Tabacalera | Hari Seldon

3. Matadero (Madrid)

El Matadero de Madrid es un Centro de creación contemporánea creado en 2006 y situado en el antiguo matadero y mercado de ganados de la ciudad. Así, es un recinto de gran valor patrimonial y arquitectónico. El Matadero es un espacio de investigación y producción para prácticas artísticas que promueve la implicación ciudadana en la producción cultural y está dividido en la Cineteca Madrid y las Naves del Español.

El Matadero | JJFarquitectos / ISTOCK

4. Ephimera (Madrid)

Espacio Ephimera es una antigua fábrica de cristal del siglo XX que ha sido convertida en un espacio para eventos. Combina elementos del edificio original con la innovación del diseño actual. En la planta superior hay dos salas de reuniones y un recibidor con grandes ventanales que dejan entrar la luz natural, mientras que la planta baja se divide en tres estancias, lo que permite tener diferentes zonas en un mismo evento.

5. Caixaforum (Barcelona)

CaixaForum Barcelona se encuentra en la antigua fábrica textil Casaramona, obra de Josep Puig i Cadafalch, que estuvo en funcionamiento hasta los años 20. Además, se trata de uno de los más destacados ejemplos de la arquitectura modernista industrial catalana de principios del siglo XX. El edificio se reinauguró en 2002 convertido en uno de los espacios de referencia a nivel cultural de la ciudad.

CaixaForum | Aleksandr_Vorobev / ISTOCK

6. Central Cornellà (Barcelona)

En el año 1909 se construyó una estación de captación y bombeo de agua en Cornellà de Llobregat, y aunque hoy en día el conjunto arquitectónico conserva esta función, también es al mismo tiempo el Museo Agbar de las Aguas. Se trata de un centro cultural que busca dar visibilidad a los habitantes del pueblo de Cornellà acerca de la importancia del agua en la sociedad actual. Así, se pueden ver exposiciones de arte, cine o música.

Central Cornellà | Cilindr0

7. Ca l’Aranyó (Barcelona)

Desde finales del siglo XIX y durante más de cien años, Ca l’Aranyó fue una de las fábricas de algodón más importantes del barrio del Poblenou en Barcelona. En la actualidad, se ha intentado fusionar pasado y presente y se ha reconvertido en parte del campus universitario de la Universidad de Pompeu Fabra. Está dedicado a la comunicación, la tecnología y la innovación.

Ca L'Aranyó | 1997

8. La Cartuja (Sevilla)

La fábrica del monasterio de La Cartuja llevó la Revolución Industrial a Sevilla. Se trataba de una fábrica de loza fina y de calidad construida en 1841. En la actualidad y desde el año 1997 comenzó a funcionar como un museo, concretamente como la sede del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. El centro expone las colecciones que han sobrevivido del conjunto monumental original.

Fábrica de La Cartuja | BestTravelPhotography / ISTOCK

9. Lonja del Barranco (Sevilla)

La Lonja del Barranco era una antigua lonja para la venta de pescado construida en 1883. Además, es uno de los pocos ejemplos de la arquitectura de hierro de la ciudad de Sevilla. Sin embargo, desde 2014, el edificio se ha convertido en un mercado gastronómico con todo tipo de especialidades. En su interior cuenta con numerosos puestos de comida y una terraza a orillas del Guadalquivir.

Mercado de la Lonja del Barranco | minemero / ISTOCK

10. Fábrica de Cruzcampo

Natalia Apezetxea

El barrio del Nervión está en el corazón de Sevilla, entre La Alameda y la histórica calle Sierpes, y ubica un edificio que, de alguna manera, representa algo que también está en el corazón de muchos sevillanos: la fábrica de Cruzcampo, un edificio donde se elaboró la primera cerveza en 1904 y que en 1936 que albergó una gran sala de cocimiento, hasta 1991. 

Hoy, reconvertida en escuela de alta gastronomía con fin social, se ha reformado con un interiorismo a cargo de Labmatic Estudio. Sus responsables, Javier González Pontón y Javier Bootello, explican que “la idea fue ir despellejando las paredes, eliminando muros y forjados que se habían realizado durante años para descubrir texturas e instalaciones que nos hablasen de su pasado industrial y nos sirviese como telón de fondo romántico, brutal y veraz. Sobre todos los demás elementos destaca el altar de la microcervecería, recreando un espacio de sofisticación y contraste con su entorno de crudo y aparentemente descuidado”.