Los diez lugares con más gérmenes de un avión

El avión se ha convertido en uno de los medios de transporte más habituales debido a su rapidez y precio cada vez más económico, pero en la mayoría de los casos no somos conscientes de la gran cantidad de gérmenes que se acumulan en ellos. 

Redacción Viajar
 | 
Foto: Marcelo_minka / ISTOCK

Varios estudios realizados a lo largo de los años han revelado cuales son los lugares que contienen mayor cantidad de gérmenes. Aunque en la mayoría de las ocasiones resulta imposible evitar el contacto con estas zonas debemos ser precavidos. 

1. Bandeja desplegable

Es una de las zonas donde más gérmenes se pueden llegar a acumular dentro de un avión. Resultan muy cómodas y todo el mundo recurre a ellas, en la mayoría de los casos, para apoyar alimentos. Lo hacemos sin pensar y no nos damos cuenta del riesgo que puede suponer que la bandeja entre en contacto directo con algo que vamos a ingerir a los pocos segundos. Se recomienda que antes de utilizar las mesitas se desinfecten y limpien para prevenir el contacto con las bacterias. 

Marcelo_minka / ISTOCK

2. Bolsillos de los asientos

Resulta increíble la de cosas que pueden llegar a aparecer en los bolsillos de los asientos de un avión: pañuelos de papel, restos de comida, migas, piel seca, uñas... Estos compartimentos se convierten en un nido de ácaros, y aunque nos resulten verdaderamente útiles es más aconsejable guardar nuestros objetos personales en los compartimentos superiores del avión o en un bolso de mano. 

3. Pantallas táctiles

Jummie / ISTOCK

Las pantallas táctiles: nuestros mejores amigos durante un largo viaje ya que nos permiten ver películas series o todo tipo de contenido que nos ayude a que las horas pasen más rápido. Pero estas pantallitas llevan consigo una infinidad de gérmenes que han ido pasando de unas manos a otras. Llevar nuestros propios dispositivos cada vez es más común, pero también es la opción más higiénica. 

4. Cinturón de seguridad

Kritchanut / ISTOCK

En concreto, la hebilla del cinturón de seguridad es otro de los lugares donde más gérmenes podemos encontrar dentro de un avión. Aunque evitar esto resulta inevitable ya que prima nuestra seguridad, debemos estar alerta y lavarnos las manos antes de comer o realizar otra actividad. 

5. Mantas y almohadas

Sin duda alguna, uno de los objetos más manoseados dentro de un avión y por lo tanto uno de los que más bacterias puede contener. ¡A saber cuantas personas han utilizado antes que tu esa manta y almohada! Se convierten sin duda en un foco de contagio. Se recomienda que cada uno lleve su propia manta y almohada. 

6. Botones del aire acondicionado

Otra mina de gérmenes importante que encontramos dentro del avión son los botones y conductos de aire acondicionado. Miles de pasajeros lo abren y lo cierran de forma constante con las manos dispersando por todos lados las bacterias. Además la temperatura y la humedad que se genera en esa zona provoca un aumento considerable de los gérmenes. 

Juanmonino / ISTOCK

7. Revistas y otros folletos

Aquellos aviones que no disponen de pantalla nos ofrecen una forma de entretenernos más tradicional: las revistas. Un objeto toqueteado por absolutamente todos y cada uno de los pasajeros y donde se acumulan millones de gérmenes que van pasando de unas manos a otras. 

8 y 9. Manillar de la puerta del baño y candado

maroke / ISTOCK

El interior del baño es, por excelencia, el lugar donde más gérmenes pensamos que podemos encontrar. Sin embargo, es en el pomo de la puerta y en el candado donde más se acumulan ya que son los dos elementos que todo el mundo manosea de forma constante. No todo el mundo es limpio ni aseado por lo tanto cuantas menos cosas toquemos en un aseo, mejor. 

10. Cisterna

Finalizaremos con un elemento que también pertenece al baño del avión y que sin duda es otro de los más tocados por todos y cada uno de los pasajeros: la cisterna. Lo más recomendable es cubrirse la mano con papel higiénico antes de tocar nada.