Asómate al balcón: nueve miradores con historia

En viviendas, sobre acantilados, llenos de historia. Estos balcones y miradores te llevarán de viaje sin apenas moverte

Redacción Viajar
 | 
Foto: wiesdie / ISTOCK

En España hay miradores y miraderos con historia, algunos en medio de la naturaleza y otros que sorprenden por sus formas. Es tiempo para que la vista se pierda y nos lleve de viaje sin movernos. 

EN VIVIENDAS 

  • Casa Milà. En Barcelona. Construida por Gaudí en el Paseo de Gracia. Pertenece a su etapa naturalista: en su fachada ondulante destacan las barandillas de sus balcones, en forma de plantas trepadoras. 
Conocida como La Pedrera.  | photoaliona / ISTOCK
  • La Casa de los Balcones. En La Orotava (Tenerife). Esta singular casa, construida en el año 1632, muestra tres alturas, con balcón corrido en la tercera planta y cinco más en la segunda, todos ellos realizados en tea, la madera del pino canario.

CON HISTORIA

  • Guadalix de la Sierra. La casa consistorial de este municipio madrileño data del año 1930. Desde su balcón el alcalde Pepe Isbert pronunció su famoso discurso de Bienvenido Mister Marshall. 
En él se grabó la escena más famosa de 'Bienvenido Mr. Marshall'. | photooiasson / ISTOCK
  • Salón de Embajadores. En el Real Alcázar de Sevilla. Es el espacio más suntuoso del palacio, al que se accede por el patio de las Doncellas. En la parte superior se abren cuatro balcones de finales del XVI.
  • Casa de la Villa. Edificio de Madrid de 1692. Un siglo después Juan de Villanueva añadió, en la fachada de la calle Mayor, una loggia con columnas de orden dórico desde donde los reyes veían las procesiones. 
Sede del antiguo ayuntamiento de Madrid. | RnDmS / ISTOCK

HORIZONTE ABIERTO

  • Balcón de Pilatos. En la sierra de Urbasa (Navarra), conocido como Mirador de Ubaba. Con una vertiginosa caída, desde él se observa el valle de las Améscoas y el sendero del nacedero del río Urederra.
  • Balcón del Mediterráneo. En Benidorm (Alicante). En la punta del Canfali, en el lugar donde se asentaba la fortaleza que defendía a la población de invasiones piratas. Con una icónica balaustrada blanca.
Con vistas a las dos playas de Benidorm, la de Poniente y la de Levante.  | Lux Blue / ISTOCK

Si quieres descubrir muchos más miradores, no te pierdas el número de papel de la Revista Viajar, ya en tu kiosco.