10 pistas útiles para viajar a Delhi

Hay mucho que hacer y que ver en Delhi. El Territorio Capital Nacional de India incluye entre sus nueve distritos urbanos a Nueva Delhi. La capital recibió la influencia de varias civilizaciones y distintas culturas que dejaron un espectacular legado de monumentos. Con muchas zonas verdes, el corazón político de la India es un paraíso para las compras y cuenta con una singular oferta gastronómica. 

Fermín Labarga
 | 
Foto: ISTOCK

1. En primavera y otoño
En febrero, marzo, octubre y noviembre se dan las temperaturas más agradables (entre 20 ºC y 30 ºC). Entre julio y septiembre caen los monzones, y diciembre y enero son fríos. ¡Ojo! La niebla es habitual en Delhi y puede provocar cancelaciones de vuelos.

2. Protección para casi todo
En el equipaje son imprescindibles la loción anti-mosquitos, pastillas antidiarreicas y, algunos meses, un protector solar. El visado se obtiene por Internet (indiavisados.com) en una semana. Hay ofertas de vuelos y casi todas las agencias trabajan con “precio mínimo garantizado”, detallando los costes al viajero.

3. Calzado fácil de quitar
Llevar ropa cómoda y calzado fácil de quitar, ya que hay que descalzarse en los templos de todos los cultos, incluidas las iglesias cristianas.

4. Mantener la calma
India es otro mundo al que es mejor entrar con mentalidad muy abierta. Se van a ver aglomeraciones, suciedad, miseria, estruendo de bocinas, tráfico enloquecido, pero también se va a disfrutar de aromas, escenas, templos, costumbres y colores insólitos... y de muchas sonrisas contagiosas entre los más pobres. El inglés es su segunda lengua oficial, y los turistas suscitan una amigable curiosidad.

 5. Sin apuros por el dinero
Un euro equivale a 70 rupias (consultar fluctuaciones) y se cambia en aeropuerto y hoteles, o sacando de los cajeros automáticos. Estamos en un país realmente barato, así que al regatear en una compra conviene hacer una cuenta mental de lo que está en juego.   

6. Por abajo y por arriba
Los vuelos internacionales llegan a la Terminal 3 del Aeropuerto Indira Gandhi, a 23 km de Nueva Delhi. De noche se recomienda coger un taxi prepago (o fijar el precio entre 200 y 300 rupias para cualquier destino en Nueva Delhi, entre 30 y 60 minutos). La línea naranja del Metro tiene una estación al salir de la Gate 4, y se pueden comprar sus billetes en el área de llegadas de la terminal. Esta línea llega hasta la estación de trenes de Nueva Delhi en 25 minutos, con paradas en Dwarka, Dhaula Kuan y Connaught Place. El Metro opera de 4:45 am a 11:30 pm. con intervalos de 15-20 min, tiene apenas diez años y es una ciudad subterránea limpia y ordenada que contrasta con la ciudad de arriba, ruidosa y caótica. En la ciudad, nada más rápido, barato y emocionante que los rickshaws, motocarros donde caben hasta cuatro personas y con los que se regatea hasta lograr precios muy bajos. La habilidad de sus conductores para abrirse camino proporciona una aventura añadida.

 7. Mejor en Main Bazaar
En Nueva Delhi la mayoría de hostels, guest houses y hoteles están en el centro y cerca de lugares turísticos. Hay que asegurarse de que su precio es el final, con tasas incluidas. Tres zonas interesantes son: Paharganj, conocida como Main Bazaar, bien comunicada y recomendable para jóvenes por ser bulliciosa pero económica; Majnu Ka Tilla, asentamiento tibetano, para los interesados en esta cultura que busquen un lugar más tranquilo, y Chandni Chowk, mercados importante en la mayor calle de la vieja Delhi.

8. Ojo al “shock” estomacal
El componente psicológico del shock estomacal (Delhi-belly) es lo primero a vencer. La aprensión se controla usando siempre (¡siempre!) agua embotellada (hasta para lavarse los dientes), evitando los helados y ensaladas crudas y aplicando el sentido común en cada restaurante. El picante es voluntario y el arroz es un recurso que lo rebaja. India es básicamente vegetariana, aunque su pollo, cordero y pescado también son apreciables. La aplicación y web Zomato (https://www.zomato.com/ncr) es útil para conocer los restaurantes de Delhi, sus menús y localización, con opiniones de usuarios. Los sanitarios públicos son de pago, no hay muchos, y funcionan a base de chorritos de agua. Conviene aprovisionarse de pañuelos de usar y tirar.  

9. Una zona por día
Es buena opción apuntarse a un tour para hacerse una idea general y luego escoger una zona al día para explorar. Si dividimos la ciudad en tres, la selección más básica incluiría: en Old Delhi, el Fuerte Rojo, el mercado de Chandni Chowk, la mezquita Jama Masjid y el Raj Ghat (memorial de Gandhi); en New Delhi, la Puerta de la India, la Tumba de Humayun, Connaught Place y el principal templo sij de Delhi, el Gurudwara Bangla Sahib; y en South Delhi, el Hauz Khas village (barrio hipster y de diseñadores), el Templo de Loto y el Complejo Qutb.  

10. Y siempre el Taj Mahal
Si la duración del viaje lo permite, lo indicado es completar el Triángulo de Oro con una excursión a Agra y su Taj Mahal y otra a la Ciudad Rosa de Jaipur para ver el Fuerte Amber y demás maravillas. Conviene dedicar, al menos, una jornada completa a cada una de estas joyas para culminar un primer acercamiento a la India. ¡Que no será el último!