Turismo experiencial: vuelta a los orígenes

Con el paso de los años hemos perdido algunas de las labores que realizaban nuestros abuelos y que ahora nos parecen impensables. 

Anabel Álvarez Carnero
 | 
Foto: ISTOCK

Las labores de antaño son algo que siempre llama la atención. Saber cómo harían los trabajadores de antiguos oficios para elaborar sus productos, cuáles eran sus técnicas, sus secretos… Ahora, conocerlos es posible gracias a cursos, visitas y talleres artesanales que, además de fomentar el turismo rural, ayudan a que sepamos un poquito más sobre cómo era antes la vida cotidiana.

¿Te gustaría aprender la forja tradicional, elaborar tus propias cremas naturales, pisar uvas en barril o incluso construir un iglú? Todo esto es posible en las propuestas que te ofrecemos a continuación. ¡A disfrutar!