La playa salvaje (y nudista) de Galicia donde podrás acampar entre los pinos y visitar un castro milenario

No mucha gente la conoce, ni siquiera en Galicia y es uno de los muchos arenales salvajes y desconocidos  que pueblan las costas gallegas. Está en A Coruña, en el municipio de Porto don Son, a poco más de 100 kilómetros de A Coruña y unos 80 de Vigo. Es la playa del Castro de Baroña

Redacción Viajar
 | 
Foto: Turismo de Galicia
Los restos del Castro de Baroña, en Porto do Son (A Coruña) uno de los mejor conservados de toda Galicia | Turismo de Galicia

Imagina una playa indómita y completamente salvaje a la que se llega por un camino fácil pero sin asfaltar,  atravesando un frondoso pinar.  Cuando se llega a la playa de Arealonga el espectáculo de la naturaleza se revela en todo su esplendor: la playa, de arena fina y dorada, está flanqueada por dos colinas de unos 50 metros de altura que caen en forma de acantilado hacia el mar y hacia la playa, esto hace que esté protegida del viento.  Es famosa también por ser nudista aunque no es exclusivamente nudista, y hay tanto gente desnuda como en bañador. También es conocida porque en su pinar se practica sobre todo en verano la acampada libre, que durante muchos años estuvo prohibida.

La playa salvaje de Arealonga, frente al Castro de Baroña, donde se puede practicar el naturismo | AndresGarciaM

Hay que tener cuidado al bañarse porque el agua está muy batida y el desnivel es grande en la orilla con lo cual se pierde pie rápidamente. No es una playa para lanzarse a nadar y además hay que recordar que no tiene vigilancia, dado lo salvaje del lugar.

Dicen que las características de la playa, su orientación y la alta concentración en yodo del mar debido a las algas que yacen en sus fondos, favorecen el ponerse moreno más rápido.

Se trata de una playa completamente salvaje para disfrutar de la naturaleza, aislada y sin servicios. Lo único un café-bar que hay en la carretera antes de comenzar el descenso por el pinar hacia el mar. Lo mejor es ir bien avituallado con comida, bebidas etc.

Desde el Castro de Baroña, que se puede visitar a pie desde la playa se obtienen unas espectaculares vistas. | JoseIgnacioSoto

Uno de los Castros mejor conservados de Galicia

Pero eso no es lo mejor, si no que enfrente, en lo alto de una península se extiende un extraordinario  Castro (antiguo asentamiento Celta)  uno de los mejor conservados de toda Galicia, con excepcionales  vistas  por el que se puede pasear e imaginarse cómo vivían los celtas en la época prerromana. Se pueden observar hasta veinte antiguas viviendas de planta redonda y oval y los restos de las antiguas murallas que protegía el asentamiento, construido en el siglo I ac.