El Londres de Sherlock Holmes

Tras la huella del famoso detective creado por Arthur Conan Doyle.

VIAJAR
 | 
Foto: oversnap / ISTOCK

De la imaginación de Arthur Conan Doyle, nació el detective más famoso del mundo, quien conseguía destapar todos los misteriosos crímenes del Londres del siglo XIX. Siempre acompañado por su inseparable asistente, el Dr. Watson, no había malhechor que lograse escapar a las pesquisas de Sherlock Holmes, ni siquiera cubriendo los hechos con enrevesadas trampas, a priori imposibles de desentrañar.

Londres fue el hogar y centro de operaciones de Sherlock Holmes. La densa niebla, los estrechos callejones sin salida, los pubs más oscuros o espléndidas casas victorianas eran los escenarios más frecuentes que enmarcaban las aventuras del detective inglés. Estos son los 5 lugares de culto donde se pueden seguir los pasos de Sherlock Holmes

csfotoimages / ISTOCK

La estatua de Sherlock

El punto de inicio de esta ruta, no podría ser otro que Baker Street, la calle en la que vivía Sherlock. Incluso antes de salir a la calle, dentro de la estación de metro, la silueta del detective se dibuja en numerosos azulejos que recubren las paredes. Dejando el metro atrás y tras poner el primer pie en la calle, emerge una estatua de Sherlock Holmes, una de las pocas estatuas de Londres dedicadas a personajes de ficción. 

La casa de Holmes

nata_zhekova / ISTOCK

En número 221-b de Baker Street, el detective recibía a sus atemorizados clientes y especulaba las primeras hipótesis del crimen junto a Watson. En este reconocido lugar, se sitúa la casa Sherlock Holmes. Aunque, realmente, se trata de una dirección ficticia, pues dicha numeración no existía como tal en la época. En realidad, el número que le correspondería al edificio sería el 239 de Baker Street pero, por iniciativa del Gobierno británico, se decidió conservar la dirección literaria y poner una placa en homenaje al personaje, convirtiéndose en un lugar de peregrinaje para lectores de todo el mundo. 

Museo de Sherlock Holmes

Justo al lado de la casa de Holmes, se ubica el museo dedicado al célebre personaje. Inaugurado en 1990, se trata de una casa de tres plantas decorada con un estilo decimonónico, plagada  muebles y objetos de diversa índole. Las dos primeras plantas recrean, con todo lujo de detalles, la casa que Conan Doyle describía en sus novelas. En la última planta se exponen distintas figuras de cera de los personajes secundarios más importantes que metieron a Holmes y a Watson en complicadas aventuras. 

Sherlock Holmes Pub

Vesnaandjic / ISTOCK

Después de tantos pasos en busca de la sombra de Holmes, no hay nada mejor que parar y darse un homenaje. El número 10 de Northumberland Street, pegado a Charing Cross, se convierte en el lugar ideal. Aquí se encuentra el Sherlock Holmes Pub, un pub al más puro estilo inglés que  sirve comida tradicional británica, regada con una amplia carta de cervezas. Su interior es una fidedigna recreación del estudio y el salón del personaje de Conan Doyle. Además, se expone una amplia colección de objetos y fotografías que recogen la histórica producción literaria sobre Sherlock Holmes. 

La casa de Arthur Conan Doyle

Este recorrido no estaría del todo completo sin visitar el lugar donde realmente nació el detective más famoso del mundo. En el número 2 de Upper Wimpole Street, una placa azul homenajea al creativo escritor escocés. Fue en este lugar, precisamente, donde sir Arthur Conan Doyle vivió su época londinense. En esta casa, posiblemente, fuera recopilando los rincones de Londres que más le impresionaron durante sus paseos y que, después, describiría en sus obras, recubriéndolos bajo la cortina del misterio.