Chiringuitos en Málaga. En busca del mejor espeto

Hablar de los espetos y los meses sin R es hablar de Málaga. El sol eligió esta costa para quedarse a vivir. Sabía bien lo que hacía. 

Yolanda Guirado
 | 
Foto: Aquí Te Quiero Ver

Saborear unas sardinas insertadas en una caña que se merecen el título de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad es uno de los grandes placeres del verano. En estos chiringuitos las disfrutarás. Y ya nunca podrás olvidarlas.

Aquí te quiero ver. Marbella

Los espetos se preparan en unas enormes barcas. Antaño, en las dunas de la playa. 40 años lleva en pie este chiringuito. Un negocio familiar. Un sueño que nació con unos cañizos cuando la costa del Sol despertaba.

Aquí Te Quiero Ver

Corrían los años 70. La especialidad de la casa; el pescaito frito, el tomate y la tortilla de patatas. La cerveza por aquellos entonces se enfriaba en la arena de la playa por la noche. Hoy, la carta de aquel merendero ha crecido. Las raíces permanecen en los dos locales. El producto llega a diario de la lonja. Pez limón, lenguado o mero son algunos de los pescados de temporada. Hay que probar la fritura malagueña y las chirlas al vino blanco. Siempre.

Redacción Viajar

Playa de Real Zaragoza. Calle Atenea S/N. Marbella, Málaga.

Urbanización Costabella. Calle Berlín, 20. Marbella, Málaga.

El Tintero. Málaga

No busques la carta en El Tintero. Tampoco le digas al camarero que te vaya tomando nota. No sabrás lo que quieras, hasta que empiece la subasta. En este rincón de Málaga, los platos se subastan según van saliendo de la cocina. Original donde los haya, este chiringuito se ha ganado una más que merecida fama.

Redacción Viajar

El bullicio de los comensales se mezcla con las voces del producto que ofrecen en sus bandejas. Cigalas. Gambas. Carabineros. Almejas. Pescaito frito. Habrá que estar muy atento para levantar la mano en el momento oportuno y hacerse con una bandeja. 

Redacción Viajar

Avda Salvador Allende, 97. Málaga. 

Chiringuito El Caleño. Málaga

Redacción Viajar

El martes es el día grande en El Caleño. Preparan gazpachuelo. Probamos la receta tradicional en este chiringuito que ha vuelto para defender la cocina de la tierra. Su producto es fetén, como el marisco y el pescado fresco que preparan a la sal. Poco qué decir de los espetos. Lo mejor es probarlos. Si nos apetece un arroz, estamos en el sitio adecuado. El de bogavante es un espectáculo. Los postres caseros, otro guiño a la gastronomía de siempre. Una recomendación: conviene reservar.

Paseo Marítimo de Pedregalejo, 49. Málaga.

Chiringuito Mauri. Nerja

En el pueblo más famoso de Andalucía, este chiringuito es parada obligatoria. Solo para los que disfruten comiendo. Aquí no hay sitio para el postureo. Tampoco para dejarse ver. A este merendero venimos a saborear los productos de la zona. Y no podemos evitarlo.

Redacción Viajar

Rompemos las normas. Nos levantamos de la mesa para hacer la foto de rigor cuando vemos cómo preparan nuestro arroz con marisco. Las brasas siguen encendidas cuando nos marchamos. (No sin probar los espetos con el Mediterráneo en frente). 

Playa El Playazo. Nerja. Málaga

Los Leones. Torremolinos

¿Qué es la Costa del Sol sin Torremolinos? ¿Y qué es su gastronomía sin Los Leones? Tienen el premio al mejor espetero de la Costa del Sol. Ahí es nada. Miguel León sigue a lo suyo: preparando espetos.

Redacción Viajar

No solo las sardinas, el resto de pescados son una provocación en toda regla. Gastro pleasures. Sabores para chuparse los dedos. Literal. Desde 1962 llevan preparando guisos, pescados y el tan conocido pescaito frito de la zona. No admiten reservas. Si llegas tarde, una cerveza bien fría y ya verás como la espera merece la pena. 

Paseo Marítimo de La Carihuela S/N. Torremolinos. Málaga.

Andrés Maricuchi. Málaga

Barrio de pescadores. De redes y de barquitas. Barrio donde disfrutar de un producto fresco. Estamos en Pedregalejo. Desde los años 40, aquí se levanta Andrés Maricuchi. Todos los días, llega el pescado a primera hora.

Redacción Viajar

Con esta presentación ya está claro. El pescaito frito, una de las estrellas de la carta. Como las paellas. El marisco tampoco se queda atrás. Zamburiñas al pil pil, navajas, coquinas, almejas o carabineros. La plancha es otra de sus especialidades. Un espacio siempre hasta la bandera que ha sabido mantener su esencia.

Redacción Viajar

Y qué decir de las sardinas… que en los meses sin R son las reinas del chiringuito.

Paseo Marítimo el Pedregal, 14. Málaga.