Los 5 templos del vinilo en Madrid

La fiebre del vinilo se adueña de las calles de la capital.

VIAJAR
 | 
Foto: Rawpixel / ISTOCK

Escuchar música en vinilo siempre es especial. Si bien es cierto que el formato digital almacena  miles de archivos musicales de todas las épocas y estilos y hace que sean accesibles de manera inmediata y gratuita, la fiebre del vinilo se sigue extendiendo cada día más.

La viralidad del acetato se vio desplazada a un segundo plano con la intrusión del CD y los formatos .mp3 y sucesores, aunque volvió a resurgir con fuerza a partir del 2006, entre los últimos coletazos del fetichismo y del nostálgico romanticismo que aún sonaba en melodías lejanas de 7” y 12”. 

La música en vinilo es toda una experiencia sonora. Hay quien siente verdadera pasión por ese sonido con ecos del pasado, hasta por sus pequeños defectos sonoros: las débiles interferencias, el ‘surfeo’ de la superficie irregular, los chasquidos de la aguja sobre la hendidura desgastada… Tantos matices que hacen que la conexión entre el inanimado disco y el oyente se torne cálida y cercana. El vinilo no fue pensado únicamente para la intimidad de una habitación. Hoy por hoy, los mejores DJ’s y selectores buscan rarezas entre las colecciones paternas y cajones olvidados para ampliar su colección. Muchos de ellos se vanaglorian aportando el extra de “Strictly vinyl” a sus sesiones, montando fiestas inolvidables donde el acetato se desgasta paralelamente a la suela de los asistentes. 

eclipse_images / ISTOCK

Sea cual sea el motivo, la fiebre del vinilo está más candente que nunca. Si tú también has notado la infección, estas son las 5 tiendas de vinilos de Madrid donde empezar tu tratamiento.

Liquidator Music (C/ Dos Hermanas, 22)

Los domingos en Lavapiés suenan a reggae. Esto es gracias a las sesiones matinales que se montan en la cabina de la parte superior de la tienda de Toni Face, el capitán de Liquidator. Desde 1997, más de un centenar de discos con firma jamaicana han salido de esta discográfica que, haciendo las delicias de muchos, se materializó físicamente en una tienda céntrica en Madrid hace un par de años. Una selección de reggae, ska, rocksteady y otras perlas del Caribe se distribuyen impecablemente ordenadas en este templo de los ‘oldies’. Tras sus puertas, la elegancia manda.

Bajoelvolcán (C/ Ave María ,42)

A sólo unas calles de allí, resurge del centro de la Tierra un local magnético. En Bajoelvolcán, las obras maestras se distribuyen en el espacio: las estanterías superiores están forradas de libros, mientras que la parte inferior se recubre de vinilos. Así, acompañándose unos a otros, literatura y música se agrupan por temáticas. Soul, funk, gazz, rock'n'roll, beat, garage, psicodelia, folk, progresivo, heavy, punk, indie etc... Se suma a su librería especializada en música, cine y narrativa actual. Pero el recorrido del aventurero melómano no estaría completo si no siguiera las instrucciones que sugiere la tienda, ya que adentrándose en su gruta-sótano, el explorador se maravillará ante una oscura sala repleta de discos de segunda mano, esperando a ser redescubiertos.

Escridiscos (C/ Navas de Tolosa, 4)

Desde 1977, es uno de los templos musicales de Madrid. Casi como otro monumento más en el corazón de la urbe, Escridiscos ha surtido durante generaciones a la juventud madrileña sedienta de novedades musicales. Escridiscos tenía los últimos vinilos de cualquier género recién llegados de EEUU o Reino Unido, todavía calientes. Ahora, entre sus esquinas, guarda auténticas reliquias de pop, rock, R&B, blues, heavy… La historia de la música del tardío siglo XX se apila en sus cajones.

Mitshu / GETTY

Discos Killer’s (C/ Montera, 28)

Este reducto atípico de vinilos también se niega a desaparecer. Discos Killer’s es otro de los antiguos pesos pesados de la música en la capital, con sus tres plantas atiborradas de el más variopinto merchandasing de cientos de artistas. Y, por supuesto, discos de vinilos de tan diversa índole como se es capaz de imaginar, desde rock internacional hasta copla, pasando por la música clásica y el fuzz. 

La Negra (C/ Eugenio Salazar, 9)

El barrio de Prosperidad esconde otro oasis para los amantes del vinilo. Su colección de discos nuevos, se ve complementada con una sección de segunda mano a un precio más que razonable, además de fanzines y libros para ampliar conocimientos sobre géneros musicales y subculturas urbanas. 

// Outbrain