5 curiosos medios de transporte para viajar

Desde el rickshaw de Asia hasta el cocotaxi de Cuba, conoce algunos de los vehículos más extraños para viajar por el mundo ¿A qué esperas?

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Instants/iStock

Existen destinos donde los medios de transportes tradicionales como los coches, barcos, trenes, aviones o incluso bicicletas han sido reemplazados y combinados con otros no tan conocidos. Y es que por muy extraños e impactantes que puedan resultar a primera vista, lo cierto es que estos peculiares vehículos funcionan a la perfección en otras culturas. Si te gusta la aventura y la emoción, y por qué no, también un poco el riesgo, debes saber que estos transportes te permitirán conocer de primera mano la cultura de la zona y desplazarte a la vez durante las vacaciones.

Rickshaw
El risckshaw, con capacidad para una o dos personas, es un medio de transporte asiático de dos ruedas y propulsión humana. Su uso se ha extendido mucho en los últimos años, ya que permite a los turistas conocer de cerca la ciudad y sortear el caótico tráfico de países como China, Tailandia, Japón o India, entre otros.

neelsky

Tuk–Tuk
De aspecto muy similar al  risckshaw, es una versión motorizada del mismo. Denominado moto-taxi en Asia y en algunos países de Latinoamérica, se trata de un triciclo (comúnmente con las ruedas desgastadas) que se usa tanto para el reparto de mercancías como para el traslado de personas.

Cocotaxi

Si tiene la oportunidad de viajar a La Habana, centro económico, cultural y turístico de Cuba, no puedes desaprovechar la oportunidad de montar en uno de sus más famosos y turísticos transportes: el cocotaxi. Posee una capota redondeada generalmente de color amarillo que imita la cáscara de ese fruto tropical.

Nikada/iStock

Tranvía colgante

Es imposible no detenerse al menos unos segundos observando esta maravilla de la ingeniería moderna. El Schwebebahn de Wuppertal, ubicado en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, es el único ferrocarril urbano colgado del continente europeo. La peculiaridad de este tren radica en que no circula sobre la tierra sino por encina del río y de las casas.

Amfibus

En los Países Bajos llama la atención un particular vehículo que es capaz de circular por carretera, pero también de navegar por el agua. Tiene una capacidad para 50 pasajeros y puede ir a una velocidad de 100 km/h por tierra y a 14km/h por los pantanos y lagos.