¿Tinto con carne y blanco con pescado? Rompemos los tópicos

Que el vino blanco se toma con el pescado y el tinto con la carne es una frase que probablemente hayamos escuchado mil veces pero, ¿tiene que ser así siempre necesariamente?

Lucía Martín García
 | 
Foto: LuisPortugal / ISTOCK

Romper con lo típico y estandarizado, saltarnos las "normas" y experimentar con nuevos sabores es lo que nos permite descubrir que los maridajes van mucho más allá de lo que nosotros mismos pensamos. El vino blanco no tiene por qué tomarse solo con pescado y por supuesto el vino tinto ya no es solo el mejor amigo de la carne. Los expertos de las Bodegas Vega Real lo tienen muy claro. 

Bodegas Vega Real

Vega Real, que se asienta en Castrillo del Duero, es una bodega que se define como boutique, pequeña pero con un alto componente artesanal en todos los productos que fabrican. Tal y como el vinicultor "para garantizar cada año la selección de las mejores uvas en función de la personalidad de cada vino, aunamos la gestión del viñedo propio con la integración y gestión total de los 3 viñedos viticultores de la zona que trabajan en exclusiva para Vega Real". 

Como mencionábamos, en esta bodega apuestan por los maridajes diferentes y menos predecibles, y así nos lo han demostrado uniendo sus diferentes vinos con una gastronomía de mar y montaña. 

ABEL VALDENEBRO

El restaurante El Alférezque se encuentra en Cádiz, ha apostado por el mejor de sus atunes y nos lo han mostrado en cuatro diferentes platos, permitiéndonos conocer más este pescado, sus partes comestibles y como cocinar cada una de ellas para sacarles el mayor partido. Por supuesto, eligieron el mejor vino para cada uno de los alimentos. 

El primer plato seleccionado por el chef fue semi mojama de atún al humo de roble y atún en escabeche de boletus y el 100% Verdejo de Vega Real fue el vino elegido como acompañante. Un vino blanco delicado, con aroma a frutas frescas, ligero pero con cierto amargor al final. En segundo lugar, tartar, sashimi de ventresca de descargado y tataki, todo ello con el Roble. Un vino joven con barrica, intenso y con un toque ligero al roble, vainilla y cacao. 

ABEL VALDENEBRO

Tarantelo, parpatana y ventresca fue el elegido tercer plato y el chef decidió maridarlo con El Empecinado, el crianza de Vega Real. Probablemente uno de los vinos más famosos de esta bodega debido a que adopta el nombre de uno de los personajes más emblemáticos de esta zona. Se caracteriza por su intensidad, su color rojo picota y sus ligeros tonos lácticos. Por último probamos un atún salteado con boletus y gamba y alcachofas sobre cuscus. Todo esto maridado con Vaccayos de 2015. Un vino potente donde destaca el tostado de madera y los tonos balsámicos y lácticos. 

ABEL VALDENEBRO

Una vez degustada la gastronomía de mar con los vinos de Vega Real y comprobar que tanto el blanco como el tinto maridan perfectamente con el atún, pasamos a la montaña, concretamente al restaurante Rancho de la Aldegüela, a 11 kilómetros de Segovia. En esta ocasión probamos sus judiones de la granja con su compango y el lechazo, todo ello acompañado del Vaccayos de 2015. Para finalizar nos deleitaron con su tradicional Ponche Segoviano. 

ABEL VALDENEBRO