¡Nos comemos Plasencia! Un paseo por sus mejores restaurantes

La exposición Transitus de las Edades del Hombre 2022 hace referencia a los viajes, al Nuevo Mundo y a la Edad Moderna y es la primera vez que sale de Castilla y León para instalarse en Plasencia. Una excusa perfecta para viajar a la ciudad cacereña, ver la muestra y descubrir su rica gastronomía.

Tayo Acuña
 | 
Foto: WHPics / ISTOCK

La cocina extremeña tiene dos grandes figuras: el cerdo ibérico y la vaca retinta, pero hay mucho más: una excelente cabaña de oveja merina, caza mayor y menor, fértiles huertas en las vegas de los ríos, quesos, vinos, setas… una gran despensa natural a la que se incorporaron rápidamente los ingredientes que llegaron del Nuevo Mundo: maíz, patatas, tomates, tabaco, cacao… A pocos kilómetros al norte de Plasencia, en el pequeño pueblo de Zarza de Granadilla, hay un restaurante que bien merece un alto en el camino.

Yema de huevo curada en soja del restaurante Versátil
Yema de huevo curada en soja del restaurante Versátil | Tayo Acuña

Versátil lo tiene todo: buena cocina y buen servicio. Una apuesta muy valiente de tres hermanos jóvenes, uno en cocina y dos en sala, con una filosofía de cocina muy clara. Un restaurante con dos espacios: el Salón, con dos menús gastronómicos (Versátil, con 11 platos, y Experiencia, con siete), y la Bodega, con carta. Una cocina basada en el producto, en el respeto por la tradición y con muchos guiños modernos. Es un menú equilibrado donde cada plato está diseñado para potenciar el recuerdo del anterior y no enmascarar al siguiente, procurando no repetir los ingredientes y siempre apostando por productos locales. Los menús empiezan con los aperitivos fríos o calientes según la estación del año, siguen con las entradas, pescado, carnes, prepostre y postre. Delicioso su steak tartar de retinta, las chuletas de ibérico de montanera (alimentados con bellota) y maduraciones muy largas... y para terminar nunca debe faltar su torrija caramelizada. Tienen una buena bodega donde apuestan por los vinos de la tierra. 

Paletilla de cabrito acompañada de patata y cebolla asada
Paletilla de cabrito acompañada de patata y cebolla asada | Tayo Acuña

Casa Tomás es un clásico en la ciudad de Plasencia, con una excelente cocina tradicional y un buen servicio de sala. Apuesta por el producto de calidad, su carta es un homenaje a la temporada y a los productos de esta tierra, como el ibérico y el cabrito. Con las lluvias de otoño llegan las primeras setas: Boletus edulis, Amanita caesarea, níscalos... son las reinas de la cocina, que dejan paso a la alcachofa, otro de los platos emblemáticos de la casa y más tarde al gazpacho de cerezas. Hay que estar atento a las recomendaciones del día, que suelen estar en los pescados, la gran debilidad y especialidad de Tomás, como el cogote de merluza, rodaballo salvaje... En época de caza todos los miércoles en el menú del día hay un arroz con liebre y en temporada taurina, el menú es con rabo de toro. Tiene una apreciada carta de vinos con buena relación calidad/precio. Para las cenas y con buen tiempo les recomiendo reservar una mesa en la terraza con vistas al acueducto romano, todo un regalo de Plasencia. 

Milhojas de solomillo decorada con una reducción de la salsa de la carne
Milhojas de solomillo decorada con una reducción de la salsa de la carne del Restaurante Succo | Tayo Acuña

La cocina de Succo está basada en el recetario tradicional, al que sabiamente David ha sabido dar una pequeña vuelta de tuerca con cuidadas elaboraciones y bonitas presentaciones, conservando todo su sabor sin enmascarar ni disfrazar el producto e intentando siempre que sea de procedencia local o de cercanía. Carnes extremeñas pero con atrevidas presentaciones, como su milhojas de solomillo de ternera extremeña, la hamburguesa de ternera o la presa ibérica con patatas revolconas. Con el tema pescados es muy respetuoso con las temporadas, con elaboraciones sencillas, marcados en plancha y terminados en el horno, y diferentes compañeros de viaje: corvina con pasta fresca y esencias de frutos de mar, rodaballo con papas arrugás, calamares de potera, patas de pulpo con salsa romesco... pescados que van variando a lo largo del año. Buen servicio y una carta de vinos interesante y muchos con la posibilidad de tomarlos por copas, incluso los cavas extremeños de Almendralejo.

El interior del restaurante Tentempié te animará a probar algunas delicias como sus torrijas con sardinas ahumadas
El interior del restaurante Tentempié te animará a probar algunas delicias como sus torrijas con sardinas ahumadas | Tayo Acuña

Tentempié es un local con una decoración moderna que abre a las ocho de la mañana para un desayuno ilustrado o una simple taza de café, sigue con los aperitivos y el chateo de vinos con tapitas, las comidas informales, el quita-hambre del tardeo, las cenas y las copas hasta las dos de la mañana; es un multilocal que toca todos los palos, un gastrobar para todos los públicos donde conviven en perfecta armonía una cocina tradicional, de mercado y de la tierra, con una cocina en miniatura que el chef llama su “cocina del mundo” y donde disfrutar con los curries tailandeses, tatakis, pollo indio a la mantequilla, cochinita pibil... recuerdos de sus viajes y largas estancias por oriente; son recetas donde el ingrediente principal es de cercanía y los aromas vienen de lejos. En su carta de vinos destacan los de la tierra y las cervezas de barril. 

Patitas de pulpo con patatas meneadas, uno de los platos estrella del restaurante Amalu
Patitas de pulpo con patatas meneadas, uno de los platos estrella del restaurante Amalu | Tayo Acuña

Jonathan es un cocinero astuto y buen conocedor del material que entra en sus fogones, sabe cómo dar la vuelta a las recetas de toda la vida imprimiendo su toque personal, Amalu es Jonathan en esencia pura. Tiene una carta que cambia con las estaciones para aprovechar al máximo los productos de temporada, incluso con los pescados juega con las temporadas: bonito del norte, el atún rojo de almadraba... Pescados que suele hacer a la parrilla, plancha, en caldo corto… y para acompañar, un marisquito, unas verduras o una salsa ligera. En Extremadura hay muchos productos de temporada, en otoño llegan las setas, trufas y castañas y con ellas prepara unas jornadas especiales con un menú degustación donde todos los platos llevan ese ingrediente con postre incluido. Dan preferencia a los vinos de la tierra e incorporan a su carta los nuevos vinos de la zona: blancos, rosados, cavas, con diferentes fermentaciones en barricas. 

La lasaña de boletus con queso de cabra del Casar
La lasaña de boletus con queso de cabra del Casar | Tayo Acuña

Cambiando de registro dejamos atrás Plasencia y llegamos a Pedroso de Acim y a El Palancar, un lugar alejado del mundanal ruido, con unas vistas espectaculares y un restaurante con una cocina basada en el producto fresco y en la brasa. Carnes de cerdo ibérico, vacuno, cabrito y cordero son sus especialidades. Lo normal es empezar con un picoteo y pasar a los asados. No se olvide de los postres, no le defraudarán. En verano, todos los fines de semana en las noches del viernes, sábado y domingo tienen un menú degustación llamado Noche de Estrellas, que se degusta en la terraza exterior y después de la cena se apagan las luces del restaurante para ver las lluvias de estrellas, un espectáculo único.