Las 7 terrazas de moda en Madrid

Las calles de Madrid se llenan de vida tras la inauguración de la temporada de terrazas. 

VIAJAR
 | 
Foto: jacoblund / ISTOCK

Con la llegada del buen tiempo, cientos de bares y restaurantes de Madrid abren sus terrazas para el deleite de los transeúntes. Desde la hora del aperitivo hasta la cena, la hostelería madrileña saca a la calle su carta y servicio. La sedosa temperatura de los meses de primavera convierten a la capital en un paraíso urbano para disfrutar de las horas de luz en buena compañía. 

Con cada vez más adeptos, el terraceo’ se está convirtiendo en todo un deporte nacional. Si quieres unirte una de las formas de ocio preferidas por los urbanitas, no te pierdas 7 terrazas madrileñas de las que todo el mundo habla esta temporada:

1. Sasha Boom (Raimundo Fernández Villaverde, 26). La cocina exótica se sirve en su terraza de Ponzano, a escasos metros del corazón gastronómico de la capital. La filosofía de de este local sigue la estela de la cocina fusión, con una carta compuesta por una veintena de platos que son una auténtica explosión de sabores, texturas e ingredientes exóticos, maridados con una interesantísima coctelería creativa. Una propuesta tentadora para degustar su estilo “Asian Craft Food”, con influencias de Asia, Oriente Medio y Perú en un entorno agradable y tranquilo al aire libre. 

Sasha Boom

2. Studio 32 Bar (Agustín de Foxá, 32). La terraza del Studio 32 Bar del hotel Barceló Imagine tiene todas las probabilidades de convertirse en la nueva playa de Madrid. Situado entre Plaza de Castilla y las Torres Kío, ofrece una vía de escape al calor del asfalto con su espectacular terraza con piscina exterior. El hotel es un auténtico homenaje a la música, cada una de sus estancias está dedicada a un género: desde el pop al flamenco, pasando por el rock y lanzando un guiño a la `movida madrileña’. El Sky Lounge, ubicado en la azotea, es un rincón privilegiado donde se puede combinar su extensa carta de cócteles con DJ’s y música en directo.

3. Terraza de Sabatini (Cuesta de San Vicente, 16). Siguiendo por los tejados de Madrid, es cita obligada la terraza-solarium de los Jardines de Sabatini. Su inmejorable ubicación ofrece una increíble vista a los monumentos históricos de la capital. Entre cócteles y raciones se puede divisar el Palacio Real o el Templo de Debod a vista de pájaro.

4. Vincci The Mint 4* (Gran Vía, 10). La arteria principal de la urbe, esconde una terraza donde desconectar del tráfico y el ajetreo. Con una decoración naïf de múltiples tonos pastel, un ‘foodtruck’ sirve bebidas y originales platos al más puro estilo ‘streetfoood’. Muy recomendable pasarse los jueves por sus Vincci Fresh Sessions, con un DJ diferente cada semana.

Vincci The Mint

5. La Terraza Magnética en La Casa Encendida (Ronda de Valencia, 2). Quizás sea uno de los lugares con más magia de Madrid. Situada en el punto neurálgico de la cultura y la vanguardia de la capital, esta terraza tiene una luz especial, a la que acompaña una decoración que fomenta la luminosidad con tonos vibrantes, azules y amarillos. Como no podría ser de otro modo, su programación de eventos culturales es ecléctica e interesantísima, desde ciclos de cine hasta los Soundays. Además, los precios de las consumiciones son más que razonables.

6. The Hat (Calle Imperial, 9). Continuamos de Madrid al a cielo. El hotel The Hat está estratégicamente situado en una de las zonas más castizas y con más variedad de ocio de Madrid, en el barrio de La Latina. Su carta incluye cócteles con zumos naturales, tostas, pizza y picoteo económico. Un ambiente fresco y divertido, muy lejos de la pompa y circunstancia. 

7. Casa de Granada (Doctor Cortezo, 17). Hasta que no se sube el último peldaño de las escaleras, nadie podría adivinar las fantásticas vistas que allí se esconden. Muy cerca de Tirso de Molina, es una fantástica opción para reponer fuerzas tras un domingo en el Rastro. Tomarse una caña con tapa viendo atardecer tampoco tiene precio. Comida casera y raciones andaluzas en una de las tascas más míticas del centro.